Opinión Selección del editor

¿Dónde están que no los vemos?

Medellín está enfrentando dos momentos complejos, el Covid-19 y el mal gobierno del Alcalde Quintero. Hoy me pregunto: ¿Dónde están que no los vemos?

Dónde están los empresarios y gremios, los jóvenes y estudiantes, deportistas, la academia, los comerciantes, la clase política, los taxistas, las amas de casa, las madres comunitarias, los Centros de Investigación, los Entes de Control, el Gobernador de Antioquia y el Presidente de la República ¿dónde están que no los vemos defendiendo todo lo que hemos construido? ¡Es responsabilidad de todos!

Antioquia es ejemplo de resiliencia, juntos hemos superado las atrocidades de las FARC, los paramilitares, el narcotráfico, bombazos que cobraron vidas de inocentes, masacres, pescas milagrosas; por lo que digo que hoy deberíamos estar unidos para defendernos del mal gobierno de Daniel Quintero.

La institucionalidad está en UCI, EPM que es la joya de la corona de todos los antioqueños, que garantiza transferencias al municipio anualmente para libre inversión, este año serán transferidos 1,3 billones, está en crisis institucional, creada por el mandatario Quintero, que dicho sea de paso, no ha respetado el gobierno corporativo, y muestra de eso es que en quince meses, ha nombrado tres Gerentes, hizo renunciar una Junta técnica para nombrar una política en su mayoría, y poca voluntad se ha percibido para sacar adelante la Mega Obra Hidroituango que garantizará el 17% de la seguridad energética del país.

Medellín ha tenido alcaldes de izquierda, de centro y de derecha, algunos con dificultades para trabajar de manera articulada con los gobernadores, pero nunca habíamos presenciado lo que se está viviendo con Quintero; su única intención ha sido gobernar para dividir, siembra odio de clases, no hay relación alguna con el CUEE (Comité Universidad, Estado, Empresa), señalamientos injustos contra la fundación Carla Cristina que por años se encargó de la ejecución del contrato de alimentos de nuestros niños, debilitó al Jardín Botánico, censura a los periodistas que lo cuestionan, ataca sin compasión rayando con la sevicia, al Expresidente Álvaro Uribe y a nuestro partido Centro Democrático, a la doctora Lina Vélez de Nicholls, Directora de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, a Comfama, al grupo Empresarial Antioqueño, al Consorcio que está construyendo a Hidroituango, a las madres comunitarias, y termina contratos de prestación de servicios en la Alcaldía por sesgos políticos.

Preocupa ver a un Concejo silencioso, o más bien cómplice del mal gobierno de Quintero, sólo vemos a unos cuantos Concejales, defendiendo a Medellín con altura, convicción y gallardía, Alfredo Ramos, Daniel Carvalho, Daniel Duque, Gabriel Dib y Simón Molina, han generado esperanza en medio de la incertidumbre y el caos. Vaya para ellos todo el reconocimiento, esperemos que los demás recapaciten por el bien de Medellín.

Llegó el momento de responder esta pregunta, ¿dónde están que no los vemos? urge ver a todos los medellinenses unidos, ejerciendo control social y político al gobierno de Quintero; no permitamos que él, aliado con políticos forasteros, saqueen lo que nos pertenece como antioqueños, no permitamos que destruyan las buenas relaciones entre la institucionalidad pública y privada, en Medellín todos hemos convivido en armonía sin importar el estatus social, la Alcaldía ha manejado una relación impecable con la bancada de congresistas, las instituciones como EPM, Ruta N, el Metro de Medellín, la ESU, siempre han estado alejadas de la política. Llegó el momento de demostrarle a Quintero que él sí logró pasar de la “Esperanza al miedo”, y que Medellín no le pertenece, que nos pertenece a millones de ciudadanos.