El Poder de la Economía Colaborativa

     

“El modelo de la economía colaborativa rompe esquemas, cambia estructuras y plantea nuevas perspectivas.”


La Economía Colaborativa es un modelo económico basado en comunidades de personas que organizadas alrededor de diferentes plataformas pueden obtener lo que necesitan entre sí, con o sin intercambio de dinero.

Dentro de los factores clave de este modelo económico se relacionan:

  • Confianza: elemento clave en el desarrollo y la evolución del consumo colaborativo, lo que permite que los intercambios en este modelo sean cada vez más sencillos y prácticos. “La confianza es la moneda de la nueva Economía Colaborativa”. Botsman (2013).
  • Necesidades: modelo basado en prestar, alquilar, comprar o vender productos en función de las Necesidades específicas y no tanto en beneficios económicos. De hecho, en este sistema es posible que el dinero no sea el único valor de cambio para las transacciones.
  • Reputación: es indispensable para la construcción de relaciones basadas en la confianza y en el consumo compartido; es decir, se puede entender más fácil como las valoraciones, puntuaciones y opiniones que los usuarios tienen respecto de una persona o empresa en los sitios web.
  • Reinvención: el modelo de la Economía Colaborativa es fundamentado en reinventar no solo lo que se consume, sino la manera en cómo se consume. Es una visión colaborativa y abierta que resulta ser muy eficiente con resultados en doble vía.

Los servicios en la Economía Colaborativa son considerados como Bienes de Intercambio, por ejemplo, una persona que pueda ofrecer alojamiento a otra durante unos días puede intercambiar este servicio por unas clases de idioma de español o inglés. Como su propio nombre lo indica, se basa en un modelo centrado en la colaboración y la ayuda mutua.

A pesar de la heterogeneidad de los negocios e industrias que se engloban dentro de este modelo, las empresas dentro del modelo de economía colaborativa cuentan con las siguientes tres características:

  1. Utilizan la tecnología de la información, a través de plataformas basadas en la web y aplicaciones móviles en dispositivos, para facilitar transacciones entre pares.
  2. Sistemas de calificación basados ​​en el usuario lo que garantiza un nivel de confianza entre los consumidores y los proveedores de servicios, que no se han encontrado previamente y ayudan a controlar la calidad del servicio.
  3. Ofrecen a los usuarios o “trabajadores” que brindan servicios o intercambios de bienes a través de las plataformas digitales, flexibilidad al momento de seleccionar sus horas de trabajo o su preferencia al momento de confirmar el intercambio.

Pero la pregunta que puede surgir es ¿Por qué surgió y a qué se debe el Boom de este modelo?

La dominancia de la economía colaborativa surgió principalmente para cubrir aquellas necesidades de las personas y familias insatisfechas; además, como consecuencia de la escasez de recursos o crisis económica que se ha vivido en diferentes partes del mundo.  Así las cosas, la idea de colaborar, compartir o intercambiar bienes han tenido una alta demanda y abre los caminos hacia muchas maneras de innovar con nuevos modelos de negocios.

El Modelo de la Economía Colaborativa es disruptivo, esto quiere decir que rompe esquemas, cambia las estructuras y plantea nuevas perspectivas, pero también se trata de un Modelo sostenible pues contribuye al consumo razonable y hace más accesible los bienes y servicios a todos de una forma masiva. Hay menor desperdicio y esto se traduce en un comportamiento más responsable con el medio ambiente.

Lo fundamental e interesante es que ya no se trata de poseer los bienes, sino de tener acceso a ellos para atender una necesidad específica y temporal, colocando como protagonista a la comunidad como factor crucial, los cuales hacen circular los bienes o servicios de una manera inteligente, masiva y potencializando los recursos con los que cada uno cuenta dentro de la comunidad.

La comunidad ha contribuido al fortalecimiento de un intercambio horizontal, entre pares, que empodera a los consumidores y que al mismo tiempo reconfigura el sentido de Comunidad y de ciudadanía.  En este modelo se potencializa “Lo mío es tuyo”.

La tecnología es un eslabón clave y relevante, aproxima y permite romper cualquier tipo de barreras; en efecto, las plataformas digitales son el corazón de la economía colaborativa enlazando dinámicamente y en tiempo real la oferta y la demanda de forma digital. Por ello, el internet cumple un papel fundamental como herramienta catalizadora, democrática y descentralizada.

Al hablar de Economía Colaborativa no se puede dejar de nombrar la democratización, lo que significa que gobiernos, empresas y ciudadanía se involucran de forma integral buscando caminos más viables para el desarrollo económico y social, convirtiéndose en una respuesta disruptiva, abierta y dinámica para la inequidad y la ineficiencia en el mundo.

Beneficios

  • Mayor Oferta: los bienes y servicios de particulares incrementan las opciones para adquirir productos y servicios.
  • Bajos Costos: precio inferior al habitual, y alternativa de trueque con otros objetos o servicios.
  • Accesibilidad a la información rápida y con disponibilidad inmediata sin discriminación y abierto a toda la comunidad.
  • Protagonismo al Cliente: satisfacción de las necesidades puntuales del cliente, con un componente decisivo: Costo – Beneficio.

Por último, veamos algunas empresas conocidas que han sido referentes en la industria, como casos exitosos del modelo:

  • Airbnb

Airbnb es un mercado comunitario basado en la confianza en el que la gente publica, descubre y reserva alojamientos únicos en todo el mundo, ya sea desde su computadora, Tablet o teléfono móvil. Con posibilidad de alquilar desde un departamento por una noche, hasta un castillo por una semana completa. Dos componentes claves: la tecnología y las redes sociales. Gracias a la tecnología esta aplicación logra tener una gran demanda con presencia global.

  • Uber

Uber nace como una opción más para movilizarse por las ciudades con más estilo, seguridad y comodidad, esta empresa de tecnología conecta usuarios que necesitan transporte, encontrando socios conductores que ofrecen de manera independiente este servicio. A través de una aplicación conecta socios conductores con usuarios que desean un conductor privado.

  • Rappi

Se inicia con la idea de crear una empresa llamada ‘Grability’ con el objetivo de que los usuarios pudiesen hacer sus compras de una forma más cercana, sin saber que esta se convertiría en la entrada de la creación de Rappi.

A través de las sugerencias, identificaron necesidades puntuales de productos adicionales, así como de favores que requerían los usuarios. Creando a Rappi, basado en escuchar las necesidades puntuales de los usuarios.

La economía colaborativa es aplicable a cualquier rama, es un esquema universal, que cada vez cobija a más renglones de la actividad económica a nivel mundial, supera barreras de cualquier limitación personal siendo conveniente, inclusive y sostenible.

About the author

Carolina Muñoz Galeano

Profesional en Negocios Internacionales, MBA en Dirección de Empresas, Experta en estrategia, transformación digital y expansión internacional de empresas, 16 años de experiencia en diferentes industrias, organización de eventos internacionales, aceleramiento de internacionalización de empresas, ejecución de proyectos internacionales América Latina, Caribe, América del Norte, Europa y Asia. Entrenadora certificada por Alibaba para Transformación Digital.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.