Cultura Selección del editor

Las bibliotecas tienen valor

“… siempre me he imaginado el paraíso como una especie de biblioteca”, Borges

Medellín es una ciudad resiliente que entendió que el fomento de todas las formas de lectura representaba un verdadero cambio en su desarrollo social.  Desde 1952, la ciudad, ya para entonces una prometedora tierra industrial, contaba con la Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina, una de las tres que en su momento gestionó la Unesco como un esfuerzo para crear bibliotecas en “países en desarrollo”; la Red de Bibliotecas Público-escolares, a mediados de los años ochenta; y los Parques Bibliotecas, equipamientos que con los años y las transformaciones propias se convirtió en lo que hoy conocemos como el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, SBPM.

El desarrollo bibliotecario de Medellín, hoy ejemplo en Iberoamérica, es una apuesta política por la complejidad administrativa, logística y operacional de 35 unidades de información y cultura, presentes en todas las comunas y corregimientos de la ciudad (excepto la Comuna 3), para sus miles de usuarios diarios y la transformación y conectividad de nuestros territorios.

Este año estamos realizando el Estudio de Valor Económico y Social del SBPM, una investigación que se gesta en la experiencia de las Bibliotecas de Navarra España y que encuentra su apoyo en el Programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas, Iberbibliotecas. Esta investigación permitirá estimar la contribución que las bibliotecas hacen a la ciudadanía en términos de progreso social e impulso económico, es decir, cuál es el aporte de las bibliotecas al bienestar de la ciudad. Encontrar estas cifras permitirá reconocer la utilidad e importancia de la existencia del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín y de continuar ofertando, cada vez más y mejores servicios bibliotecarios, culturales y tecnológicos a más ciudadanos.

Este 2020 nos ha generado nuevos retos, trabajar sobre diversos protocolos de cierre y reaperturas graduales; de planes de trabajo desde casa; generación de contenidos y programación por canales digitales. Adaptar procesos, equipos y formatos.

Los gestores de lectura han realizado cerca de 60.000 llamadas con lecturas telefónicas de la estrategia “Para la ciudad con amor”; y desde el primero de julio operamos por una ventanilla de préstamo y devolución de material, donde ya cientos de usuarios, con todos los protocolos y disposiciones de circulación, han vuelto a nuestras bibliotecas, y aunque por ahora no podamos, esperamos que pronto podamos volver a entrar.

En esta Medellín Ciudad Lectora cualquier ciudadano puede acceder a los universos literarios, a los desarrollos científicos, al conocimiento, a la historia, a las manifestaciones artísticas, con solo acercarse a una biblioteca, y en Medellín, siempre hay una en el camino.

 

Esto fue escrito por

Sebastián Trujillo Osorio

Comunicador social y periodista; especialista en gobierno, gerencia y gestión pública. Asesor en desarrollo de proyectos; gestión cultural; comunicación, marca y estrategia. Se desempeñó como Ejecutivo de Mentalidad y Cultura de iNNpulsa Colombia, y Líder de Comunicaciones de Gobierno Digital del Ministerio TIC.
Actualmente, Subsecretario de Bibliotecas, Lectura y Patrimonio de la Alcaldía de Medellín.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.