Escape de las ofertas que prometen baja inversión, alta rentabilidad en muy poco tiempo, con mínimo esfuerzo.

No se deje estafar

Las habilidades para engañar por diferentes medios a ciudadanos que confían en sus semejantes, parece algo nuevo, pero realmente es una práctica milenaria que requiere de un poco de ingenio, empatía y habilidad oratoria.

Los vendedores de veneno de serpientes o falsas pócimas milagrosas recorrían los pueblos con sus carretas, un discurso impactante y personas que daban falsos testimonios de la eficiencia del producto para curar males como la impotencia, la artritis, reumatismo, infertilidad y espantar la vejez.

Al vender su pócima o tónico inservible, abandonaban el lugar y repetían la historia en otro pueblo, sin consecuencia alguna.

Las estafas se adaptan con el ingenio de los delincuentes que siguen ofreciendo lo que otros necesitan, apoyados en las tendencias y análisis del comportamiento humano, como es el caso de los sistemas piramidales y las estafas electrónicas.

Los colombianos tenemos un gran ejemplo de confianza y deseo de dinero fácil, reflejado en el caso de D.M.G. Grupo Holding S.A. de David Murcia Guzmán; empresa base de la crisis de las pirámides en Colombia, acusada por las autoridades financieras y los medios de comunicación de prácticas como lavado de dinero, Esquema de Pirámide y Esquema Ponzi, los cuales son sancionados en Colombia bajo la figura de captación masiva e ilegal de dinero.

Esta historia dejó a familias sin hogar, grandes deudas y pérdidas humanas, de quienes ante el desespero y la humillación se quitaron la vida.

Aparentemente, este sería un aprendizaje para los habitantes de nuestro país, que padecieron las captaciones ilegales, pero no fue así.

La misma generación que hace más de 12 años fue robada vilmente, a día de hoy es sacudida por nuevas empresas de papel, con el mismo piso sistémico de captación.

Encontramos múltiples víctimas, entre ellos un gran número de adultos mayores, con testimonios en todos los medios de comunicación, con pérdidas significativas por invertir en sistemas como:

Generación ZOE, Goarbit, Omegapro, Mandala de la abundancia, entre otros.

Esquema Ponzi: el principio básico de funcionamiento

Este esquema fue aplicado por primera vez por el italiano Charles Ponzi, a principios del siglo XX, creando Securities Exchange Company, con cuya ayuda utilizó activamente el esquema de inversión en América del Norte, involucrando en él a cientos de depositantes.

Ponzi prometió a los inversores dividendos trimestrales que ascendían al 50% de los fondos invertidos. Los pagos de las comisiones se generaban con los fondos de los nuevos depositantes.

Con el tiempo, el italiano fue acusado de fraude, ya que no todos recibían los dividendos de los fondos invertidos. Ponzi pasó 5 años en prisión por su fraude, y la empresa Securities Exchange Company fue declarada en quiebra.

¿Cómo funciona el Esquema Ponzi? 

El organizador del plan encuentra al primer inversor que invierte dinero a cambio de la promesa de un dividendo trimestral del 50 % de su inversión.

Al final del periodo estipulado, el organizador paga la inversión prometida, pero al mismo tiempo busca activamente nuevos inversores cuyos fondos se utilizan para pagar dividendos.

A medida que el plan cobra impulso, el organizador sigue animando a los antiguos inversores a realizar nuevas inversiones.

Tarde o temprano, el sistema de inversión se derrumba, ya que la afluencia de nuevos fondos disminuye y no es posible proporcionar pagos a todos los inversores; en ese momento, el organizador desaparece con todos los depósitos o es responsable penalmente de su estafa.

Hay casos reales de un esquema Ponzi en la industria de las criptomonedas; en mayo de 2020, las autoridades chinas encargadas de hacer cumplir la ley detuvieron a los organizadores de Wotoken, que suponía un esquema Ponzi.

Wotoken se posicionó como un monedero inteligente de criptomonedas online que genera beneficios automáticamente.

Según la investigación, los organizadores recaudaron un total de más de 1.000 millones de dólares en inversiones de más de 715.000 personas y cerró en octubre de 2019 tras 15 meses de funcionamiento, dejando esas personas sin su dinero.

¿Qué es una estafa piramidal?

La estafa piramidal, también conocida como esquema de pirámide, también es utilizada activamente por los estafadores en 2022.

Por regla general, a los inversores se les promete una alta tasa de rendimiento por unirse a un esquema piramidal y una tasa adicional por cada nuevo miembro.

En la práctica, el esquema piramidal se aplica de la siguiente manera:

El organizador ofrece a los participantes formar parte del plan de inversión poniendo una determinada cantidad de dinero; tras el primer pago; los inversores invitan activamente a nuevos participantes, tras convencerse de que el “esquema funciona”, una motivación adicional para atraer a nuevos participantes es el programa de recomendación, es decir, un beneficio por cada inversor atraído, cuantos más inversores nuevos ingresen a la pirámide, mayor será el beneficio de los inversores iniciales.

Como en el caso de un esquema Ponzi, la estafa piramidal se derrumba inevitablemente porque con el tiempo alcanza su punto máximo y el número de inversores empieza a disminuir.

Además, el organizador puede retirar los fondos de los inversores y liquidar el proyecto sin esperar a que se hunda.

Hay casos en los que este tipo de esquema ha sido utilizado por estafadores en la industria de las criptomonedas.

Por ejemplo, la empresa BitConnect fue demandada por la Comisión de Bolsa de Valores de EE. UU. (SEC) en septiembre de 2021, fue acusada de crear un gran esquema fraudulento utilizando BTC.

