Opinión Recomendados

La ley que no fue diseñada para los de ‘confianza

A lo largo de mi vida laboral he tenido múltiples jefes buenos y malos a mi consideración que de una u otra manera me han formado o han marcado en mi la famosa frase del “nadie es malo del todo, por lo menos sirve de mal ejemplo”.

Quizás uno de los que más recuerdo fue aquel que siempre a la finalización de su jornada laboral, se despedía de nosotros anunciando el día siguiente por su nombre, es decir, si era un lunes nos decía, “no vuelvo sino hasta el martes” y así sucesivamente día tras día.

Su simpática despedida y por trabajar en una Entidad cargada de responsabilidades y cúmulos laborales, captó mi atención toda vez que era un directivo que se retiraba siempre a la hora justa de la jornada laboral.

Cierto día le escuche decir:

“un empleado que trabaje más de las horas laborales establecidas, lo hace por tres motivos: o es un regalado, un desorganizado que no planea bien su trabajo, o no le importa su familia”.

Que tuviera la razón o no lo que más me llamó la atención, fue lo que predijo después de escucharle el anterior argumento que fue hace ya como10 años y que hoy recuerdo porque quizás sea una realidad, es que “en Colombia va a existir una Ley de desconexión laboral”.

El proyecto de Ley sobre el derecho a la desconexión laboral aprobada por la plenaria del Senado de la República y que quizás se convierta en norma para beneficio de miles de empleados, será un triunfo en mi caso particular de análisis, para muchos empleados, pero infortunadamente a los denominados de ‘confianza’ no y para mi entender son los que, por su condición, padecen del mayor atropello al debido uso de su tiempo libre.

Para muchos empleados atrás van a quedar los mensajes, llamadas en horas fuera de lo laboral y otro tipo de comunicación que en muchos casos ponen a los trabajadores en situaciones de estrés o en aquellas que de una u otra manera condicionan su hora de descanso, pero ¿Y los llamados de confianza qué?

Quizás mi jefe que predijo esta Ley y que hoy en día disfruta de su jubilación manifieste que la misma es tardía y que debió ser aplicada desde hace muchos años para beneficio del trabajador, no se imaginó que la norma para su infortunio quedara corta para los miles de empleados denominados de ‘confianza’ quienes son los que más padecen la conexión después de la jornada laboral.

El proyecto de ley que pasará ahora a conciliación y por último a sanción presidencial, será un llamado de atención para que el empleador no ejerza ningún tipo de acción en contra del trabajador por encontrase desconectado de su jornada laboral y menos reclamarle porque podría ser visto incluso como acoso laboral.

Ojalá muchos empleadores tomen esta Ley como debe ser y respeten en lo posible al denominado empleado de ‘confianza’ y le permitan al máximo su desconexión laboral como un derecho que le garantice disfrutar efectivamente su tiempo de descanso.

Esto fue escrito por

Mauricio Correa Taborda

Trabajador Social, Comunicador Social Periodista. Especialista en Estudios Políticos. Magíster en Gobierno. Candidato a doctor en Estudios Políticos

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.