Opinión Recomendados Selección del editor

La economía del miedo (parte 1)

“Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender. Marie Curie”


Existen muchos estudios científicos alrededor del tema del miedo, en este documento vamos a estar revisando sus efectos en el individuo y la sociedad, más no profundizando en su naturaleza, donde podemos relacionar una base poco estimada o intangible desde la que se mueven las economías y las industrias del miedo.

La frase de Marie Curie, despliega algunos elementos sociales implícitos, los cuales tratare de conectar con situaciones cotidianas, para comenzar ¿De dónde nace el miedo? existen unas células neuronales en la amígdala que administran el miedo, Wulf Haubensak, neurocientífico afirma que el miedo “Es el estado más intenso en el que pueden entrar tu mente y tu cuerpo y solo tiene una meta: tu supervivencia ” es así como el miedo hace parte de nuestra naturaleza y si pensabas que algún día dejarías de sentirlo pues déjame decirte que no se ira, en el mejor de los casos mutara entre situaciones.

– ¿Qué te pasa que vienes agitado?

-En la esquina me topé con un perro que tenía unos dientes gigantes, me gruñía, entonces me vine corriendo-

Continuando con la frase referente, existe una equivalencia entre lo que desconocemos y lo que no hemos aprendido (en términos pedagógicos-formativos), cuando comprendemos de qué se trata y hasta en algunas oportunidades generamos habilidades relacionadas, nos arriesgamos a la decisión de enfrentar la situación de momento, de lo contrario preferimos contratar a alguien que lo haga por nosotros, por ejemplo, existen personas que le tienen miedo a conducir, a volar, a freír papas e incluso a tocar un computador, de esto último soy testigo y me recuerda a una tía que se ganó un computador en un bingo del colegio y cuando la visitábamos siendo aún niños, nos decía que ese computador no se podía tocar porque si se desconfiguraba tocaba pagarle al técnico un montón de dinero, paso el tiempo y el computador permanecía cubierto con sus forros grises, pasaron tal vez diez años  y ya los computadores monocromáticos como el tesoro de mi tía se convirtieron en aparatos obsoletos (el computador murió como Newton, brillante y virgen).

Por otra parte, se puede despertar miedo en otros, muchas veces forzando el cambio de conducta al juicio de quien tiene el poder a través de la amenaza.

– ¡Se quedan juiciosos, sentados o les doy su chancletazo! –

O algo de un nivel más intimidante, – Te quitas esa camiseta o te pelamos-, otra parecida –Plomo es lo que hay, y bala lo que viene-

El temor a lo desconocido, en este tiempo se ha acentuado y un rumor, una sospecha o incluso una noticia falsa, se expande rápidamente por las redes sociales lo que nos lleva a tomar decisiones de consumo o de protección, por ejemplo, algunos compran medicamentos o recetas caseras para prevenir el COVID-19, cuando aún se está investigando la vacuna, se ha incrementado la fabricación de tapabocas o mascarillas lo que ha ayudado a reducir el riesgo de contagio, también un rumor en el mes de marzo de 2020 que expandía el miedo de escases, llevó a muchos a comprar rollos y rollos de papel higiénico, ahora al pasar los meses en situaciones de caos mundial, con el levantamiento de la mayoría de las medidas de confinamiento, se ha generado una riesgosa sensación de seguridad, como hemos convivido con el COVID-19 más de siete meses y para algunas personas no  ha sucedido nada, entonces consideraran que el virus ya es un amigo más, muchos han vuelto a una normalidad, esperemos como avanzamos en este nivel de confianza y seguridad.

¿Recuerdan también que antes de la pandemia, en el mes de noviembre de 2019, en Bogotá se difundo la información de que se estaban metiendo gente a los conjuntos a robar y necesitábamos que volviera la policía? Pues el miedo desde hace mucho tiempo se ha convertido en un arma, incluso en un preciado valor, mueve masas, compra conciencias, nace desde el poder y se alimenta para fortalecerse desde los medios masivos de comunicación, si el pueblo se revela, se pone una bomba, se asesinan personas, se redirige el rebaño porque afuera es peligroso, allá está el lobo, compren esto, vendamos esto también, vale la pena invertir como nación en esto otro.

¿Son inseparables el miedo y el poder?, ¿Si la gente le tiene miedo a la cárcel por qué sigue delinquiendo?, ¿Tenemos miedo en nuestro trabajo?, ¿En nuestra sociedad alguien piensa en el riesgo del SIDA antes de tener relaciones sexuales?, Estas y otras preguntas las abordaremos en la segunda parte de este tema.