Tendencias

El hombre que vive de las redes sociales y factura más de 6 cifras en dólares anuales

Carismático, divertido, simpático, ambicioso, risueño, amoroso, elocuente, sensato y sobretodo estratégico; “un marketero del mundo del hoy” que ha sabido comerse el mismo con las redes sociales: Marcos Razzetti.

Fachero como le dirían sus amigos, al llevar una buena pinta y bien puesta,  llega a Colombia a impartir una cátedra de Marketing Digital a cientos de emprendedores, jóvenes y viejos, que han visto una posibilidad amplia de negocio en las redes sociales; gente que ha soñado con tener sus primeros 100 mil dólares, su golpecito de suerte o –su primer millón, como lo canta Bacilos–  y que cada día están más cerca de lograrlo a través de las estrategias de mercado que posibilitan hoy las redes sociales y el amplio mundo de la internet.

Marcos es un marketero, con k,  y no precisamente de los que el diccionario define como: persona ligada al oficio de la marquetería; ni mucho menos un pseudónimo impuesto por aquellos ingeniosos, creativos, capaces y dispuestos a relacionar nuestros nombres o apellidos, jocosamente,  con todo lo que rime o asemeje; este, por su parte, es un hombre de negocios virtuales que ha encontrado en el Marketing Digital toda una experiencia de negocio en el que le ha sido posible convertir a desconocidos en clientes potenciales.

Mide 1,75 centímetros, es de complexión fuerte y vino a mí país a entregar conocimientos potenciales en materia de economía digital. Es de esos hombres a los que los influenciadores y/o emprendedores digitales persiguen para aprehender su sabiduría experiencial; tiene 22 años, recién cumplidos el 4 de noviembre, argentino, sin profesión titulada, quién se considera de nacionalidades múltiples, viajero del mundo y conferencista donde se le permite estar. Expone sus ideas con facilidad y tiene la capacidad de enganchar con su discurso.

Una persona que va por lo que quiere en la vida, que no entiende el no como respuesta y que siempre está dispuesto ayudar a otros, buscando lo que quiere y con la convicción de la perseverancia ante toda situación.

Razzetti ve en el Marketing digital la nueva forma de hacer publicidad, y afirma qué si queremos entrar en él, tenemos que entender que las personas hoy en día están donde están los ojos, “si las personas están en las redes sociales yo tengo que estar donde están los ojos, entonces tengo que estar ahí. El marketing digital lo que hace es hacer publicidad en las redes donde está la gente”. Es así como ha logrado entender el mundo del mercado virtual, a partir de estrategias comunicacionales que le han permitido enganchar a cientos y miles de seguidores que posee en sus redes sociales y que ha logrado convertir en clientes potenciales para su agencia actual y marcas que buscan sus servicios en materia de asesoría digital y emprendimiento global.

Ha tenido la posibilidad de moverse en diferentes escenarios y eventos en Madrid, Buenos Aires y en diversas ciudades de Colombia: Cali, Cartagena, Medellín, Bogotá; transmitiendo a su audiencia un mensaje claro y contundente: el poder del marketing digital y experiencial.

Sabe, gracias a su experiencia, que las personas siguen a grandes influencias, autoridades y que diariamente se gestan grandes oportunidades de negocio a partir de las pautas publicitarias. Las marcas del hoy confían en el influenciador y es así como le dan credibilidad a sus nombres; los canales mediáticos han trascendido y la prelación que tuvo la radio y la televisión, otrora, hoy en día se fortalece en el mundo de la internet a través de la redes sociales.

En un mundo en el que el marketing de influencia está quizá un poco sobrevalorado por los cientos y/o miles de emprendedores que hoy deciden autodenominarse influencers, y que poco conocen rentabilizar su oficio con una estructura sólida y con conocimiento de sus audiencias; Marcos ve una oportunidad de mercado indeterminable a través de la acción de generación de contenidos para públicos segmentados; considera supremo e importante definir un target, conocer su público objeto, y entregar material constante a la audiencia que deseemos enganchar.

Este marketero digital se define como Instagramer y un poco Youtuber anotando algunas precisiones referentes a las plataformas digitales de mayor impacto actual: Instagram es para mostrarte cercano, hacer “en vivos”; Twitter para noticias o contar tus pensamientos y Facebook para crear comunidades, grupos familiares y entablar mejores canales de relacionamiento con tu público a la hora de comercializar o entregar conocimientos que permitan retroalimentarse.

Es un hombre convencido y seguro de sí mismo, de su trabajo, y afirma con vehemencia que sí es posible vivir de las redes sociales y que esto se logra creando un negocio digital o emprendimiento digital, vendiendo productos propios o de externos, comercializando servicios, coaching, asesorías, cursos, o ayudando a las personas a crecer sus negocios. Gracias a su experiencia como emprendedor digital y los conocimientos que ha logrado impartirles a sus estudiantes asegura que los ingresos varían entre 500 USD hasta miles de millones de dólares, y que el mercado actual cada día demanda más posibilidades de empleo para todos los creadores de contenidos, influenciadores, emprendedores digitales y asesores o estrategas digitales.

Aclara, además, qué, las redes sociales no pagan, la única que proporciona ingresos a sus creadores es Youtube, los que pagan son las marcas por hacer publicidad, postear contenido o vender un producto y motiva a los jóvenes de hoy a seguir creando, a reinventarse cada día más y a conocer, esencialmente, a sus audiencias. Más que grandes números lo que los emprendedores de hoy requieren es fidelizar sus públicos y de este modo convertirlos en clientes potenciales.

Explica que en una red social como Instagram se crece muy rápido y el alcance es el más alto, actual, en redes sociales al permitir expandir el mensaje de manera orgánica develando estadísticas de a cuantas personas podemos llegar sin pagar publicidad.

Es un Millenial, inquieto, quiere siempre más, se aburre rápido, se reinventa, buscando hacer las cosas nuevas; pues tiene muy claro que las redes sociales son para entretener; por ende, lo básico es interactuar. No cree que las redes desaparezcan, es la transcición lógica, antes era la radio luego la televisión y ahora las plataformas digitales.

En poco tiempo ha dado conferencias en varios países (4), 7 ciudades del mundo donde ha entregado más de 15 conferencias en público, ha tenido varios alumnos online y una facturación arriba de las 6 cifras anuales, entregando por internet cursos a más de 1000 personas sin tener ningún titulo universitario y logrando facturar cifras que van desde 100.000 USD hasta la ambición que se proyecte alcanzar, pues como bien lo sabe: es un marketero sin marco, se reinventa cada día y se afana por comerse el mundo en la era digital.

En Colombia estuvo presente en “Vive lo imposible” en Cali.

Esto fue escrito por

Henry Orozco

Comunicador social, periodista, con gran conocimiento en Marketing Digital y Político. Escritor en diversos medios masivos de comunicación con proyección local, regional y nacional, como Al Poniente, Las Dos Orillas, El Espectador. Director de comunicaciones en el aplicativo móvil #SomosProvinciaABT, portal interactivo de una de las cinco provincias que tiene el departamento de Antioquia, y que constituye la unión de 12 municipios del Oriente Antioqueño.

Generador de contenidos para redes sociales - @SoyHenryOrozco