Los organizadores del plan prometieron a los inversores comisiones por los depósitos en Bitcoins, por medio de una impactante campaña publicitaria en YouTube y en las redes sociales, estrategia que actualmente predomina en todo este tipo de estafas.

Los promotores recibían un porcentaje de los beneficios por cada inversor que atraían.

Según la SEC, el volumen de negocios total de los fondos en el momento del cierre de BitConnect era de más de 2.000 millones de dólares.

Muchos de los inversores no sólo no recibieron los rendimientos prometidos, sino que además perdieron por completo sus activos depositados; aunque todavía se desconoce el paradero exacto del creador de BitConnect, Satish Kumbhani, la SEC continúa su batalla legal con varios promotores implicados en el esquema fraudulento.

Cómo no caer en la trampa de los estafadores:

Promesas de rentabilidades 100 X 100 aseguradas; se debe sospechar cuando una plataforma o entidad asegure una rentabilidad fija ya sea diaria, semanal o mensual, eso es imposible, no se puede asegurar un determinado porcentaje de rentabilidad o un monto específico.

Programa de referido; otra modalidad de estafa muy común se da cuando se solicita invertir determinado monto de dinero y, a su vez, atraer o referir a otras personas, aquí la típica frase es “usted invierte 500 mil pesos y si invita a dos amigos o familiares, le regalamos 500 mil pesos más, si invita 4, obtiene 2 millones…”.

Ese es el modelo típico de una pirámide, así que, al primer asomo de este tipo de ofrecimientos, lo mejor es huir.

«Escape de las ofertas que ofrecen baja inversión, alta rentabilidad en muy poco tiempo y con mínimo esfuerzo».

No se apresure a aceptar propuestas de inversión tentadoras; aunque el plan parezca lucrativo, es mejor investigar muy bien el asunto.

Examine cuidadosamente las condiciones de inversión del proyecto, por ejemplo, qué porcentaje de ingresos se promete y cómo se forman estos ingresos.

Averigüe información sobre los organizadores del proyecto, si están registrados ante las autoridades reguladoras, si tienen las licencias adecuadas, entre otros.

Verifique la protección de los inversores y la legalidad del proceso de captación de inversiones; es decir, debe estudiar siempre el aspecto legal del asunto, con el que los estafadores suelen tener problemas; es importante estar al tanto de cualquier problema que surja y es mejor no invertir en algo que no se entienda del todo.

Hay que tener en cuenta que los estafadores siguen utilizando activamente las criptomonedas para realizar todo tipo de estafas, esto se debe al anonimato parcial de las transacciones de criptomonedas y a la imposibilidad de deshacer las transacciones.

La mayoría de los proyectos de criptomonedas se forman sobre redes de blockchains descentralizadas, con una fuerte protección de datos; aunque no son 100 % inmunes a los hackers, por ejemplo, que podrían piratear el código del software, a los ataques de doble gasto y a otras actividades destinadas a apropiarse de los activos de otras personas.

Fuente: coinspaidmedia.com

Desconfié del trading, la mayoría de brókers son ilegales

Hay personas incautas que están entrando en el mundo del trading y por desconocimiento o exceso de confianza terminan perdiendo su plata en un corto plazo o siendo víctimas de estafas por parte de captadoras ilegales de dinero.

Para poder operar en un mercado, las personas deben hacerlo a través de un bróker; es decir, una entidad o empresa financiera intermediaria que ejecuta órdenes de compra, venta de activos en los mercados bursátiles y cobra comisiones por este servicio.

Existen muchos brokers o corredores de bolsa que cuenta con licencia para operar; sin embargo, también hay muchos que son ilegales. ¿Cómo reconocerlos?

Están constituidos, por lo general, en paraísos fiscales, en países con escasa o nula regulación donde las leyes no protegen a los inversionistas.

Contactan a sus posibles clientes con mucha insistencia; inician una “persecución del inversionista” para presionar la entrega del capital.

Utilizan promesas como “usted pone la plata y nosotros la invertimos” o “nosotros somos los expertos, usted despreocúpese”.

Un bróker legal no realiza operaciones por la persona, ni siquiera genera sugerencias, tan solo se limita a ejecutar las operaciones que los inversionistas decidan por su propia cuenta.

Fuente: portafolio.co

Manipulación psicológica

El mayor problema de estas estafas, es que realmente los captadores, se preparan en manipulación psicológica, con discursos inspirados en falsos gurús como Carlos Muñoz, Jürgen Klarić, incluso el fallecido Napoleón Hill.

Venden ideas facilistas, donde todo es posible con el poder de la mente y la proyección, lo que hace parecer que se conseguirán altos resultados con mínimo esfuerzo.

Entrenan a los nuevos inversores en manejo de redes, para mostrar una vida de falsas ganancias y lujos, en discursos basados en estas mentiras, para captar nuevas victimas.

Pero la realidad es que los inversores  debe tener un poder de manipulación alto, para llevar nuevos incautos que inviertan y que les permitan recaudar la inversión, dejando la carga en estos, para traer a nuevos aportantes y así una eterna cadena, destinada a romperse en el momento en que alguien no cumpla la meta de captación.

Cuando alguien no lo logra, es catalogado de falto de empeño, proyección, interés o incluso de capacidades; poniendo el peso de la culpa sobra los hombros de la víctima, avergonzándole por su supuesta falta de capacidades y destruyendo la moral del individuo, lo que hace desistir a la mayoría de denunciar.

About the author

Carito Ochoa

Editora de la Sección de Cultura en alponiente.com. Activista por la equidad, publicista, productora multimedia, técnica en turismo y medio ambiente.

En mi experiencia reposa la producción radial del programa Radiorama de MasMusica.Fm, conferencista sobre equidad, columnista y periodista para diferentes medios digitales e impresos.

1 Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.