Recuperar a Medellín ¡manos a la obra!

El 7 de agosto de 1819 se selló la independencia con la célebre batalla de Boyacá. Comenzó a las 2.00 pm de ese glorioso día y el héroe fue Francisco de Paula Santander quien conducía la vanguardia, acompañado el grueso por Anzoátegui.

Uno de los factores claves de éxito después de una victoria, como lo fue la del Pantano de Vargas el 25 de julio inmediatamente anterior, es perseguir a los derrotados, los españoles, al mando de José María Barreiro.

Eso fue Boyacá. Saber cortar una retirada ordenada saliéndoles al paso en el famoso puente. La victoria de Boyacá permitió la llegada a Bogotá y el control definitivo del territorio para no perderse nunca jamás. La libertad había llegado.

Córdoba pidió, y al mismo tiempo fue delegado, para reconquistar Antioquia, independencia que se logró en la batalla de Chorros Blancos. Desde ahí, refrendándose la declaración de independencia del 11 de agosto de 1.813 suscrita por Don Juan del Corral, la libertad campea en los corazones de los antioqueños.

“Yo que nací altivo y libre sobre una sierra antioqueña, llevo el hierro entre las manos porque en el cuello me pesa.” “Oh! Libertad que perfumas las montañas de mi tierra”. Reza nuestro himno.

Antioquia tiene esencialmente que hacer respetar su libertad del gobierno central. Antioquia históricamente ha reclamado la unidad del País, pero respetando las autonomías. Antioquia cree en la unidad, pero a partir del reconocimiento de su esencia fundada en la libertad.

Dentro de un año, en la práctica, tendremos las elecciones locales, esto es, quiénes regirán los destinos de Antioquia y Medellín por cuatro años. Elegiremos alcaldes, concejo, gobernador y diputados. Ese es el foco. Serán estos gobernantes los que deberán hacer respetar, ante el centralismo que añora la constitución de 1.886 de Bogotá, la autonomía constitucional de 1.991 para las entidades territoriales: los municipios antioqueños y Antioquia misma.

El presupuesto de Medellín es impresionante, este año es de siete billones de pesos. Medellín recibe cada día cinco mil millones de pesos que le entrega Empresas Públicas de Medellín. Con ese presupuesto, con esos recursos, se puede consolidar la autonomía antioqueña, pues Empresas Públicas de Medellín debe mucho de su riqueza a las regiones de donde genera la energía que le da esos ingresos.

Los antioqueños entonces tenemos que hacer una cruzada para recuperar a Medellín. Hay legítimos intereses de muchos para proponer sus nombres como alcaldes de la ciudad. Pero debemos hacer un acuerdo sobre lo fundamental, como advertía Alvaro Gómez Hurtado.

Lo fundamental es recuperar nuestra ciudad para que el sector público y el sector privado vuelvan a hacer sinergias, juntos. No podemos volver a permitir que el llamamiento al odio de clases, típico del marxismo, triunfe sobre nuestras propias dinámicas.

Establezcamos un pacto de damas y caballeros para que pongamos sobre la mesa los intereses de todos; para que determinemos un proceso de selección de la candidata o candidato ideal para la ciudad; que sea una gran alianza donde la propia naturaleza de los paisas se anteponga a las soberbias individuales.

La sociedad civil deberá ayudarnos con ello: los gremios, las universidades, los colegios, las iglesias, los jóvenes, las asociaciones y corporaciones, la prensa, los campesinos, las veredas, las juntas de acción comunal, las Juntas Administradoras Locales, la Sociedad de Mejoras Públicas, los partidos políticos, todos, al unísono, con la meta en defender nuestra libertad, nuestra autonomía.

¡Manos a la obra!

About the author

Julio González Villa

Doctor en Derecho U Externado de Colombia; Abogado UPB; Magíster Administracion de EAFIT; Especialista Dcho Ambiental U Externado; Dcho Administrativo y Ccial.

4 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Tenemos que recuperar nuestra ciudad de un izquierdista que no deja si no miseria y ruina como tiene a nuestra ciudad que de tácita de plata no queda si no ese hermoso dicho de mi ciudad que tanto amo

  • Acabado el centro democrático en Antioquia y Medellín sin alcaldía ni gobernación solo será esperar próximas elecciones para decretar desaparición de ese engaño.

  • Abajo Quintero y todo su combo de ladrones, con todo a recuperar a Medellín, vivaaa el Centro Democrático la única esperanza para recuperar nuestra ciudad de esa banda de izquierdistas disfrazados de ovejas

  • Que bonita ciudad, lastima que les falta tanta cultura, vine a visitar la ciudad a la feria de las flores y me llevo muy mala imágen, me he visto mateada por las motocicletas y los carros. tiran al alma como asesinos