El Pacto Nacional de Petro: el nuevo Contrato Social para Colombia

“Todo Estado moderno ha nacido de un contrato social, de un pacto social entre los ciudadanos y el Estado, pacto ratificado en lo que conocemos comúnmente como la constitución política del país, en la cual se consagran los derechos, los deberes y las libertades de los súbditos del Estado”


Desde la filosofía política, la ciencia política, la sociología y la teoría del derecho, el contrato social es entendido como un acuerdo que se realiza entre los miembros de un mismo grupo. Un claro ejemplo de ello es el acuerdo que se adquiere entre un Estado con relación a los derechos y deberes de los ciudadanos.

Todo Estado moderno ha nacido de un contrato social, de un pacto social entre los ciudadanos y el Estado, pacto ratificado en lo que conocemos comúnmente como la constitución política del país, en la cual se consagran los derechos, los deberes y las libertades de los súbditos del Estado.

Desde los contractualistas clásicos (Thomas Hobbes, John Locke y J. J. Rousseau) se ha entendido como necesario a los contratos sociales. Su importancia se debe a que funcionan como herramientas para garantizar la paz, la seguridad, tanto de los ciudadanos como la del mismo Estado, e incluso, para proteger la vida misma de cada individuo que pacta.

El pacto histórico, coalición política que llevó a Gustavo Petro a obtener un número considerable en el Congreso de la República sino que también lo llevó a ser presidente, busca como objetivo principal consolidar un nuevo contrato social o como el mismo presidente electo le llama pacto nacional en el cual se acuerden las garantías necesarias para fijar el curso del desarrollo social, económico, político y cultural del país.

Desde los inicios de su campaña para llegar a la presidencia el hoy presidente electo, siempre ha sido enfático en construir un nuevo pacto social en el que se garanticen los derechos y los deberes de los ciudadanos colombianos y que el Estado Social de Derecho llegue a los rincones más olvidados de la nación. La idea en sí buscaría cambiarle el perfil que el actual Estado ha tenido desde hace décadas, el de un Estado que solo ha protegido las garantías, las libertades y los privilegios de unos pocos en lugar de hacerlo con todos.

En el pacto social, de acuerdo a Rousseau, “cada cual pone en común su persona y su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general, y cada miembro es considerado como parte indivisible del todo” (Rousseau, 2004, p. 61). Este pacto social propone que para vivir en una sociedad más justa, los seres humanos deben acordar unas ideas que al materializarse les otorgue ciertos derechos a cambio de abandonar la libertad que les dispone el estado de naturaleza en el que antes del pacto habitaban.

El estado de naturaleza es una especie de condición en la que viven los seres humanos sin cohibiciones sociales y morales, solo con la absoluta libertad para hacer lo que a cada ser humano le plazca. En la Colombia, a pesar de que ha habido un contrato social desde 1991, constitución que establece al Estado colombiano como un Estado Social de Derecho y que todas las personas o ciudadanos son iguales ante la ley, se han presentado una amalgama de episodio y/o hechos que han desencadenado un completo estado natural en el que el hombre ha sido un lobo para el mismo hombre, tal cual lo establece Thomas Hobbes en su famosa obra El Leviatán.

La propuesta del recién electo mandatario, quien tomará posesión este siete de agosto, es consolidar un pacto nacional que reconcilie a la nación. Política y socialmente Colombia ha sido una nación fragmentada por el sectarismo político y los conflictos armados. Estos fenómenos sociales y políticos han creado una atmósfera de polarización, lo cual, ha degenerado la integridad misma del país. El pacto social que propone Petro tiene como objetivo buscar un acuerdo nacional entre todos los ciudadanos, los cuales, necesitan garantías para el establecimiento de sus derechos y libertades, los y las cuales se han visto violadas por los incidentes violentos que han apagado miles de vidas.

El pacto social, o pacto nacional como se le conoce a la idea central en sí del proceso liderado por el nuevo presidente y su bancada en el legislativo, es un acuerdo entre ciudadanos, entre iguales de la misma nación, que busca la reconciliación y la unidad de los colombianos desde las bases de la sociedad hasta las mas altas esferas.

Esta idea del pacto nacional es una oportunidad para dejar los odios atrás, para construir un nuevo país, enfocado en el desarrollo social, económico, cultural, educativo, entre otros aspectos. Este pacto social no es con unos pocos sino con cada uno de los colombianos que residimos dentro y fuera del territorio nacional.

About the author

Numar Chaid González

Filósofo egresado de la Universidad del Atlántico. Docente de filosofía y Ciencias Sociales. Miembro investigador del Grupo de Investigación Cronotopias.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.