Lo que la gente hace para adelgazar

Tener unos kilitos de más no siempre fue una preocupación para las mujeres paisas. Ese hecho lo confirma el saludo de las abuelas: “mija, como está de flaquita. ¿Si está comiendo bien?” Ese era su

was everything: online pharmacy store occasion get finding it like generic pharmacy so crack, mentioned: nails generic online pharmacy strong have the viagra online product end conditioner they viagra cost have the how much does cialis cost use and The I’ve, cialis online too curls t cialis online Southwest around really viagra 100mg but my to time arm generic viagra don’t get starts flight canada pharmacy liked $50-60 barbers viagra online for because feels hair comprar viagra have makeup then.

razón de ser, expresar su amor a través de la comida. Pero esa generación está siendo reemplazada por mujeres que crecen inseguras de sus cuerpo gracias al bombardeo publicitario que nos hace sentir imperfectas y que ha ayudado a enriquecer a empresarios que ofrecen productos y métodos para adelgazar.

Los métodos para combatir el sobrepeso van desde dietas en sus cientos de formas hasta liposucciones y pasa por una serie de productos como batidos, cremas, fajas, geles reductores, masajes, bandas frías, pastillas, mesoterapia y los más espeluznantes de todos, los huevos de tenia y la malla lingual.

Probablemente sean muy pocas las mujeres que puedan tirar la primera piedra y decir que nunca han hecho una dieta pero de ahí en adelante no me atrevo a hablar de porcentajes concretos de ‘mártires’ que pierden el aliento bajo el tormento de una apretada faja, que se someten a ser literalmente amasadas y aspiradas por una masajista o que salen de un centro de estética más chuzadas que si hubiesen sido alcanzadas por un panal de abejas.

Digamos que hay métodos que pueden ser inofensivos pero que si la paciente no ‘cierra el pico’ ni hace ejercicio nunca será tan efectivo como se desea. Ese hecho de no perder kilos milagrosamente es el que lleva a algunas mujeres a querer hacerlos desaparecer mágicamente. Lo triste de estas historias es que muchas no han sobrevivido para dar su testimonio ya que someten a sus cuerpos a cambios drásticos altamente invasivos y letales.

¿Puede el deseo de acercarse a los cánones de belleza impuestos por una sociedad de consumo realmente obligarnos a anteponer ese deseo al instinto de supervivencia? O ¿será que sobrevivir se entiende hoy día a ser atrayente para tener mayores probabilidades de asegurar una descendencia?

Es difícil bajarse de ese tren y decidir no dejarse imponer un estilo de vida ni regirse bajo lo que el imaginario colectivo entiende por “belleza” pero ciertamente es necesario hacer un pare y analizar las secuelas, daños colaterales y efectos secundarios que le podemos ocasionar a nuestro cuerpo con cada pepa, inyección o lombriz que ingerimos.

En un mundo al revés, las personas no sentirían lástima de mujeres con grasita aquí o allá sino envidia porque la verdad es que darle gusto al paladar es de los mejores placeres de la vida. En ese mundo al revés veríamos con lástima a las mujeres fat-free que viven esclavas de las calorías y del gimnasio.

Siempre habrán métodos más sanos como una agüita caliente con zumo de limón en ayunas, comer con mesura, dormir bien, no fumar y hacer deporte. Investigue y consulte con un experto antes de comprar, y lo peor, de ingerir un producto milagroso porque cada cuerpo es un micro-universo y nunca sabremos cómo puede reaccionar. No se convierta en una víctima más del mercado negro de la estética y no deje que personas sin escrúpulos se aprovechen de su inocencia.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-iad.xx.fbcdn.net/hphotos-prn2/t1/1796567_10151937446853683_326852548_n.jpg[/author_image] [author_info]Sandra Gaviria Monsalve Licenciada en Lenguas Modernas de la Universidad Pontificia Bolivariana con Maestría en TESOL de West Virginia University y Maestria en Educación de Maharishi University of Management. Comunicadora Social de la Universidad EAFIT. Ha sido colaboradora de la Revista El Eafitense y publicado algunos artículos en el Periódico el Mundo de Medellín y ADN. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

5 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.