Internacional Política Selección del editor

E-lecciones de los Estados Unidos: ante un gobierno LOSER, una nueva agenda

De una manera inusitada, el gobierno del Centro Democrático, intentó entrometerse, con ilusiones fantasiosas, en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. Un ridículo internacional que no tiene precedentes, tanto por su maneras y grandilocuencia, como por los resultados en contravía de la línea que el exsenador Álvaro Uribe le marcó a Iván Duque.

Es la hora de que Pacho Santos, quien funge como embajador del partido de gobierno en Washington, regrese a casa. Su gracia le vendrá bien para acompañar a los infantes de la casa presidencial en sus viajes a Panaca. La bancada independiente podría contemplar en su itinerario la citación del ejecutivo para que responda ante el Congreso por la intromisión del gobierno en asuntos de otros estados, en clara violación de la Constitución Nacional

La derrota de Trump, abre una baraja de posibilidades para que el concierto internacional recupere la agenda medioambiental marcada, desde actual gobierno estadounidense, por el negacionismo frente al cambio climático. La versión criolla, impulsada por el gobierno Duque, es manifiesta en la apertura a la explotación petrolera mediante el fraking e incluye disminuir las áreas de páramos para la explotación de minerales, con la consecuente contaminación de los agentes generadores de agua, elemento vital para sustentabilidad del planeta y la sobrevivencia humana y demás seres sintientes.

La afroamericana Kamala Harris, primera vicepresidenta en la historia de EEUU, encarna el ala progresista del partido demócrata. Más cercana a Barney Sanders que al mismo presidente electo Joe Biden, trae en su carpeta de gobierno, propuestas antagónicas a la expulsión de los migrantes y el encarcelamiento de sus pequeños hijos. La versión colombiana de desplazamiento forzado, asesinato de lideres y lideresas populares, la persecución y estigmatización de los migrantes venezolanos y la persecución a la oposición política, deberá ser parte de la diplomacia entre los pueblos que los sectores democráticos de Colombia impulsarán con el nuevo gobierno, la bancada demócrata y sus agencias de cooperación con base en el respeto irrestricto al goce efectivo de los derechos humanos.

Una mirada geopolítica, avala que la relación de los nuevos gobiernos de Argentina (Fernández), Bolivia (Luis Arce), México (Manuel López Obrador), sumados a gobiernos locales independientes, aunados a los sectores democráticos que impulsaron el plebiscito chileno, y demás movimientos progresistas del continente, convoquen a una reunión americana que proyecte una agenda de nuevo cuño con el gobierno norteamericano.

Parte de la agenda deberá contemplar una hoja de ruta que garantice que el mundo indo latinoamericano y caribeño permanezca libre de conflictos armados. Ello pasa por el reconocimiento estratégico de las paces firmadas en los 90 por Estado y las guerrillas, y obviamente, garantizar que el Acuerdo con las Farc, no se siga haciendo trizas.

Para ello, es necesario poner en juego estrategias para abordar el problema de narcotráfico, la elusión fiscal, el lavado de dólares, la sustitución manual de cultivos de uso ilícito, desde una perspectiva continental. Para evitar, entre otras, que la democracia no se siga debilitando , en tanto los dineros ilícitos marquen las elecciones regionales, municipales y nacionales.

Esto fue escrito por

José Miguel Sánchez Giraldo

Educador popular, profesional en ciencias políticas; magister en estudios latinoamericanos; PhD. en educación y mediación pedagógica por la Universidad de La Salle de Costa Rica.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.