Opinión

El amor en tiempos de pandemia

Es posible que  de alguna manera, debemos afrontar una relación a partir del confinamiento.


Hablar del amor en este tiempo es como ver una generación de conflictos lugar a la exposición,  concluir la falta de espacio que necesitan uno del otro. El contacto permanente del estrés  diría una cuarentena más relevante y preocupante.

Pero no todo sigue así, en este tiempo de cambio existen esos amores que traspasa el eje de un vínculo; podría contarte de ELLA quién ante la pandemia conoció a ÉL,  ambos lejos de donde vivían, ELLA  podía sentir ese amor intenso y Él  también. Pero llego un día el decreto y debió volver…  y llegaron las llamadas telefónicas los videos en WhatsApp, después de tanto días en pijamas y pantuflas volvió a tener una cita con Él. Obvio ELLA  se maquilla  y destapa un vino a su encuentro… sin que esa división que una pantalla podía hacer  surgió el silencio profundo no modificó mirarse profundamente y recordar esos besos apasionados que compartieron alguna vez.

Hecha esta aclaración que no siempre estuvo esas relaciones de mucho amor; decir que el encierro los matrimonios acataron  ese ánimo de último  se va desgastando.

¿Qué  es lo insoportable de la confinamiento?

Aunque si cada pareja tendrá su soportes y seguramente no vino de ahora, un escape que ante  lo fortaleció  esto fuera de casa tanto tiempo. Así el amor no se desvanecía tanto; se agradaba un poco más.

El espacio que tenía uno del otro  ha hecho que la cuarentena facilite  ese fantasma que nos hace existir  como prisión,  como control,  como amo cerrando así la escena, etc.

Velando un goce autoerótico que nos cambia;  podría hablar de distintos amores  de pensar esos tan importantes los” hijos”  ahora sobra más tiempo en que podamos estar con la familia.

Si la distancia la hacemos mucho más  distintas hablemos de esos padres e hijos que están lejos,  una definición  que la videollamada no pueda impedirnos si no inconscientemente  nos volvemos más sensibles en extrañarnos.
He aprendido sobre lo más importante  y hablo de  sentir  ese abrazo de los seres queridos y amigos y no me pongo como egoísta  es que los más de 100  días se me hicieron tan eternos.

“NUNCA OLVIDEN QUE EL AMOR NOS PUEDE SALVAR “.

La situación es difícil  ya no tenemos el contacto físico  como mucho la virtualidad llegó para enseñarnos  lo importante que es uno,  aprenderemos en un futuro a vivir así .

Están esos amores fatales que sin duda la pandemia ha dejado un legajo emocional,  rupturas  víctimas de una amor en tiempo que quisieron separarse y aún viven juntos AGUANTÁNDOSE ¿porque?

Y si  a la relación le falta la paciencia lo jamás ante experimentaron, a veces eso se vuelve violento un hábito  de no soportarse más yo diría no quererse más;  fatalidad que comienza en la falta de respecto de uno con el otro,  no me queda que decir se acabo el amor o mejor dicho esta cuarentena me hizo ver lo que ante no veía.

Hablar de amor en este tiempo tiene su pro y contra y dejar  que  la virtualidad  la  debemos incorporar en lo cotidiano.

Pero aún tenemos tiempo  que esto un día se va a acabar,  y la certeza  que el amor lo cura todo o por lo menos nos devuelve esa esperanza dormida dentro de uno; de que estamos aún vivos  y continuar en este tiempo de pandemia.