Opinión

En la era de la hiperconectividad

Si quisiéramos entrar en esta nueva era digital, el poder de la cobertura en la conexión de redes sería fundamental, pues como se ha visto con la tecnología 5G, permitiría una mejor conectividad, de mayor alcance y velocidad, donde más dispositivos podrían están conectados al mismo tiempo”.

La conectividad se ha convertido en una necesidad cuya satisfacción pareciera aumentar nuestro bienestar tanto individual como grupal. En tiempos de COVID-19, la necesidad de acelerar nuestra entrada al mundo denominado internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), como una herramienta que promete revolucionar el futuro que ya está aquí, y que a su vez, abre un debate en el mundo sobre los pros y contras que puede resultar converger en la “era” de la hiperconectividad.

Hoy dependemos de un aparato pequeño que hacemos uso a diario. En promedio, los colombianos pasamos cuatro horas revisando redes sociales en nuestro Smartphone, y al parecer somos uno de los países que más horas – alrededor de nueve- está conectado a internet, según el informe presentado por We Are Social y Hootsuite realizado el año pasado. La tecnología ya no se reduce al solo uso de entretener, como la mayoría de colombianos utilizan según revela el informe, donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en redes sociales como Facebook o WhatsApp. Ahora las redes han permitido entrar a la era del e-commerce y de la pauta digital, o de anuncios; que nos bombardean constantemente; pues en promedio vemos entre 3.000 a 5.000 mensajes en estos pequeños pero esenciales aparatos tecnológicos.

Y la revolución de esta nueva era también nos acerca a la interconexión con otros objetos cotidianos, como un televisor o un auto, o cualquier dispositivo que permita por medio de aplicaciones conectarse con la red. El país que lidera la campaña hacia este nuevo mundo conectado es China. El país asiático es el mercado de IoT, (o internet de las cosas) más grande, pues cuenta con el 64% de las 1500 millones de conexiones que hay a nivel global, según lo índica GSMA Intelligence, que es la principal fuente de datos, análisis y pronósticos del sector mundial de operadores móviles.

Ahora surge un nuevo desafío, y es que si quisiéramos entrar en esta nueva era digital, el poder de la cobertura en la conexión de redes sería fundamental, pues como se ha visto con la tecnología 5G, que es donde se sustenta principalmente el desarrollo del internet de las cosas, permitiría una mejor conectividad, de mayor alcance y velocidad, donde más dispositivos podrían están conectados al mismo tiempo.

En Colombia, hasta el momento,  el Ministerio de las TIC, había aprobado una convocatoria para el desarrollo de pruebas piloto de tecnología de quinta generación, y en mayo, se conoció la primera prueba que junto con empresas como Huawei y Movistar Colombia, de la mano de la Secretaría de salud de Bogotá, buscan realizar a través de la instalación de una solución que permite medir la temperatura corporal de las personas, brindar alarmas y establecer puntos de control para ayudar a identificar casos de COVID-19.

Pero este alcance tecnológico, podría no ser suficientemente seguro en el adecuado uso de datos o información que se requiere, ya que los dispositivos no están exentos de ataques pues una vez los datos sean recogidos, estos se transfieren a través de las redes, y estás podrían ser públicas o privadas. Esto por poner un ejemplo, en todo caso, se necesitaría estudiar en un escenario como este, la  regulación de la protección de datos y seguridad que se debe contar en beneficio del usuario.

Pero, sin ir tan lejos, el tratamiento de datos, y el consentimiento que damos, (cuando aceptamos las cookies) al navegar, consentimos un seguimiento de nuestra actividad en la web, por lo tanto, nos identifican para conocer también nuestros hábitos de navegación, y así reconocer qué páginas sueles visitar con frecuencia o hacer click en ellas. Con esto, pasan a emitir anuncios personalizados, donde el marketing digital hace su entrada triunfal, para localizar los potenciales compradores o clientes que esperan encontrar gracias a esta recopilación de datos.

Este mundo hiperconectado al que nos dirigimos hoy, es sin duda muy inquietante, y a pesar de que en el país todavía queda mucho que hacer para su implementación, solo basta mirar más allá de nuestro horizonte para apreciar esa transformación de lo que llaman, la cuarta revolución industrial.

Esto fue escrito por

Catalina Bonnet Toro

De vez en cuando soy o como me gusta llamarlo "juego" a ser hija, bogotana, recientemente, intento de escritora de cuentos. Mi profesión lleva el nombre de Comunicadora social y periodista. (Es así como me presento ante la sociedad al menos). Amo pasar mis ratos de ocio viendo películas, o en compañía de un buen libro.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.