Las dos caras de gobierno

     

“Un gobierno que desde su presidente se intenta mostrar amable pero que sus funcionarios tienen una actitud perseguidora”

Solo llevamos dos semanas de gobierno de Iván Duque y ya van una serie de incoherencias entre lo que dijo en campaña, lo que aún dice en los medios y lo que dicen sus colaboradores.

Todo comenzó desde el mismo 7 de agosto, donde en la posesión en la plaza de Bolívar el presidente del Senado Ernesto Macías dio un discurso que más que discurso parecía un reclamo al gobierno saliente, pero lo malo no es haberlo hecho, si no haber dado cifras salidas de la realidad.  Como decir que reaparecieron los secuestros ya que según el ministerio de defensa en 2010  hubo 192 casos mientras que en 2017 fueron 110, es decir que se redujeron durante los 8 años de gobierno de Juan Manual Santos, también manifestó que habían regresado los asesinatos a uniformados de la fuerza pública, lo cual también es falso ya que en 2010 hubo 488 asesinatos pero en 2017 solo 83, a esto se le puede adicionar también que ninguno fue cometido por las extintas FARC, es decir que en el conflicto con este grupo armado en el último año de gobierno de Santos no hubo ningún soldado o policía asesinado por las FARC. Lo que supone entonces que es una reducción bastante considerable del conflicto y la violencia en Colombia.

Pero regresando al tema principal que es mostrar las diferencias de actuar y pensar de Duque y sus allegados es que precisamente Duque hablaba de un país que debe mirar hacia adelante y sin espejo retrovisor, el hace un llamado a la reconciliación mientras que por debajo quienes lo apoyaron lanzan campañas bastante cargadas de odio hacia quienes tienen posturas alternativas. Quizás esto se deba a que Iván Duque es la cara amable del gobierno que busca seducir a nuevos militantes a su partido especialmente de la población joven, pero quienes son sus colaboradores aún tienen esa idea revanchista que afianza las creencias y posturas de los ya considerados Uribistas.

Otro ejemplo claro de ello es la directora de la UNP de la cual se conoce abiertamente el rechazo y odio por las ideologías de izquierda, lo cual ha dejado muy preocupados a los militantes de estos partidos que incluso se han visto tentados a rechazar su esquema de seguridad.

Luego del discurso de Macías también se conoció un video filtrado por una periodista de Noticias Uno donde incluso tocaron el tema de la Consulta Anti Corrupción en el cual el mismo Álvaro Uribe Vélez dijo textualmente: “Menos mal no se tocó el tema ese de la consulta”. Días después hace público su No apoyo a dicha consulta ya que supuestamente Iván Duque presentaría unas reformas anti corrupción en el congreso, cuando durante campaña había manifestado su apoyo a la consulta y adicional toda su bancada se había comprometido a apoyarla, incluso el mismo Ernesto Macías dijo esta semana en la W Radio que no estaba de acuerdo con bajarle el salario a los congresistas porque ellos gastaban mucho, lo cual generó indignación en muchos sectores.

Otro episodio donde se ven las diferencias entre la cara que intenta mostrar Duque y la realidad de quienes están gobernando con él fue la desafortunada afirmación que hizo el Viceministro del interior Juan Manual Daza donde lo llamó a través de Twitter “Asesino” y “Delincuente”, es totalmente un hecho desafortunado de quien se supone está en dicho cargo para proteger precisamente a todos los sectores, pero es eso a lo que hago alusión, donde se ve un gobierno que desde su presidente se intenta mostrar amable pero que sus funcionarios tienen una actitud perseguidora.

Una de las promesas de Iván Duque finalizando campaña era la de proteger los recursos naturales y que no se haría fracking, sin embargo en las últimas semana su ministra de minas y energía María Fernanda Suarez  ha manifestado que es una posibilidad para que el petróleo siga siendo el motor de la economía y que verán posible la implementación de esta práctica luego de unos estudios, es así como una vez más otra de las promesas del actual presidente no se está manteniendo e incluso no se ha manifestado ante lo esto.

Pero la cereza del pastel sin duda la dió el ministro de hacienda Alberto Carrasquilla donde ante medios de comunicación dijo que era necesario bajarle impuestos a grandes empresas y que estos fueran reemplazados por un aumento en las personas naturales, esto ha traído fuertes críticas incluso de sectores que estuvieron a favor de la candidatura de Iván Duque como el Periodista Luis Carlos Vélez quien lo critico fuertemente en Twitter, y no era para menos ya que durante toda su campaña presidencial uno de los slogan de era “Menos impuestos y más salarios” sin embargo esto no parece ser lo que está planeando el actual gobierno ya que la propuesta afectaría directamente a la clase media del país, ellos se basan en que esto haría que las empresas aumenten salarios y contratación lo cual es muy cuestionable ya que expertos afirman que no necesariamente implicaría esto y que no está comprobado, incluso señalan que los ciudadanos perderían capacidad adquisitiva desmotivando fuertemente la economía nacional.

Es así como nos queda la incertidumbre de cómo será el actual gobierno, si será la cara amable y renovadora de Iván Duque o la que representa la continuidad de prácticas de vieja data y persecutorias de anteriores gobierno ya que como dijo una de sus fieles seguidoras “El presidente es Duque, pero nuestro jefe sigue siendo Álvaro Uribe”

About the author

Jonathan Peláez

Nacido en la ciudad de Medellín, viví parte de mi adolescencia en Montelibano - Cordoba, de allí pase a vivir a Andes Antioquia y comencé mis estudios en Ingeniería Industrial en la UdeA, allí nace la motivación por los temas políticos los cual me llevó a ser candidato al concejo de este municipio, actualmente soy un activista político que participa en actividades y manifestaciones de carácter social, Recientemente participé como candidato a la JAL de la Comuna 16 (Belén) y ahora soy Estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad de Antioquía.
Manejo mi pagina de facebook personal donde doy mis opiniones sobre los temas de actualidad.