Opinión

EE.UU. país de migrantes, aunque lo niegue

A pesar de los intentos del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, la ola migrante que se dirige hacia su país es imparable pues para muchos de estos apátridas es mejor una cárcel en EE.UU. que cualquier lugar de su país de origen. Pero esta no es la primera vez que un monumental número de extranjero se dirigen a los Estados Unidos en busca de una mejor vida, y es que EE.UU. es un país de migrantes, aunque hoy lo intenten negar.

En una investigación que hice hace un año, en el marco de mi formación como politólogo, pude evidenciar que a lo largo de la historia de Estados Unidos se ha dado este fenómeno conocido hoy como olas migratorias concretamente en 4 momentos importantes de su historia.

El primero de estos momentos (primera ola migrante) es en el Siglo XVII, durante la colonización inglesa, cuando ocurre la primea llegada masiva de protestantes efecto del hostigamiento de estos en Inglaterra, los primeros llegan en el famoso buque mayflower en 1620 a los que lo siguen unas 16.000 personas en las dos décadas siguientes. Estos primeros inmigrantes fueron los fundadores de las 13 colonias en la costa este, su economía de tabaco y algodón y, entre otras instituciones, de la Universidad de Harvard en 1636. En conclusión, los fundadores de lo que hoy conocemos como EE.UU. fueron inmigrantes.

El segundo momento (segunda ola migrante) comienza en la presidencia del tercero en este puesto, Thomas Jefferson, quien alentó la llegada de migrantes europeos a las zonas recién descubiertas del oeste americano donde crearon nuevos medios de subsistencia que apoyaron y expandieron la economía. Esta segunda ola de inmigrantes empieza formalmente con la crisis europea de 1817 pero es hasta luego de 1850 cuando se ve a gran escala, en este año los migrantes eran aproximadamente 1.5 millones y provenían mayormente de Irlanda, Alemania y Reino Unido, luego de esto se calcula que llegaban aproximadamente 150.000 migrantes cada año y solo entre 1851 y 1860 este número se eleva a 2.5 millones de inmigrantes llegando a suelo norteamericano. ¿El efecto de estos migrantes? la urbanización e industrialización de EE.UU. por efecto del pensamiento europeo (ilustrado) de estos inmigrantes que buscaba una mejor calidad de vida gracias al desarrollo y la modernización del entorno mediante el trabajo.

El tercer momento (tercera ola migrante) es en las últimas décadas del siglo XIX cuando arribaron a Norteamérica aproximadamente 11 millones de personas entre asiáticos, europeos y latinoamericanos en su mayoría a ejercer como mano de obra necesaria para que la industria siguiera creciendo. Además creció la población en general que para 1914 contaban 91,1 millones de personas de los que 21 millones eran inmigrantes. Gracias a esta mano de obra, que es la que siempre crea riqueza, Estados Unidos se convierte en una potencia mundial.

El cuarto momento (cuarta ola migrante) se puede considerar una continuidad con el tercero puesto que nunca paran la llegada de inmigrantes que, desde el final de siglo XIX a 1955, se calcula en la extraordinaria cifra de 40 millones de inmigrantes en suelo americano: el mayor flujo migratorio de toda la historia hasta el momento.

En la actualidad, es innegable que, como concluí en la investigación mencionada, estamos viviendo una nueva ola de inmigrantes hacia Norteamérica, solo el año pasado (2017), según el portal Datosmacro.com, entraron 49.776.970 inmigrantes. Por su parte, la U.S. Census, encargada de hacer los censos en Norteamérica, estima que entra al país 1 migrante cada 29 segundos, cifra que hace un año era de 33 segundos.

De este modo, repito lo que dije al comienzo, EE.UU. es un país de migrantes que ha negado su pasado con las medidas xenófobas que ha implementado el gobierno de Trump, y que ha secundado una gran parte de la población norteamericana, olvidándose deliberadamente de que personajes como Robert Fulton (creador del primer barco comercial a vapor), Charles Goodyear (que descubrió el proceso de vulcanización del caucho), Samuel Morse (inventor del telégrafo y del alfabeto que lleva su nombre), John Rockefeller y Pierpont Morgan (productores de petróleo), Andrew Carnegie (creador del convenio empresarial de siderurgia más importante de su época), Thomas Alva Édison (inventor y fundador de la Edison General Electric), Elihu Thompson, Edwin Houston y George Westinghouse (grandes industriales) y un largo etcétera de ilustres americanos que han hecho de EE.UU. lo que es hoy, son inmigrantes o hijos de ellos, incluso los abuelos de actual presidente eran alemanes.

Esto fue escrito por

Camilo Andrés Delgado Gómez

Politólogo en formación en la Universidad Nacional de Colombia. Lector crítico de la dinámica política y la historia, dos cosas que en este país siempre se olvidan. Como Keynes, cuando los hechos cambian, cambio de ideas, ¿qué hace usted, señor?