Opinión Recomendados

El anime Psycho-Pass y su similitud con el régimen chino actual

Cuando las personas cambian su libertad por seguridad, pierden su esencia como seres humanos.”


En la plataforma de streaming Netflix se encuentra un excelente anime, llamado Pshyco-Pass, el cual ha sido ampliamente elogiado por la crítica, la calidad de su animación, escenas de acción e historia lo hacen una joya. Lo que más me interesa exponer de esta serie de animación japonesa, es su visión de un futuro distópico que tristemente en una parte del mundo ya se está viviendo, no de forma exacta como lo expone el anime, pero con unos elementos muy parecidos.

Voy a hablar de la serie evitando al máximo los spoilers, para no arruinarles las sorpresas que les da la serie, pero si no quiere correr riesgo puede leer este artículo después de ver la primera temporada, que es de la que voy a hablar.

Lo primero es describir el universo de Psycho-Pass, que se ubica en el futuro en el año 2113, en Japón, donde el país ha entrado en una autarquía, aislándose de un convulsionado mundo. El país nipón ha desarrollado una tecnología llamada sistema Sibyl, el cual es el que controla todo el país, gracias a él, se ha podido lograr escanear las mentes de las personas, pudiendo decir cual es su estado mental, al que llaman Psycho-Pass, con esta técnica pueden predecir cuando alguien va a cometer un crimen o si ya lo realizó. Cuando una persona comienza deteriorar su salud mental, piensa cometer un crimen o al llevarlo a cabo, hace que su Pyscho-Pass se enturbie, cambiando de color, entre más blanco más puro, mientras más oscuro peor.

La fuerza pública conocida como la ASP (Agencia de Seguridad Pública), es el encargado de impartir justicia por parte del sistema Sibyl, el cual está formado por robots, drones, inspectores, analistas y ejecutores, estos últimos son personas que el sistema ha señalado como criminales a pesar de que nunca han cometido un delito, se les considera criminales latentes, por lo que se les da la oportunidad de servir como brazo armado de la ley. Los ejecutores son usados como perros de caza para dar de baja a los criminales y así, los inspectores eviten al máximo tener que hacerlo ellos mismos, para que su Pyscho-Pass no se enturbie. Tanto los inspectores, como los ejecutores usan un arma llamada Dominator, la cual pude escanear a las personas, si su valor numérico está entre 1 y 99 el gatillo se bloquea, cuando su valor está entre 100 y 299, se le considera criminal latente o sospechoso, entonces lo que hace el arma es inmovilizarlo, y finalmente si supera los 300 se ponen en modo eliminador letal, desintegrando a la persona al considerarla un grave peligro.

Otro aspecto del sistema Sibyl, es que también decide quienes pueden hacer parte de él, prácticamente el sistema domina todos los aspectos de la vida de los ciudadanos que se han sometido a él a cambio de poder vivir en orden y con seguridad.  Pero como veremos en la serie no todo es tan perfecto, muchas personas terminan encerradas sin haber cometido un delito, solo porque el Sibyl las considera criminales latentes. Además, en este mundo, las garantías procesales y un sistema de justicia, como con el que contamos en la actualidad con todos los problemas y fallos que pueda tener no existen, el sistema decide si se es culpable o inocente, ejecutando a quien considere criminal de forma inmediata.

En el primer capítulo, ya vemos los primeros dilemas morales y éticos de este sistema, cuando una víctima de un crimen, debido al estrés que sufrió, su Psycho-Pass, se enturbia, siendo su valor superior a 300, por lo que se vuelve un objetivo para la eliminación letal por parte de los ejecutores. En otras partes veremos otros cuestionamientos de cómo pasar de 299 a 300 es motivo para eliminar a alguien, la vida y la muerte por un solo número dado por un escáner.

El universo distópico de este anime ya lo tenemos en la actual China. El Sistema Sibyl es reemplazado por el PCC (partido Comunista Chino), si bien no cuentan con escáneres somáticos para determinar quién va atentar contra el orden impuesto en la sociedad y el sistema mismo, cuenta con su gran su gran cortafuegos informático y su ejército de censores de internet. El régimen de Xi Jinping ahora cuenta con el sistema más sofisticado de control y vigilancia en internet del mundo. Los ciudadanos chinos no pueden usar servicios digitales que no sean de su país. No pueden navegar más allá de sus fronteras, solo pueden ver lo que el régimen les permite ver. Además, cuentan con sistemas de cámaras bastante robusto y muy sofisticado, de las 10 ciudades con más cámaras de seguridad por habitante, 8 son chinas.

El régimen comunista chino monitoriza sus principales ciudades con sistemas de video y rastreo por geolocalización de los celulares de las personas. Nada se escapa del control chino, además las personas prácticamente están obligadas a tener un celular, ya que es uno de los principales sistemas de pago, es indispensable para hacer compras, trámites burocráticos, compra de boletos de avión o de tren, casi para cualquier cosa se necesita tener uno. El gobierno se aprovecha de que las personas deben usar sus celulares todo el tiempo para tenerlas controladas, en caso de que alguien le de por hablar mal del gobierno o decir algo que no sea del agrado del PCC, recibirá una visita de agentes del régimen para persuadirlo de no seguir haciéndolo, y en los casos más extremos las personas son privadas de su libertad e incluso terminan desapareciendo, un eufemismo para decir que fueron asesinadas por el régimen.

Tanto el sistema de ciencia ficción Sibyl, como el PCC son dos sistemas aterradores, donde los ciudadanos son despojados de su individualidad para ser parte de una sociedad donde pueden perder arbitrariamente todos sus derechos ante la decisión del sistema. Los ciudadanos han entregado su libertad a cambio de seguridad, legitimando a sus verdugos, esto lo vemos en la serie cuando la protagonista habla directamente con Sibyl, donde todos estos cuestionamientos se abordan de una forma genial, es para mí la mejor parte de toda la serie. Podría seguir hablando de otros detalles interesantes de Psycho-Pass, como su villano, pero serán material de un próximo artículo sobre la serie, ya que lo que quería exponer es cómo las personas no solo pierden su libertad a cambio de seguridad, pierden realmente su esencia como seres humanos.

Esto fue escrito por

Alexander Ocampo Hernandez

Soy Ingeniero Eléctrico egresado de la Universidad Tecnológica de Pereira, con una homologación de Ingeniero Industrial en la Universidad de castilla la Mancha España. Soy un apasionado de la política y la economía de corriente libertaria, que ha sido tanto de derecha como de izquierda.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.