INFRAESTRUCTURA, ¿LA SOLUCIÓN AL CONFLICTO EN MEDELLÍN?

La Alcaldía de Medellín y EPM, presentaron el proyecto UVA (Unidades de Vida Articulada) con la premisa general de integrar a la comunidad en un espacio que les brindará recreación, deporte y cultura generando inclusión social. Son 150 mil millones de pesos que se destinarán a este proyecto y vale la pena pensar: ¿se está atacando de raíz las problemáticas de los barrios con mayor índice de conflicto? ¿Por qué la inclusión que se pretende generar debe centrarse en su misma comunidad? Es obvio que estos proyectos lograrán un impacto positivo en la comunidad, pero quizá sea efímero. Mientras se encuentran en el lugar, todo marcha bien, hay esparcimiento, sana diversión, ¿pero qué pasa entonces cuando estás personas regresan a sus hogares? ¿En realidad este bienestar será llevado hasta sus residencias?

Es sabido por todos que hay que hacer de nuestro hábitat un lugar propicio para el libre desarrollo de todos, pero no estaría de más que esa inclusión fuera general. Integrar los barrios, no segmentarlos y de cierta forma apartarlos del resto de la ciudad, donde se podría pensar como: te construyo parques, bibliotecas y canchas para que te quedes en tu sector. Amanecerá y veremos si las UVA, al igual que proyectos pasados, siguen preocupándose más por lo superficial que por el trasfondo de la problemática real. Ya hay muchas canchas, muchas bibliotecas, muchos parques y el problema sigue ahí, latente.

Solo queda esperar que los resultados que provea el proyecto sean permanentes y prolongados y puedan abarcar no solo un espacio de la vida de los ciudadanos, sino que también la cultura con la cual comparten en estos espacios pueda ser implementada en todos los ámbitos de su vida, para así lograr una convivencia más propicia y acorde a la paz que se quiere fomentar en la ciudad y que en realidad si sea un hogar para la vida.

MARÍA ALEJANDRA LÓPEZ CANO Comunicadora social y periodista en formación de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Amante de la literatura y el chocolate. Sensible a las tramas de ciudad desde una perspectiva incluyente. Hay que ser proactivos y no reactivos.
MARÍA ALEJANDRA LÓPEZ CANO
Comunicadora social y periodista en formación de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Amante de la literatura y el chocolate. Sensible a las tramas de ciudad desde una perspectiva incluyente. Hay que ser proactivos y no reactivos.

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

10 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Las UVA’s de @AnibalGaviria son una mala copia de los Parques Biblioteca de @Sergio_Fajardo que actualmente presentan múltiples ineficiencias y no resolvieron los principales problemas ni cumplieron los objetivos para los cuales fueron construídos.

  • Precisamente la escala en la cual se trabaja la infraestructura en los barrios no es para que las personas exclusivamente se queden en su sector, como usted señala ingenuamente, sino por las dificultades de movilidad existentes, en ningún caso se esta aislando un barrio o una comunidad sólo por equiparla. En este ¿artículo? usted señala la importancia de llevar el bienestar a la residencia pero también de no «segmentar» los barrios. El conflicto social en esta ciudad se debe a la falta de educación, no al destino de los bienes públicos, lógicamente una cancha o una biblioteca no cambiarán el carácter violento de los grupos que operan, pero si cambia el curso del porvenir en la escala doméstica ¿qué no es mejor un niño leyendo o jugando fútbol a un niño con un arma? ¿o que propone para llevar bienestar, acaso militares rondando al mejor estilo de Uribe? Las propuestas no son las mejores, pero sin duda alguna si traerán bienestar y deben ser cuestionadas en su ejecución, no en su proposición.

  • Pues no dijo nada, no creo que a esto se le pueda llamar artículo, cuestiona algo de manera confusa pero no tiene claro que es lo que esta criticando, le recomiendo leer más sobre los proyectos en curso no sólo desde el periodismo, sino desde documentos legales y las propuestas como tal, sino esto se vuelve una cadena de mentiras.

  • Lo leí con la seriedad del caso y no entendí la postura ¿está en contra o no? Es muy tímida para afirmar algo y confusa su redacción. Luego leí la descripción de la autora donde dice ser «amante de la literatura y de los chocolates» y sentí que había perdido dos minutos de mi vida. Le creo lo de los chocolates, y le aclaro que Cohelo no es literatura pequeñuela.

