Opinión Recomendados Tendencias

La promesa de Petro de fabricar vehículos eléctricos

Petro quiere que fabriquemos autos eléctricos, pero está en contra de las importaciones, las cuales serían necesarias para un proyecto de esta envergadura”


Hace pocos días se celebraron en Bolivia elecciones presidenciales, donde ganó el candidato de Evo, abriendo de nuevo las puertas a la izquierda progresista que hace un año había sido expulsada, cuando las fuerzas armadas dejaron de apoyar a Evo, tras las denuncias de fraude en las elecciones. Petro que sigue la misma línea ideológica de él, celebró el triunfo en las urnas de su pupilo. Por lo cual lanzó el siguiente Tweet:

https://twitter.com/petrogustavo/status/1318177560669360129

El ambicioso Proyecto de Petro que puede sonar muy alentador, en un comienzo tiene varios problemas. Yo sería uno de los más felices de llegarse a fabricar autos eléctricos en Colombia, pero soy consciente de lo difícil que es, y que en un gobierno de Petro lo sería aún más.

Construir un automóvil eléctrico desde cero en la región es imposible, debido a que es mucho más complejo que un automóvil de combustión interna. A lo que podremos aspirar es a montar una ensambladora, la cual para ponerla en marcha como quiere el Senador Gustavo Petro, sería necesario importar el conocimiento y la tecnología de países punteros en el área. Ahora recordemos los últimos tweets de Petro donde habla de protección contra importaciones, lo cual piensa hacerlo castigando con más impuestos a las importaciones, por lo que invertir en la creación de una fábrica que ensamble vehículos eléctricos sería mucho más costoso de lo normal. También tengamos en cuenta, que en nuestro continente tiene una de las cargas tributarias para las empresas más altas del mundo, y Colombia es uno de esos países con alta tributación, que hace que sea poco atractiva para la inversión. Gustavo Petro nunca se ha visto amigable a bajarle el impuesto a las empresas, haciendo menos atractivo invertir en una ensambladora durante su gobierno.

Otro punto importante a tener en cuenta para poder ensamblar esos automóviles eléctricos que promete Petro, son los bienes intermedios y materia prima necesaria para fabricarlos, los cuales también serían importados, por lo que nos encontraremos con el mismo problema mencionado antes, del encarecimiento de importaciones. Por lo que no solamente montar la planta sería costosísimo, fabricar los carros eléctricos también. Ante esta situación ningún inversor pondría un dólar en una ensambladora en nuestro país. Solo quedarían dos opciones, la primera, que haya excepciones tributarias para quienes quieran crear la ensambladora, para que así no se vean afectados por los impuestos a las importaciones que necesitan para fabricar los automóviles eléctricos, cosa que teniendo en cuenta la ideología de Petro, sería poco probable. La segunda opción seria una empresa estatal la que se encargaría de fabricar los automóviles eléctricos, que es la opción más acorde al pensamiento de Petro.

En el Tweet Petro menciona a Bolivia y el litio, pero parece olvidar que ese país a pesar de ser el que más reservas de este mineral tiene en el mundo, es el que más problemas tiene para sacarle provecho económico a este mineral, no tienen el conocimiento y la tecnología, por lo que dependen de otros países para su extracción. Pero eso no es todo, también tienen dificultades para poder hacer baterías de este material, por la misma limitante de conocimiento y tecnología, lo cual hace que tengan que depender de países como Alemania para extraer y fabricar baterías.

Lo otro a tener en cuenta sobre Bolivia, es que ya han tenido la experiencia de una empresa tecnológica estatal, la cual se ha dedicado a ensamblar computadores portátiles, su nombre es Quipos, que en su corta vida de 7 años, ha generado pérdidas millonarias, junto a otros problemas.

Aunque entre todo lo malo dicho anteriormente, hay una esperanza, ese es el caso de éxito de la iniciativa privada de la empresa Bolivian Quantum Motors, que ya fabricó y vendió sus primeros modelos en territorio boliviano, con la curiosidad de que su primer modelo no usa baterías de litio y el segundo usará baterías de litio importadas, muestra de la ineficiente gestión del gobierno con este mineral.

Aunque hay un ejemplo de éxito en la región en la creación de automóviles eléctricos, bajo las propuestas de Petro, hace que repetirlo en el país sea difícil, y de hacerse, sería a través de una empresa estatal, que al igual que con los computadores portátiles Quipos, estaríamos frente una costosa e ineficiente empresa, que tendría que subsidiar el contribuyente.

Esto fue escrito por

Alexander Ocampo Hernandez

Soy Ingeniero Eléctrico egresado de la Universidad Tecnológica de Pereira, con una homologación de Ingeniero Industrial en la Universidad de castilla la Mancha España. Soy un apasionado de la política y la economía de corriente libertaria, que ha sido tanto de derecha como de izquierda.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.