Opinión

Libro: Relatos de un intelectual malogrado por Frank David Bedoya

Editamos libros sobre los temas más interesantes, con gran variedad de temas y con el mismo enfoque que tienen nuestras columnas. Aquí compartimos el trabajo de nuestros columnistas para que todos puedan disfrutar de un libro que puede ser leído en cualquier dispositivo.

En esta ocasión tenemos el gusto de presentar el nuevo libro de Frank David, esperamos sea de todo su gusto.

 

Sin título-2

Relatos de un intelectual malogrado (2014)

 Frank David Bedoya Muñoz

“Escribo por una insatisfacción con el mundo que me ha tocado vivir. Sin embargo no escribo con despecho sino con una profunda pasión por la vida. Cada escritura “lograda” significa para mí una superación. Una superación no porque necesariamente sea un tipo de elevación, sino porque es la tramitación de unos asuntos vitales que solo encuentran salida en la escritura.”

Puedes descargarlo gratis en:

PDF (Tablets, Pc y Mac)

 

 

Esto fue escrito por

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

2 Comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Comentario ulterior al libro Relatos de un intelectual malogrado.

    Relatos de un intelectual malogrado no son un conjunto de textos melancólicos, todo lo contrario, son unos relatos cómicos y trágicos, más risibles que funestos, que tratan de nombrar los periplos de muchos intelectuales que mal viven o sobre viven en una sociedad enemiga del pensamiento.

    No he logrado convencer a mis amigos del hecho que estos relatos tienen un 70% de ficción y un 30% de elementos autobiográficos, ellos insisten que más bien tienen un 99% de autobiografía y nada de ficción. Con este comentario ulterior no pretendo convencerlos, tan solo enunciar mi satisfacción porque con esto he probado que sí aprendí un tantico el difícil camino de la ficción. Todavía una amiga muy cercana me insiste que vaya a pagarle un dinero a una mujer que aparece en uno de los relatos prestándole sus ahorros a un historiador descarriado en la Costa. No he logrado convencer a mi amiga que esa mujer no existe.

    Relatos de un intelectual malogrado son los textos de un hombre que aprendió a reírse de sí mismo, que aprendió una lección del Zaratustra de Nietzsche:

    “Vosotros hombres superiores, esto es lo peor de vosotros: ninguno habéis aprendido a bailar como hay que bailar – ¡a bailar por encima de vosotros mismos! ¡Qué importa que os hayáis malogrado!
    ¡Cuántas cosas son posibles aún! ¡Aprended, pues, a reíros de vosotros sin preocuparos de vosotros! Levantad vuestros corazones, vosotros buenos bailarines, ¡arriba!, ¡más arriba! ¡Y no me olvidéis tampoco el buen reír!”

    Frank David Bedoya Muñoz
    Medellín, septiembre de 2014.