Opinión

Puente de culturas

El Mediterráneo es llamado el “puente de culturas”. Actualmente, se enfrenta a variados problemas derivados de las actividades humanas, en especial la sobrepesca destructora, el exceso de urbanismo en las franjas litorales, la contaminación y el calentamiento global. El cambio climático afecta aumentando la salinidad del mar y su temperatura que oscila entre los 13 grados a 27 en promedio, según las estaciones.

El Mediterráneo es un mar de especial diversidad puesto que se halla en la ruta migratoria de multitud de especies. Se estima que unos 2000 millones de aves migratorias de 150 especies distintas se detienen en sus humedales durante el trayecto o se establecen allí en algún período corto del año.

Desde un punto de vista biogeográfico, los territorios con clima mediterráneo ocupan no solo la cuenca y las regiones mediterráneas sino las costas de Libia y Egipto. El clima mediterráneo se adentra hacia Afganistán y Cáucaso y gran parte del centro de Asia. El olivo se considera uno de los mejores indicadores biológicos de la región Mediterránea.

Desde el contexto ecológico de bosque de carrasca y encina, aparecen ricas floras arbusticos de madroños e infinidades de bosques que dan origen a muchas plantas que nacen en primavera y mueren en los inviernos. Las propiedades del mar Mediterráneo son consecuencia de su situación de mar casi interior. Las mareas son leves como resultado de su estrecha conexión con el océano Atlántico. Sus tonos azulados se caracterizan y se dejan ver en las islas griegas. La región mediterránea está caracterizada por un alto grado de biodiversidad en el ámbito mundial.

El mar Mediterráneo ha sido un mar clave para la historia. Fenicios y romanos navegaron por el junto a los griegos, quienes sobrepasaron los límites del mismo. En la Roma Antigua se llamó “Nuestro mar” debido a que todas sus orillas fueron ocupadas por el legendario Imperio que hiciera famoso al gran Julio César. Puente de culturas: El Mediterráneo, que nos canta Joan Manuel Serrat.

Esto fue escrito por

Diego Calle Pérez

Especialista en Gestión Pública. Escuela Superior de Administración Pública ESAP
Especialista Gerencia Educativa con énfasis en Proyectos. Universidad Católica de Manizales.
Historiador - Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín - Analista Político
Miembro fundador de columnistaslibres.com