#ESPERANZA

En política como en la vida prefiero los resultados de lo que se construye sobre la esperanza que los productos del miedo. Tristemente en Colombia hemos escogido mayoritariamente lo segundo, pocas veces nos damos el lujo de construir lo que deseamos y no de rechazar lo que no anhelamos. De esa minoría de proyectos políticos que le apuestan a construir el entorno que quiero Compromiso Ciudadano dio ejemplo en Medellín y en Antioquia.

Hace 4 años se disolvió ese movimiento en una asamblea para ingresar al Partido Verde, aunque nunca murió realmente, siguió latiendo al margen del decepcionante partido. Dos años atrás el moribundo compromiso hizo una apuesta paradójica y suicida: apostarle a la esperanza en Antioquia pero al miedo en Medellín, dejándole a lo que combatía la entrada libre a la capital.

Prestos a enfrentar unas nuevas elecciones, Compromiso Ciudadano quiere salir al ruedo una vez más, y esto se convierte en la mejor oportunidad para apostarle a un movimiento político con grandes logros en Antioquia con miras a una expansión nacional pero aprendiendo de los graves errores del pasado, para lo cual lanzaré una propuesta.

 

1. Compromiso Ciudadano debe ser institucional: debe tener una sede, una dirigencia formal y normas claras sobre su funcionamiento, tanto en lo  administrativo como en lo político.

2. Aunque es normal que en un movimiento haya líderes, no todo puede recaer en una persona. El caudillismo es uno de los grandes males políticos de Latinoamérica y transformar la política debe pasar por evitarlos. Debe haber una escuela de formación de líderes y confianza en las personas que han venido haciendo carrera en el movimiento.

3. Sería absurdo pretender un cambio democrático en Colombia sin ser un movimiento democrático. Necesitamos que menudas élites permitan la participación política de los colombianos a través de la democracia, y debemos dar ejemplo de que ello es posible. Compromiso debe funcionar bajo un sistema democrático mixto (democracia directa y democracia representativa).

4. Construir con esperanza no significa sólo tomarse fotos con niños sonrientes en Urabá, usar hashtags rosas o nunca quedar mal con nadie. Hay que tener firmeza en las posiciones del movimiento y expresarlas abiertamente, que los planteamientos esperanzadores se midan con los del miedo. Compromiso Ciudadano necesita un programa más allá de un par de principios con los que pocos no estarían de acuerdo.

 

Sé que hay muchas personas que aunque se sienten identificadas con este movimiento están decepcionadas y con muchas inconformidades, no es para menos, pero creo que esta es la coyuntura perfecta para que corrijamos esos errores y podamos construir un movimiento político alternativo en Colombia. Mientras no lleguen esos cambios estaré en compromiso preventivo y recordando lo que dijo alguien a quien admiro hace un par de años: no se robarán la plata pero se roban los sueños y las ilusiones.

 

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-prn1/t1.0-9/10277343_1434376503486877_2042500542327969865_n.jpg[/author_image] [author_info] José Fernando Valencia Fernández Porque me ven la barba y el pelo y la mochila dicen que soy politólogo ¡y de la Nacional! Llevo el pereque en mi sangre y me gusta ora ponerlo ora incitarlo. Lusófono, paisa, latinoamericano. Me gustan algunas causas perdidas, para la muestra soy del DIM. @JFValenciaF #Chepepregunta.  [/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.