Cultura Educación Filosofía Opinión Recomendados

La última ventaja injusta

Hace un par de años he venido viendo la aceleración de los avances tecnológicos de toda la historia humana, soy de la generación que en tan solo 10 años vio el LP (un tipo de acetato gigante como un plato de vajilla, pasar a una pequeña y diminuta micro SD, he visto tanta innovación y creatividad a través de diferentes productos y sistemas de entretenimiento, como consolas de videojuegos, música y películas.

Recuerdo que cuando tenía unos 8 años soñaba con tener una de estas consolas, para ese tiempo la famosa “family” , lastimosamente mi madre nunca me la compro;  la verdad no se si no tenía el dinero para comprármela o no quería que yo tuviera una, ya que se decía que tenía la tendencia a crear conductas dependientes y agresivas debido a  los videojuegos a temprana a edad, y además si  a eso le sumamos mi comportamiento rebelde y acomplejado, hijo de una madre soltera, con poca atención y muchas ganas de tratar de llamar.  creo hoy, que fue una buena decisión.

Pero no estoy acá para hablarte de consolas ni videojuegos, cómo pudiste leer en el título de este capítulo, que he decidido llamar “la última ventaja” pues, así como te decía al inicio de este capítulo con la aceleración de los avances tecnológicos y de la humanidad, también he podido evidenciar la desaceleración de la moral y los principios que por miles de años han permitido a la sociedad vivir en este mundo. La subjetividad y la relatividad han tomado toda la atención.

Las sociedades por años han buscado cumplir con ese ciclo llamado y muy bien explicado por el psicólogo Maslow, el triángulo de las necesidades humanas, desde su fisiología hasta su autorrealización, sin embargo, en esa línea de continuum ascendente, la sociedad ha ido corriendo imperativamente hacia el dominio de otros seres humanos como vínculo de esa autorrealización.

En el principio era la fuerza de protección, quien tuviera mayor capacidad y recursos para proteger su cueva, algo de comida  y familia era quien tenía el dominio y estaba más cerca de esa punta de realización, sin embargo cuando el tiempo comenzó a mostrar cambios no solo en el ecosistema sino también en el modo de relacionarse con el entorno, se fueron dando otros parámetros que fueron designando fuerzas nuevas que daban esa autorrealización particular  que acompañaba al hombre primitivo, ya no solo se necesitaba de fuerza y comida, cuando se trataba de tribus y comunidades, se fueron integrando experiencias como el jefe de clan o alguna comunidad de consejeros llamados sabios, seguramente por su vejez y experiencia dentro del territorio; este elemento que da principio a un sistema de gobierno algo primitivo dio un nuevo criterio para la autorrealización, y si bien es cierto que no todos anhelan tener estas posiciones , si es verdad que eleva el estándar de vida y divide la sociedad sobre una diferenciación clara y marcada entre ellos y nosotros, que seguramente en estos tiempos meramente   como herramientas para mantener la supervivencia de la comunidad, algo que se ha desvanecido al parecer con el tiempo, pero bueno. Continuemos.

Siglos de trabajo en la tierra y explotación de nuevos talentos descubiertos en las sociedades da como inicio al nuevo desarrollo de la economía, esto nos lleva a tener que intercambiar bienes o servicios por otros que necesariamente se requerían para sobrevivir en tierra tan hostiles y agresivas como el Asia o África.

Se comenzaron a ver pequeños sectores de la población y particulares acumulando y amasando grandes porciones de tierras y productos, lo que le permitía un mayor margen de intercambio y trueque sin verse disminuido en beneficios, los primeros capitalistas de la historia.

Luego de haber pasado desde la fuerza bruta, el gobierno social; ahora el nuevo criterio de realización se ponía a la vista, el capital de recursos dio un gran salto hacia la nueva punta piramidal de necesidades humanas. La gran parte de los seres humanos se lanzó hacia el sistema de mercado y la acumulación de riquezas a través de recursos naturales, como lo eran las perlas, tierras y alimentos.

Esto duró cientos de siglos hasta que en un momento que lo diría yo, reflexión, aparece el dinero representativo, que da un mayor rango de seguridad , movilidad y oportunidad de maximizar ganancias, ya que el poseedor de tal riqueza , no necesitaba necesariamente de tener a mano su capital , sino que algún documento representativo lo demostraría; esto sí que abrió las más hambrientas ambiciones  desde los extremos de la tierra , cientos de naves y mercaderes intentaron aumentar sus utilidades, y la autorrealización de la sociedad fue en aumento, ya los años de preocupación por un poco de alimento y cuidar de la familia había quedado atrás , el mundo estaba desarrollándose a pasos agigantados.

En el último siglo de nuestra Era, el dinero y los grandes capitales siempre han ocupado una gran importancia, sin embargo, luego de la revolucionaria salida al mercado del internet, la información paso a elevarse hasta lo más alto de la pirámide de la autorrealización, la cual puso aun los mismos poderes de la sociedad bajo sujeción.

La información y la captación de datos es hoy en día la gran última ventaja injusta, ya que los poseedores de esta materia prima se han reducido a tan solo el 1% de la población del mundo sin posibilidades de competencia y con grandes protocolos de monopolio capitalista, casi imposibles de competir.

Ahora todo se ha subyugado al poder de la información, quien logre en esta última Era,  capturar la mayor cantidad de información y datos y producirla para crear mayor poder económico, influencia  y poder político, este será quien tendrá la última ventaja injusta y como lo dije anteriormente continuar con su inclinación al dominio de su prójimo como autorrealización perpetua


 

💥Apóyanos en 👉 fundación Mi llave , con la compra de un seguro , estarás sirviendo con tus recursos a las familias mas desprotegidas de Colombia

 

Esto fue escrito por

Alvaro Jorge Acosta Peña

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.