La reconstrucción del orden liberal internacional: el desafío político contemporáneo

Terminado el Annus Horribilis de 2016, los estudiosos de las Relaciones Internacionales, coinciden en afirmar que el Orden Internacional Liberal emanado después de finalizar la II Guerra Mundial, posee grandes problemas. Estas dificultades se hicieron más evidentes en la Conferencia de Seguridad celebrada de  Munich  (Munich Segurity Conference, 2017), evento en el cual las posiciones de la Canciller alemana Angela Merkel, Mike Pence, vicepresidente estadounidense y los ministros de relaciones Internacionales, Wanh Yi, su homólogo ruso Sergei Lavrov y Frans Timmermans, primer vicepresidente de la Comisión Europea con respecto al tema de seguridad dan apertura a un enconado debate, que demuestra la falta de consenso sobre lo que debe ser  el orden Liberal Internacional contemporáneo.

El Siglo XX, vio cómo Occidente, especialmente los EEUU imponían un orden emanado de dos principios fundamentales: libertad e igualdad, los cuales se convertirían en la plataforma expansiva de los gobiernos democráticos. El desplazamiento del poder mundial de occidente al resto del mundo, ha posibilitado que la idea de orden liberal sea cada vez más controvertida, con lo cual potencias como Rusia, China e India, desafíen este orden por considerarlo injusto. De hecho las críticas pronunciadas por la canciller alemana Merkel a Rusia, por la invasión a Crimea y el apoyo al régimen sirio de Bachar el Assad en Munich, encontraron la más enconada respuesta por parte del ministro ruso Lavrov, quien sostuvo que occidente ha ignorado las normas de soberanía del derecho internacional al invadir Irak y reconocer la independencia de Kosovo (El País , 2017). De igual manera hizo referencia a la OSCE y al Consejo de Europa como organizaciones internacionales sobre las que se deben abordar los asuntos de seguridad europeos, y en las que Rusia se siente más partícipe, y no a través de la OTAN, organización que divide a los países europeos en vez de unirlos. (Munich Segurity Conference , 2017).

Estas afirmaciones sin embargo, no determinan  que el orden liberal sea un concepto anacrónico u ambiguo, recordemos que su versión original deviene de los finales de la Segunda Guerra Mundial, con el objetivo de preservar la paz y devolver al mundo los principios de orden y prosperidad que habían irrigado el mundo después de la Paz de Westfalia en 1648 y que se habían roto desde la Gran Guerra de 1914. El Orden Liberal nació con el apoyo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, el Fondo Monetario Internacional y los acuerdos regionales que dieron nacimiento a la OTAN. Sin embargo este orden tuvo un gran bloque de contención ideológica la URSS, lo cual no permitió que se le acuñara para la época  el calificativo de  orden propiamente mundial. Los límites al orden Liberal, desaparecieron con el colapso de la URSS, con lo cual ganó posicionamiento mundial y le permitió  ingresar tras las fronteras de los nuevos territorios desprotegidos por la ideología socialista para brindarles elementos que les permitieran identificarse como Estados nacionales adscritos al orden occidental.

El fortalecimiento de la soberanía de potencias como Rusia y China, ligado a la invasión a Irak, la crisis económica del 2008, el fortalecimiento de potencias emergentes en el escenario internacional, las posiciones de condena de Donald Trump ante los acuerdos de libre comercio y el acuerdo de París sobre el cambio climático, la aparición de candidatos de partidos políticos conservadores con tendencias populistas como Theresa May en Reino Unido y Viktor Orbán en Hungría, entre otros, han puesto en jaque la prevalencia del Orden Liberal emanado después de la desaparición de URSS o como bien lo señala  (Díez, 2017) se han convertido en un desafío contra el orden establecido, es decir que las mismas potencias que fulgurantemente impulsaban el orden liberal ahora lo rechazan; usando (El País , 2017) la misma lógica de soberanía que usaron las potencias emergentes, con lo cual han puesto en  riesgo las instituciones defensoras del orden, como el TPI ( Tribunal Penal Internacional) y la R2P (The Responsability Protect).

Estos planteamientos permiten avizorar  que la rivalidad entre los Estados por contrapeso geopolítico continuará creciendo; casos como la tensión entre EE UU Y Rusia por el conflicto Sirio, las pretensiones nucleares Norcoreanas, los desafíos constantes entre Arabia Saudi e Irán, la inestabilidad política de Turquía, la desacreditación de EEUU como potencia defensora del liberalismo y la falta de eficacia en la gobernanza internacional de órganos como la ONU, posibilitarán que el internet, las redes sociales, la migración, el terrorismo, las organizaciones criminales trasnacionales, la inaplicabilidad del DIH y las crisis en el comercio se conviertan en elementos desencadenantes de nuevos conflictos.

Según la línea analítica que hemos construido podemos concluir que son grandes los desafíos que ofrece el mundo contemporáneo al orden liberal; por un lado se hace necesario que los países de la UE, con prestigio y respeto internacional, encabezados por Alemania fortalezcan las alianzas inter-estatales que les permitan  la reconstrucción y defensa del orden internacional liberal, ocupando así el vació gubernamental procedente de la pérdida hegemónica del poder en la relaciones internacionales de los EEUU (Ríos, 2016); por otro lado se hace indispensable redefinir las agendas políticas que permitan reconstruir el orden internacional liberal, desde la fijación de principios básicos que conlleven al respeto de las instituciones políticas internacionales como la OSCE y la ONU para evitar a toda costa confrontaciones armadas.

Bibliografía

Díez, M. D. (29 de Marzo de 2017). El populismo francés ¿En contra del orden establecido? Obtenido de https://cepri.upb.edu.co/index.php/relaciones-internacionales/populismo-europa

El País . (Marzo de 2017). ¿ Qué orden mundial liberal? Obtenido de http://elpais.com/elpais/2017/03/16/opinion/1489687858_945624.html

Munich Segurity Conference . (2017). Obtenido de http://www.dsn.gob.es/es/actualidad/sala-prensa/conferencia-seguridad-munich-2017.

Ríos, C. (18 de Abril de 2016). Estados Unidos y su pérdida hegemónica del poder en las relaciones internacionales. Obtenido de https://cepri.upb.edu.co/index.php/relaciones-internacionales/estados-unidos-y-su-perdida-hegemonica-del-poder-en-las-relaciones-internacionales.

About the author

Juan Carlos Cardona Londoño

Soy docente orientador de procesos en educación básica y educación universitaria en la ciudad de Medellín, magister en estudios Políticos de la UPB, interesado por temas relacionados con las dinámicas educativas, urbanas y políticas.

1 Comment

Click here to post a comment
  • […] que no les temblará la mano en la defensa de los ideales que proclama el decadente occidental. Ver Artículo: La reconstrucción del orden liberal internacional: el desafío político contemporá…, entre ellos la prohibición del uso de armas químicas, defendiendo así la universalización de […]