EL MERLANO QUE LLEVAMOS DENTRO

     

Poderoso, soberbio, mentiroso y dueño del mundo actuando por encima del bien y del mal, el destituido exsenador Eduardo Merlano, nunca pensó que aquella noche del  13 de mayo de 2012 en Barranquilla, cuando se desplazaba en su camioneta, conduciendo en estado de embriaguez y mientras fue sorprendido por un retén policial, fuera más que una salida nocturna, la definitiva que le decretó la Procuraduría Nacional en su vida política, al inhabilitarlo por 10 años para ejercer cargos públicos por tráfico de influencias, al llamar a los superiores de los oficiales en servicio del puesto de control, para evitar que le practicaran una prueba de alcoholemia.

Confieso que sin el video revelador de Merlano, adulando respeto por sus 50 mil votos que lo llevaron al Senado (fueron 37.000) y sus ínfulas políticas de tapetusa, no lo hubiera reconocido por su nombre y mucho menos por su gestión en el Congreso. Merlano desde entonces tiene el suplicio de servir como referente para muchos colombianos, que ante la misma situación, hemos actuado de igual manera.

¡Me incluyo en la lista Merlanista! He tomado mientras conduje algún tipo de transporte (a quién engañas) Está bien, he bebido varias veces manejando (haber Santiago…) No solamente eso, sino qué muchísimas amigas y amigos, familiares y conocidos, lo han hecho por lo menos una vez, sino es que muchas más (eso sí)

Con qué autoridad moral voy a señalar al joven Fabio Andrés Salamanca, quien el pasado mes atropelló en  la camioneta de su familia en horas de la madrugada, un taxi con dos pasajeras (fallecidas) y a su conductor (parapléjico). Ataco es la novela mediática que ocasionó esta noticia y los nuevos próceres de la normatividad de tránsito express que crecieron como arroz, los de las redes sociales culpando lo laxo del dictamen que lo dejó en libertad, cuando sé que muchos de ellos, han bebido en sus carros particulares y lo siguen haciendo, los que han sido sorprendidos hablando por celular, pasándose un semáforo en rojo o haciendo un giro prohibido y “trabajan de calle” al servidor de tránsito o de policía con una fábula mágica de lamentaciones, una sonrisa coquetona o 20 mil pesitos para la gaseosa, señor agente.

Vivimos en un país donde se le da desde la escuela mucho crédito y liderazgo al “avión” del curso, mientras que  al estudiante ejemplar con disciplina, se le señala con burla, una costumbre tan nuestra, que ya es parte de nuestra idiosincrasia. Un estado donde las autoridades hacen uso de su condición para buscar beneficio personal y sus asociados hacen trampa para salirse con la suya, es un pueblo que difícilmente podrá superar las dificultades que le aquejan.

Más allá de los sonados casos que pasan todos los días en Colombia, por infracciones a las normas de tránsito, es tiempo de crear entre todos una verdadera cultura vial para la movilidad, en la que como usuarios de la vía, practiquemos los principios básicos de respeto a los demás, tengamos una disposición serena al conducir y no la mano en el pito ni el insulto a flor de piel, también en la que las autoridades sirvan como facilitadoras de los problemas de tránsito y no como cazarecompensas. Todo comienza por nosotros mismos, hoy soy consciente del peligro que corrí  durante tanto tiempo, manejando después de haber consumido alcohol, espero que mañana siga con la misma actitud para tener la libertad de seguirme expresando de esta manera y no tener que lamentarme después, como pudo suceder en aquellas épocas, en las que envalentonado conduje ebrio, me creí Alcalde y gracias a Dios no hubo accidentes serios ni cámaras de video que registraran lo que por fortuna, solo quedó grabado en mi memoria.

Santiago Jaramillo Botero  Estudiante de Comunicación y Relaciones Corporativas de último semestre, Gerente de Grupo Nueve Once, Logística y Eventos, miembro de la agencia de periodismo La Lupa, que cuenta con un programa radial todos los sábados a las 9:30 am en los 1.470 de Todelar.
Santiago Jaramillo Botero
Estudiante de Comunicación y Relaciones Corporativas de último semestre, Gerente de Grupo Nueve Once, Logística y Eventos, miembro de la agencia de periodismo La Lupa, que cuenta con un programa radial todos los sábados a las 9:30 am en los 1.470 de Todelar.

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.