Dilemas de seguridad contemporáneos: Ucrania-Rusia

Elkin Alonso Pérez Zapata
Juan Camilo Gómez Montoya

Uno de los grandes retos de la seguridad internacional, en términos de dimensiones militar y política, es la situación de Ucrania, siendo el evento geopolítico más coyuntural y mediático del momento. Por un lado, se encuentra Ucrania, un país soberano de Europa del Este, enfrenta una situación crítica con los movimientos que ha realizado la Federación de Rusia en las últimas semanas (e incluso se podría decir que en los últimos años): despliegues militares en zonas fronterizas (tanto en suelo ruso como en territorios satélites y países aliados de éste) y actitudes diplomáticas hostiles. Para Ucrania, Rusia siempre se le considera una amenaza y lo que en los estudios de la guerra se lo conoce como su hipótesis de guerra.Fotografía recuperada de la página oficial de Facebook de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

El antecedente más próximo relacionado al presente evento fue en 2014 cuando se presentaron dos situaciones polémicas en espacio ucraniano, por un lado, la adhesión de la península de Crimea (un interés geoestratégico de Rusia para posicionarse en el mar negro), a la Federación de Rusia y la autoproclamación de independencia de las regiones prorrusas de Donetsk y Lugansk frente a Kiev (capital y centro del poder político ucraniano).

En ambas situaciones se llevaron a cabo elecciones las cuales fueron positivas para los sectores prorrusos de esas regiones, en Crimea ganó la adhesión con un 95% a favor (BBC, 2014) y en Donetsk y Lugansk ganó la escisión con Ucrania con el 90% a favor (Oganesyan & Goncharenko, 2015). Estas elecciones desencadenaron críticas desde países y organizaciones occidentales por carecer de legitimidad y por contar con una notable injerencia rusa.

Ucrania, por su condición de padecer un dilema de seguridad respecto a Rusia, desde los últimos años ha tratado de encajar más con los países de Europa Occidental (negociando su ingreso a organizaciones internacionales como la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte – OTAN) debido a una coexistencia con un Estado altamente conflictivo que a su vez es una superpotencia militar y energética, la Federación Rusa.

La Federación de Rusia es un país con una capacidad militar notable y que cuenta con su propia organización político-militar, esta es la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) el contra peso a la OTAN, la cual reúne sus aliados, todos países de espacio post-soviético, a saber: Armenia, Bielorrusia, Kasajistán, Kirguistán y Tayikistán, permite crear una imagen ofensiva y disuasiva a sus adversarios. Por otra parte, Ucrania quien a debido maximizar sus capacidades militares por cuenta de ese dilema de seguridad e hipótesis de guerra que presenta Rusia, requiere del apoyo de los occidentales.

Gráfico: elaboración propia con datos de Global Fire Power (2022). El gran volumen de efectivos activos de Rusia ha llevado a Ucrania a aumentar su pie de fuerza.

En concreto, este conflicto se debe a la visión geopolítica de Rusia, ya teorizada por Mackinder, como un Estado que, en su necesidad de reducir su sentimiento de inseguridad, requiere de extenderse más allá de sus fronteras. Actualmente, Ucrania es ese territorio que Rusia necesita para disminuir su sentimiento de inseguridad generada por la amenaza que presume la existencia de la OTAN, una organización político-militar que en su fundación se pensó como una protección a Estados europeos respecto a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y ahora frente a la Federación Rusa.

La tensión se hace cada vez mayor por el fuerte involucramiento que se está viendo por parte de países occidentales en lo que se refiere a despliegue y asistencia militar a Ucrania, ejemplo de ello es el uso, por parte de Estados Unidos, de 8,500 efectivos en espera en caso de intervenir en el desarrollo del conflicto (Garamone, 2022) y el armamento enviado por parte de Reino Unido, Países Bajos, Estonia y Lituania (Roth, 2022). Además del desgaste de las relaciones diplomáticas entre estos países y Rusia con el estancamiento de las negociaciones, lo que está generando incertidumbre a nivel internacional de un posible enfrentamiento bélico.


Referencias

BBC. (16 de marzo de 2014). Crimea referéndum: voters ‘back Russian union’. En World. BBC. Recuperado de: https://www.bbc.com/news/world-europe-26606097

Garamone, J., (24 de enero de 2022). Austin coloca 8500 tropas en mayor preparación para desplegarse en Europa. Departamento de Defensa de EE. UU. Recuperado de: https://www.defense.gov/News/News-Stories/Article/Article/2908674/austin-places-8500-troops-on-heightened-readiness-to-deploy-to-europe/

Oganesyan, K. & Goncharenko, R. (11 de mayo de 2015). Donetsk, un año después del referéndum. En Política. DW. Recuperado de: https://www.dw.com/es/donetsk-un-a%C3%B1o-despu%C3%A9s-del-refer%C3%A9ndum/a-18444199

Roth, A. (23 de enero de 2022). Barcos, tanques y tropas rusas en movimiento hacia Ucrania mientras conversaciones de paz se estancan. En Noticias Europa. The Guardian. Recuperado de: https://www.theguardian.com/world/2022/jan/23/russian-ships-tanks-and-troops-on-the-move-to-ukraine-as-peace-talks-stall

About the author

Juan Camilo Gómez Montoya

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.