Cultura Recomendados

El arte como un camino de autoconocimiento y sanación

Imagen: Cultura Colectiva

El arte nos permite viajar hacia nuestro interior, hacernos preguntas y plasmarlas de formas diversas


“El objetivo del arte no es un destilado enrarecido e intelectual, sino que es la vida, una vida más intensa y brillante”

Alain Arias-Misson


El arte en sus principios se suele atribuir a una función ritualística, mágica o de sentido religioso, que permitía no solo comunicar sino también generar conexiones trascendentales, luego pasa a ser una manifestación elitista y de poder, pero lo más importante que se debe rescatar es que siempre ha permitido que el ser humano se comunique, se exprese y hasta inmortalice momentos, personas, épocas y civilizaciones.

Por medio del arte podemos conocer las características de una sociedad, su economía, sus formas de ejercer poder, su cultura y las formas en que habitan un territorio, en este mismo sentido, el arte nos permite viajar hacia nuestro interior, hacernos preguntas y plasmarlas de formas diversas y haciendo uso de múltiples manifestaciones.

Actualmente viene tomando mucha más fuerza la idea del arte como un medio para sanar, para conectarnos con nosotros mismos por medio de símbolos y nuevas representaciones, pero no es una idea nueva en 1938 el artista plástico Adrián Hill luego de haber participado en la primer guerra mundial, se encontraba internado en un sanatorio intentando recuperarse de una tuberculosis y allí descubrió que, el proceso creativo le permitía acelerar su proceso de sanación y regular de una mejor forma sus emociones; compartió su método con múltiples enfermos encontrando resultados positivos. El arte como terapia se empezó a difundir en centros escolares, hospitales, centros comunitarios…

No es necesario ser artistas para explorar y conectarnos con el arte, hace mucho tiempo reconocí abiertamente, que, el arte salvó mi vida, y lo hace continuamente me ha permitido canalizar mi sentir y hacer catarsis.

En estos tiempos de incertidumbre, de muchas preguntas y pocas respuestas es fundamental procurar mantener nuestras dimensiones equilibradas, desde lo físico hasta lo mental y emocional, por eso te invito a que cuando te sientas abrumado tomes un papel, colores, crayolas, pongas tú música favorita y sin pensarlo mucho, por medio de trazos libres pongas en el papel todo lo que sientes, que sea un garabateo, que te sientas libre como un niño curioso que explora los materiales, se conecta con ellos y sin prejuicios plasma todo aquello que le nace hacer.

Este año nos está dando grandes lecciones, nos mostró nuestro lado más humano, nuestra vulnerabilidad, nos permitió vernos en el otro y sentir que, son más las cosas que nos unen y nos invitan a construir en conjunto.