  • Me parece que el artículo cumple con las funciones básicas. La opinión no debe estar influenciada por la oinión personal del autor, como lo reclama un lector al de ir: «…no entendí la postura, ¿está en contra o no?. No se trata de eso, se trata de dar a conocer un tema y promover en el lector su propio juicio. Obviamente se verá mediado por la forma de pensar del autor puesto que no es un robot el que escribe.

    Dn mi opinión, la infraestructura es lo último que se debe mirar. Es importante, pero díganme qué ha cambiado los parques biblioteca, las escaleras eléctricas de la comuna 13. Y a la que decía que si era mejor un niño empuñando un libro o un arma, le digo que no solo por el hecho de contar con una biblioteca en su barrio no significa que el niño leerá. Infortunadamente, en nuestra cultura, no prima e hábito de la lectura.

  • Pues, digan lo que digan: este artículo es el más leído y el más comentado del momento en este periódico. En resumidas cuentas: dió de qué hablar y a pesar de la falta de profesionalismo de los comentarios que recibió este escrito y pese a los descalificativos y ofensas a una opinión clara y sensata. Lo cual es sin duda la idea de este medio, permitir la entrada a nuevas opiniones, generar debate, pero con altura. En este artículo, la autora no descalifica ni da pie a análisis tan pobres como la que habló de militarización, ni el tercero que defiende ciegamente a la administración actual, ni el primero que la denuncia y mucho menos el penúltimo que arremete de forma personal contra la autora. Por mi parte: felicito a la periodista y esperaré sus próximos escritos; a los comentaristas un consejo: aumentar el nivel de los comentarios sin descalificar autores, criticar es muy fácil: mejor escriban columnas que con mucho gusto se las comentamos con altura.

  • ¿En serio está preguntando qué cambiaron los parques biblioteca y las escaleras eléctricas? Tal vez debería subir caminando las lomas de esta ciudad, o tal vez podría darse un paseo al interior, donde no sólo operan las bibliotecas sino salas interactivas y ludotecas donde se presta el servicio gratuito de guardería ¿Acaso eso no se traduce en beneficios para la ciudadanía? Es absurdo decir que la infraestructura es lo último que se debe mirar, entonces cuáles deberían ser las prioridades, sin escuelas no hay educación, la misma que usted objeta le falta el hábito de la lectura, eso ya es una opinión parcial sin fundamento, como el artículo. Obviamente un ciudadano común pueda interesarse por un libro si tiene acceso a él, o ¿no será usted un determinista biológico que hable de cualidades innatas?

    Estoy de acuerdo con quién dijo que el artículo no decía nada, no por una postura, eso es claro, pero si por la contradicción, es cuestión de redacción y semántica.

  • Uno siempre pretende leer con imparcialidad los artículos de cualquier medio, pero esto raya con la estupidez, no por el artículo, sino que es increíble que un texto como este, sumamente simple y con una idea central bastante vaga, pueda desatar por un lado a unos pseudo intelectuales que se creen periodistas, y por el otro, peor aún, a los que se suponen son periodistas cayendo en tales bajezas.

    Le sugiero al redactor que no se involucre en las opiniones, y mucho menos pretender desacreditar, por más descabelladas que sean es muy pueril de su parte defender un artículo, y más porque se vuelve casi un asunto personal más que la libertad de expresión.

    Digan lo que quieran, pero por este tipo de cosas es que el periodismo en este país está parcializado, creí que al ser algo alternativo encontraría algo interesante y novedoso, pero me encuentro con algo similar a rcn sólo que sin fondos.

    PD: El que sea el más leído no tiene nada meritorio, muchas veces en la prensa lo más leído es la farándula y los deportes, entonces el argumento anterior es paupérrimo.

  • Quiero aclarar como director de Al Poniente, que Redactor en Jefe no tiene nada que ver con el periódico, como director y editor soy imparcial respecto a los comentarios y a las opiniones y pretendo dar un espacio a todo aquel que lo quiera. Pero tengo que aclarar que redactor en jefe no hace parte de nuestro periódico para que no piensen que hacemos apología de las columnas o de sus opiniones. Mi posición es ser imparcial y no pretendo defender a nadie.

  • Me parece que aunque las UVA no acabarán con la violencia en los barrios si mejorarán la calidad de vida de las personas, entre más espacio público y zonas de esparcimiento haya mejor. Con esto lo que se busca es que los jóvenes y niños se alejan de las armas y las drogas y en cambio se dediquen al deporte o a la lectura. Por lo visto la autora lo que busca es la seguridad democrática de Uribe en cada uno de los barrios.