Opinión Recomendados

El Cambio Climático: Los países ricos sobrevivirán

 El Cambio Climático:  Los países ricos sobrevivirán


“El consumismo deliberado sin control de manejo de residuos mata al mundo. Empezando por nuestras mascotas. ” Daniel  Felipe Otálora


El fenómeno del cambio climático puede destruir a todos los países del planeta, sin embargo, las naciones con estados financieros sólidos lograrán mitigar el daño.

En 2019 convergieron en nuestras urbes catástrofes climáticas que dejaron miles de fallecidos, heridos y millones de dólares en pérdidas. Huracán Dorian de clasificación 5; paso por Islas Barlovento, República Dominicana, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Puerto Rico, Bahamas, Canadá y Europa. Las pérdidas económicas se estiman en 8,28 mil millones de dólares. El número de personas muertas superó las 200, y la calidad de vida disminuyó, incluso reportando cifras a las tasas de pobreza de cada nación. ¿En 2020 los países recuperaron sus bienes afectados? Dorian no causó daños relevantes en Puerto Rico. En República Dominicana y Canadá las pérdidas no fueron trágicas para la economía, ni para el índice de mortalidad. Mientras tanto Bahamas se encontró un enemigo poderoso. En ruinas se hallaron hospitales, colegios, aeropuertos, casas, calles y zonas hoteleras. La ONG emitió un comunicado con el título “Bahamas necesita ayuda humanitaria” más de 70.000 personas están sufriendo calamidades. En 2020 Bahamas sigue en recuperación. La entrada principal al PIB del país es el Turismo; una industria gravemente afectada por el huracán. Bahamas no exporta ningún insumo, generando una recuperación más lenta.

Estados Unidos tuvo pérdidas significativas en los Estados: Florida, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, (5 estados de los 50 estados que tiene USA) casas y carreteras quedaron afectadas, zonas de carro casas destruidas, parques y playas deterioradas. Para 2020 los sitios lastimados están reconstruidos. Una nación que cuenta con infraestructuras Hurricane-proof building, refugios, logística médica para atender a heridos. Y seguros económicos sólidos. Estados Unidos con un ingreso per cápita de 68.000 USD y un PIB de 20.64 millones de dólares, por 328.2 millones de habitantes, decuplica la economía de Bahamas; su producto interno bruto es de 12.42 mil millones de USD. EEUU Poseedor de un territorio con más 9.000.000 millones de Km2 y un campo industrial diverso, tiene ventajas frente al país del turismo en ruinas. Las brechas para combatir el cambio climático son gigantes.

Incendios, terremotos, ciclones, inundaciones maremotos y enfermedades son producto del desarrollo deliberado del hombre. En 2015 más de 175 países entraron al Acuerdo de París: Un acuerdo no vinculante para la protección del medio ambiente, controlando la emisión de gases y otras prácticas que afecten el cambio climático, para el 2023 y cada 5 años los países vinculados deben mostrar resultados; manteniendo el incremento de la temperatura del país muy por debajo de los 2 0C respecto a la era preindustrial y proseguir los esfuerzos para limitarlo a 1,5 °C. ¿Cuáles son las consecuencias en un futuro del cambio climático? ¿El acuerdo de París puede impactar en el cambio climático?

El libro de Guerras Climáticas de Herald Welzer relata las problemáticas del cambio climático a futuro. Una consecuencia que puede surgir son las guerras climáticas, los migrantes climáticos y las muertes en masa.

Países con una economía fuerte sobrevivirán: construyendo barrios flotantes, creando ciudades compactas sobre elementos a prueba de sismos y reforzando las fuerzas policiales para el control de emigrantes, como FRONTEX (La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas​). El acuerdo de París más que un salvavidas para las próximas generaciones es un juego geopolítico y económico de los grandes países que mantienen el orden mundial. El acuerdo de París es la analogía del subtítulo “Los países ricos sobrevivirán” por qué naciones como Uganda con uno de los PIB y PEB no pueden mantener una eficacia operacional igual a los países ricos.

Ahora más que nunca es difícil descifrar el futuro.