El pan nuestro de cada día, no nos lo des señor.

Entrevista a - Pensador - proceso de montaje obra EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA con el personaje “Emily” elenco Otredanza Compañía Artística.

Entrevista a – Pensador – proceso de montaje obra EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA con el personaje “Emily” elenco Otredanza Compañía Artística.

 

El proceso de creación escénica de una realidad para el espectador es complejo en tanto implica salirnos de la zona de confort, adentrarnos al mundo de la escena es conectarnos realmente con el alma y la esencia… transmitirlo al espacio proxémico, al otro, al universo, a la nada…; es esa nada la que invita a seguir en la lucha del pregón, en el caminar sin cansarse, en el bailar y a grito herido llenar vacíos o vaciar lo lleno… es poner esperanza donde solo hay contenidos condicionados y palabras puestas por otros, que detentan la realidad del contexto, la dura situación, la amarga cotidianidad, aquello que es condicionado y que mantiene un conflicto que nunca escogimos pero que siempre estaremos dispuestos a negociar (la desigualdad social, la discriminación, la vulneración de derechos y la victimización del derecho a ser lo que por esencia somos).
Importancia de la obra
Esta obra es bastante importante en tanto muestra una realidad de la población LGBTI a partir de la denuncia de casos cotidianos en materia de violación de derechos.

La población como “MINORÍA” padece a diario situaciones que violentan su dignidad, su lógica cotidiana, su ser y derecho a ser… son múltiples los casos de vulneración de derecho, esto se debe a esquemas de pensamiento herrados, discriminación, homofobia, lesbofobia… son muchas las causas pero en sí es una sociedad desigual, una cultura de doble moral, una cultura amenazante al derecho de ser y hacer con libertad, con coherencia humana…

Cambiar el paradigma, cambiar la forma como nos han dicho que hay que tratar el otro cuando es diferente es un reto, se empieza desde la generación de sensibilidad y reflexiones… esto es un aporte de la obra, un aporte que va en contra de las manifestaciones de desigualdad con la diferencia… ¿Cuál diferencia? la población no es diferente, se ha tratado diferente y se le ha hecho diferentes.

Para cambiar el mundo no se necesitan grandes acciones, se necesitan procesos que comprometan a la sociedad en cambios reales, todo empieza desde la persona; esta obra cambió nuestras vidas, cambió en el espectador, cambió en nuestras familias… cambió tanto que este artículo está aquí y no en el cajón del olvido o en la trilladora donde cada tres años se destruyen documentos que pierden valor, cambió en un árbol convertido en papel que hoy soporta estas letras para decir que algo en este mundo ha cambiado y que el tiempo lo sabrá decir.
Participar de aventura creativa 2015 me ha dejado grandes cambios y construcciones a nivel personal y profesional, dentro de dicho proceso comprender, aprender, desaprender, conectarme con el otro ha sido todo un caminar a veces lento, riguroso pero siempre con la convicción de que vale la pena aportar en el camino de la construcción de transformaciones, construir deconstrucciones…

Dentro de los aportes significativos del proceso evidencio en mí mucha sensibilidad por el proceso, compromiso, identidad con el grupo y con mi carrera como artista. Como segundo elemento rescato el aprendizaje en materia escénica, el respeto por el escenario, la conexión con el otro y la otra, la conexión con migo como artista, con mi yo, con mi alma, la asociación que tenemos por naturaleza con nuestros hermanos los animales y lo útiles que son a la hora de construir un personaje, la identificación con ellos, con otras personas, con situaciones entre otras hacen de mi como artista un aprendiz ansioso y lleno de intenciones para el aprendizaje y compromisos.

Proceso de montaje

Yo empezaría por las dificultades que nos permiten construir, quizá la costumbre de altas rutinas de calentamiento donde algunas veces me excedía y entraba en crisis asmática. La paciencia, este proceso es de todos y siempre es importante tolerar el descuido de algunos compañeros en las escenas pues cuando se hacen mal o no se le pone la intención que se requiere hay que repetirla, pero como seres humanos someternos a la construcción colectiva siempre nos implicará dar todo de sí y recibir los aportes sin escatimar en juicios ni valoraciones propias.

Yo tengo un postulado que es importante en mi vida “trabajar con las cualidades de los otros” en el campo de las artes se me complejiza en ocasiones, -no siempre- como artista uno siempre quiere ver lo mejor del elenco y de sus propuestas. Es un reto y es una dificultad que se buscará siempre trabajar. Sin embargo la exigencia de ser buenos y mejores siempre nos evocará a exigirnos. Es una propuesta interesante, ellos son profesionales en el trabajo, respetuosos en su accionar y bastante exigentes en el resultado, dicha metodología prepara el cuerpo, la mente, el alma y lo último es la escena… este proceso nos propone una integralidad como artistas y de ellos rescato la paciencia y su forma cómica de dirección. La forma de llevarnos a conectarnos con el objetivo (personajes) es bastante didáctica o estratégica, adentrarnos en el cuerpo, en la experiencia, en el otro, identificarnos… también los juegos que en el marco de la construcción se han venido desarrollando tejen y consolidan un aprendizaje válido en la construcción no solo de la propuesta sino de la perfección como artistas.

Como persona aporta muchísimo este proceso de montaje, he descubierto cada vez más mi gusto por el teatro más que la danza, a veces cuando escogían algunos personajes para la obra y presentaba casting yo decía: será que no lo preparé bien, o será que no sirvo para esto… encontrarme en este proceso me motivó mucho a prestarle atención a las recomendaciones de la dirección, motivarme a construir escenas, proponer, traer mi personaje Emily que es el personaje de las fiestas, el personaje real de mi yo femenino, mi lado dulce y picante… En materia artística hay una ganancia arrolladora no solo como artista sino a nivel grupal, el proceso se ha tejido de una manera muy amigable, donde todos aportamos a su construcción, ha habido roses de momento que son normales pero esto responde más a muchas causas como los ensayos largos, el hambre, la actitud en algunas ocasiones que hacen de la cotidianidad del montaje algo tensa; no es general en el proceso, como bien lo digo ha sido relativamente poco pero que ha dejado aprendizajes y construcciones bastante significativas en materia de cohesión grupal, en materia de montaje…

About the author

Óscar Alberto Arango

Profesional en Planeación y Desarrollo Social, Educador Experiencial en desarrollo humano.

Facilitador en intervención motivacional social y juvenil; estrategias didácticas para la sistematización de procesos de participación comunitaria y organizacionales. Promotor de lectura crítica desde el arte y la proxemia, facilitador de lectura y pensamiento crítico.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.