El pseudo arte como biografía de una sociedad banal

     

“Este tipo de pseudo arte impuesto por toda esta serie de personajes, manipulados por el sistema industrial del espectáculo, arroja a la humanidad hacia un vacío moral, alejándola de lo bello, de lo sublime, y por consiguiente de lo eterno. Este tipo de “arte” es la mera reducción de la creatividad, de la sensibilidad, del amor y del respecto del humano por el mismo humano. Este tipo de arte es en sí, la biografía de una sociedad banal”.


“Todo arte es una autobiografía” Federico Fellini

Nos resultaría útil entender que toda sociedad posee cultura y toda cultura, por ende, produce ciertos componentes, uno de los cuales es el arte. Podemos entender por arte a cualquier actividad o producto realizado con una finalidad estética y también comunicativa mediante la cual se expresan ideas, emociones y, en general, una visión del mundo, a través de diversos recursos como los plásticos, lingüísticos, sonoros, corporales y mixtos.

El arte es un gran componente de la cultura, reflejando en su concepción las bases económicas, sociales, intelectuales, y la transmisión de ideas y valores inherentes a cualquier cultura humana a lo largo del espacio y el tiempo. El arte, como solía decir Pablo Picasso, es esa mentira que nos acerca a la realidad, realidad que denuncia ciertos elementos banales que hoy, en lugar de demostrar el enriquecimiento estético de la sociedad lo que hace es desmantela la miseria misma en la que se encuentra sumergida la humanidad.

El boom que ha causado el desenvolvimiento de la escena de la cultura pop y urbana ha traído una especie de progresismo artístico que ha estado influyendo a las nuevas generaciones, desde las más bajas hasta las más altas esferas sociales en la que existe un alto índice de consumo del material creado por este tipo de artistas. Hoy contamos con influencers, youtubers, creadores de contenidos para la internet, cantantes de música pop y urbana, destacándose en este último campo el genero musical conocido como reggaetón, con el cual estos artistas han creado toda una serie de situaciones que en lugar de formar a una sociedad crítica están haciendo es una sociedad más endeble y sumisa, catalizadora de situaciones como la infravaloración de los valores morales, faltándole el respeto por la vida, al color de piel, al género, y hasta las creencias, etc.

Los artistas actuales, como es el caso del cantante colombiano de música urbana o reggaetón José Álvaro Osorio Balvin o conocido en el mundo artístico como “J Balvin” y “El niño de Medellín”, en lugar de producir un arte que sobresalte los buenos patrones de la cultura colombiana y por ende de su tierra ha estado haciendo todo lo contrario, es decir, ha estado produciendo una especie de pseudo arte el cual está lejos de producir una finalidad netamente estética y comunicativa. Su arte es todo lo contrario. Es la representación grotesca del masoquismo, de la vulgaridad, del morbo, del negocio propio de la industria del entretenimiento y del consumismo desenfrenado. Su música carece de sentido, de valores humanos, de ética, y sobre todo de respeto contra las mujeres. Su más reciente producción posee contenidos (letra y escenografía) que hacen apología al morbo sexual, al maltrato contra las mujeres y una prueba de ello es su canción “Perra”, donde el contenido lírico es altamente vulgar y como si fuera poco, utiliza mujeres de la etnia afrodescendiente con cadenas en el cuello haciendo alegoría a perras en cadenas. Estas escenas muestran no sólo la pobreza mental del pseudo artista, sino también muestra la pobreza mental de la sociedad que acepta y valora este tipo de contenidos.

Aunque el concepto y la apreciación del arte varía con la época, la esencia siempre debería ser la misma, el enriquecimiento estético, la transmisión de ideas y valores de la cultura pero, ideas y valores que conlleven a la humanidad al bienestar y no a la derrota misma de la humanidad. El pseudo arte creado por este tipo de personajes solo conlleva a la humanidad a la pobreza mental, a la degeneración de su dignidad y sobre todo a la banalidad de ella misma.

Este tipo de pseudo arte impuesto por toda esta serie de personajes, manipulados por el sistema industrial del espectáculo, arroja a la humanidad hacia un vacío moral, alejándola de lo bello, de lo sublime, y por consiguiente de lo eterno. Este tipo de “arte” es la mera reducción de la creatividad, de la sensibilidad, del amor y del respecto del humano por el mismo humano. Este tipo de arte es en sí, la biografía de una sociedad banal.

 

About the author

Numar Chaid González

Filósofo egresado de la Universidad del Atlántico. Docente de filosofía y Ciencias Sociales. Miembro investigador del Grupo de Investigación Cronotopias.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.