Internacional Opinión Selección del editor

Elecciones históricas

Joe Biden, un tipo duro, con carácter pero que le cuesta conectar las palabras (en ocasiones) es hoy el candidato del partido demócrata llamado a ser quien genere algo histórico y acabe con la hegemonía de la reelección, y no suena muy descabellado por todo lo que está pasando tanto a nivel social como económico en los Estados Unidos, pero ¿Es Biden el indicado?

Miremos más detenidamente, el señor Biden no es el indicado para reemplazar al señor Trump, ya que durante sus ocho años como vicepresidente no hizo gran cosa por el progreso de los Estados Unidos, además de que suele ser un poco contradictorio a la hora de hablar, dice que el presidente actual es racista, el mismo que ha llamado a los jóvenes afroamericanos “plaga”, ese mismo hombre que acusa al señor Trump de pedofilo y acosador cuando él lleva más de 5 procesos por estos cargos en su contra; también podríamos hablar de que denunció con fotos de su gobierno (Obama-Biden) al señor Trump por encerrar a niños en jaulas.

Puede que Trump no sea el mejor presidente de la historia estadounidense o a lo mejor ha llevado esta pandemia muy mal, pero por lo menos ha intentado hacer algo por rescatar a su economía, a sus ciudadanos del hambre con su famoso bono por 1200 dólares por persona adulta y 500 por menor de 18. Trump hizo una de las más grandes reformas a la justicia penal en los últimos años de Estados Unidos y por un virus, el cual ha estado los últimos meses de su administración no se le puede desconocer los grandes logros de su administración, como la disminución en la pobreza hasta 2019 y el constante crecimiento del 3,5 % de el PIB (Producto Interno Bruto) en los últimos 3 años. A esto sumado su reciente logro, de conseguir la paz entre dos naciones y culturas históricamente enfrentadas (Israel y los Emiratos Árabes Unidos).

Joe Biden tuvo su período y no lo hizo de la mejor manera, ha estado por 47 años en el sistema público estadounidense, sí ese que tanto él critica. Hoy todas sus propuestas van en contra del sistema tradicional norteamericano. Trump puede que no sea la mejor opción para los estadounidenses, pero para esta elección lo es.