Opinión Recomendados Selección del editor

El racismo y su vicioso ciclo

El racismo realmente SI se está volviendo peor, el hecho que tengamos acceso a miles de videos que demuestran este horroroso acto es añadir leña al fuego

Aún recuerdo ese momento, era el 2006, vivía en ese momento en Estados Unidos y estudiaba en un colegio público en las afueras de Atlanta, Georgia. Con rabia mi profesora de ciencias sociales respondió “Porque no te devuelves para tu país”. El incidente se dio tras un intercambio verbal con un amigo que era mexicano.

Seguro eres un wetback” Así me tratan mis compañeros del colegio en Estados Unidos cuando les decía que era colombiano. Y aclaro que eran tanto blancos como afroamericanos incluso de otras nacionalidades.

Aahh, entonces vives al otro lado del rio”. Esta fue la respuesta que daba una compañera de la universidad en la que estudié cuando se enteró que vivía en el barrio de Belén.

Luego de ver cómo circulaba en redes sociales una frase pronunciada en algún momento por Will Smith donde expresaba que “El racismo no se está volviendo peor, se está grabando” y de discutir con una amiga sobre el tema, se me vino la idea de escribir algo al respecto.

El racismo definido en mis palabras sería la manifestación sutil o evidente de superioridad, discriminación y/o desprecio hacia el otro. Sea esto por tener características o cualidades distintas. Es un acto verdaderamente asqueroso y repudiable. Sin embargo, aún como sociedad no hemos sido capaz de erradicar y diré que absolutamente todos hemos sido racistas en algún momento de nuestras vidas.

Existen distintas formas de expresar el racismo hacia el otro y al inicio plasmé algunos ejemplos de los cuales padecí personalmente. El primero es quizá el más característico y evidente en nuestra sociedad, el racial o étnico. Históricamente estamos colmados de ejemplos: el apartheid que se vivió en Sudáfrica, la segregación racial que se vivió en Estados Unidos bajo el Modelo de Jim Crow. O la discriminación racial en Colombia que aún se refleja en comunidades afrocolombianos e indígenas*.

Un segundo tipo de racismo es el simbólico. Y acá puedo incluir las enormes brechas socioeconómicas que dividen y segmentan la población mundial. Dependiendo de las condiciones económicas se tiene acceso a cierto tipo de clubs, a formar parte de comunidades cerradas, a vivir en ciertos lugares, a graduarse de cierto tipo de universidad por nombrar algunos aspectos que condicionan su desarrollo como individuos.

Por último, está el racismo biológico. Como ejemplo podemos rescatar los horrores del nazismo y su pensamiento de superioridad basado en la raza aria. Incluso aquí incluiría el racismo o la discriminación de género que se padece continuamente en nuestro país.

El racismo realmente SI se está volviendo peor, el hecho que tengamos acceso a miles de videos que demuestran este horroroso acto es añadir leña al fuego. Desde el lado de las víctimas, fomenta su posición y se traduce luego en deseos de venganza, repudio y rabia acumulada que conlleva a distanciamiento y división hacía el otro (algo propio de un acto racista). Mientras que los victimarios, son idolatrados por individuos que quizás compartan estos mismos pensamientos y lo peor, incitan a miles que viendo estos actos se ven ahí reflejados y deciden actuar de la misma manera. En si se vuelve un ciclo vicioso del cual no se puede salir.

La eliminación de los actos racistas está en cada uno de nosotros, Nelson Mandela decía en algún momento “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su origen o su religión” y lo complemento luego con otra frase célebre “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. He aquí dos formas de detener el vicio, a través de la formación que recibimos en el hogar, la educación que se nos inculca y como somos capaces de mantenerla a través de nuestros ideales, valores y trato hacía al otro.  Yo agregaría otro aspecto, la tolerancia y la capacidad de contención. Los actos racistas que se ven a diario en redes sociales y otros medios son claramente denunciables y han de compartirse pero no puede ser con el animo de incentivar más odio. Si seguimos así somos cómplices de este ciclo vicioso.

Notas

Wetback: Es una forma de describir a una persona indocumentada en los Estados Unidos.

*Investigación llevada a cabo por el Observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes

Esto fue escrito por

Santiago Zapata Serna

Soy un curioso innato, apasionado por la lectura y en general los temas financieros y de economía en general. Me encanta una buena conversación y de vez en cuando escribir sin tinta lo que se me viene a la mente.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.