Opinión Recomendados Salud Selección del editor

La dieta mediterránea retrasa el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer

Autor: Miguel A. Solorzano Rodríguez

A partir de una edad, las personas buscan o quieren tener una mejor memoria, pensar más rápido e incluso retrasar la aparición del Alzheimer y la demencia. De acuerdo con un nuevo estudio científico australiano, seguir la dieta mediterránea puede retrasar el desarrollo del Alzheimer. Los investigadores, dirigidos por Roy Hardman, del Centro de Psicofarmacología Humana de la Universidad Tecnológica de Swinburne (Melbourne), publicaron sus conclusiones en la revista Frontiers in Nutrition, y revisaron los efectos de la dieta mediterránea en el cerebro. Examinaron un total de 18 estudios en el periodo 2000-2015.

Su conclusión es que, sin lugar a dudas, la dieta mediterránea se asocia principalmente con una mejor memoria, pero también con mejoras en la atención, la capacidad lingüística, etc. «El hallazgo más llamativo es que estos beneficios se encuentran en todos los países, en cualquier parte del mundo, no sólo en el propio Mediterráneo, siempre que uno se adhiera a estos hábitos alimenticios», dijo Hardman.

Pero, ¿cómo es una dieta mediterránea? Para poder hablar un poco más a detalle sobre la dieta y del por qué retrasa el desarrollo del Alzheimer, consultamos a un especialista. ¡Sigue leyendo!

Hablemos de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea tiene variaciones, pero en general es rica en verduras, frutas, legumbres, aceite de oliva, frutos secos, etc., mientras que es más pobre en productos lácteos y carne roja.

Su efecto positivo sobre el cerebro se atribuye a la reducción de la inflamación interna, al suministro de vitaminas, minerales y otros nutrientes al organismo, al énfasis en las grasas vegetales en lugar de las animales, a la contribución al mantenimiento de un peso normal, al aumento de los polifenoles en la sangre, a la mejora del metabolismo energético de las células, al enriquecimiento de las comunidades microbianas del intestino, etc.

Al fin y al cabo, según los investigadores, y teniendo en cuenta el envejecimiento progresivo de la población mundial en los próximos 20-30 años, la dieta mediterránea debería considerarse una herramienta esencial para una mejor calidad de vida y para la prevención de la demencia.

«Recomiendo a la gente que intente empezar o seguir la dieta mediterránea, incluso en la vejez», dijo Hardman.

Más beneficios de la dieta mediterránea

Además de retrasar el desarrollo del Alzheimer, la dieta mediterránea puede ayudar a:

  • Elevar los niveles de vitamina C y E.
  • Ayuda a la desintoxicación de ciertas sustancias en el hígado.
  • Disminuye reacciones inflamatorias.
  • Incrementa el colesterol bueno (HDL) y disminuye el colesterol malo (LDL).
  • Protege a las arterias.
  • Gracias a su bajo contenido de sodio y a que es rico en potasio y fibra, disminuye los niveles de presión arterial.
  • Aumenta la capacidad inmunitaria.

La dieta mediterránea es rica en antioxidantes, fibras, hidratos de carbono y baja en proteína animal. Por ello es que los especialistas la recomiendan para personas con ciertas enfermedades subyacentes.

Agradecemos la colaboración del Dr. Miguel Angel Solorzano Rodríguez, neurólogo, quien compartió y verificó la información para el desarrollo de este artículo. Estudió su especialidad en la UMAE Hospital de Especialidades CMNO del Instituto Mexicano del Seguro Social en Guadalajara Jalisco. Actualmente se encuentra cursando su subespecialidad en Neurofisiología en el Hospital Siglo XXI. Es experto en las áreas de enfermedades tales como esclerosis múltiple, migraña, Parkinson, convulsión generalizada, epilepsia, dolor de cabeza, parálisis facial, Alzheimer, entre otras.

 

Esto fue escrito por

Doctoranytime

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.