Don Mariano Ospina Rodríguez y la Recuperación de Medellín

“Inicuos proyectos de ambición personal vienen de años atrás, minando la paz de la República…Como vocero de la ley os llamo al puesto que el deber os tiene señalado. Levantaos a defender la integridad de vuestra patria, vuestros derechos y vuestros intereses. Si dejáis que la cadena preciosa de la legalidad, de que está pendiente la suerte de la República sea rota por el sable triunfante de un rebelde ¡ay de vosotros y de vuestros bienes! El abismo tenebroso de revueltas y contiendas sin fin, os tragará con ellas. Os llamo con instancia a defender vuestros derechos y vuestros intereses, no los míos;  yo no tengo qué me defendáis. La autoridad que generosamente quisisteis conferirme pasará dentro de pocos meses a otras manos: confío que será a las más dignas; yo volveré a ser lo que he sido toda mi vida: un ciudadano oscuro, pobre y honrado…Yo sólo puedo prometeros que me encontraréis siempre firme e incontrastable en el cumplimiento de mi deber”

Esta fue la proclama que expresó Don Mariano Ospina Rodríguez cuando se levantó en armas contra la legalidad Tomás Cipriano de Mosquera; Don Mariano fue aquel conspirador septembrino contra la dictadura de Bolívar; aquel Secretario de José María Córdoba cuando se levantó en armas contra la misma dictadura; aquel padre de Pedro Nel Ospina Vásquez, Presidente de la República en 1.922; aquel que fue Presidente de la República en 1.957 en la época en que Antioquia se había declarado como Estado Soberano y que se unió con los otros Estados en la llamada Confederación Granadina de 1.858; aquel fundador del glorioso Partido Conservador.

Fue la proclama de Don Mariano Ospina Rodríguez como las claridades que exigimos de los actuales dirigentes de los partidos tradicionales en Colombia, especialmente del Partido Conservador,  que se mecen, quejumbrosos y cobardes como los guaduales de Jorge Villamil, ante la ninfa Calipso que quería retener a Ulises para que no regresara a los brazos de su Penélope en Itaca. Sobra decir que la Calipso es hoy Gustavo Petro y sus conmilitones.


Le podría interesar: Recuperar a Medellín ¡manos a la obra!

Cuando los llamados, por las trapacerías dirigentes del Partido Conservador, que entregan los principios del Partido en manos de las astutas víboras que quieren convertir al País en un satélite del comunismo ruso, cubano, venezolano, nicaragüense, coreano del norte, chino, corresponde a la Bases del glorioso Partido fundado por Ospina y Caro, rebelarse, desconocer a quienes pretender dirigirlos hacia el abismo como piara evangélica.

Los verdaderos conservadores que hemos tenido que acudir al centro para salvar la Patria hacemos un llamado a las Bases, al corazón Conservador, a la esencia del Partido, a aquel calificativo de Alvaro Gómez Hurtado de que había en Colombia más Conservatismo que Partido Conservador.

Acudo a Lope de Vega en su Fuente Ovejuna para gritar cuando se le preguntaba “Quién mató al Comendador” como respondía al unísono: “Fuente Ovejuna Señor”. Los actuales llamados “dirigentes del Partido Conservador” son espurios representantes que sólo representan sus propios intereses personalísimos.

Hago un llamado a castigar con dureza al llamado “Partido Conservador” de Antioquia, de Medellín, a sus Directorios, y no apoyar a ninguno de sus actuales dirigentes ni futuros candidatos. Busquemos la forma de rescatar al Partido Conservador, de hacer una unión con el Centro Democrático, con el Partido Liberal para lograr la reconquista de Medellín, que es el corazón de Antioquia, y formemos una gran Alianza Regional amplia, sugerente, seria, con unas reglas claras y respetables.

Bienvenidos todos aquellos que deseen participar en la recuperación de Medellín; pero sólo aquellos que estén dispuestos a sacrificios; también a saber renunciar a sus legítimas pretensiones porque existe un bien superior que es el de la sociedad antioqueña.

Salvemos a Medellín, a la Autonomía antioqueña. Si lo hacemos, habremos salvado a Colombia.


Otras columnas del autor: https://alponiente.com/author/juliogonzalez/

About the author

Julio González Villa

Doctor en Derecho U Externado de Colombia; Abogado UPB; Magíster Administracion de EAFIT; Especialista Dcho Ambiental U Externado; Dcho Administrativo y Ccial.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.