Desafíos y retos del próximo presidente, en materia de seguridad

     

En materia de seguridad, el próximo gobierno tiene temas que abordar con prontitud, con alineación estratégica de procesos y con mucha voluntad política, si quiere hacer la tarea pendiente de varios gobiernos, que con más ideas, buenas intenciones, grandes planes y funcionarios con ostentosos títulos pero sin experiencia, han sido incapaces de efectuar un trabajo articulado, razonado e Inter institucional.

Es fundamental entender que la seguridad es una tarea de todo el Estado, y no con visión reduccionista a un tema solo de Policías y Soldados, de pensar siempre en aumento del pie de fuerza, que se queda corta ante la realidad social en los territorios.

Sería absurdo desconocer el monumental esfuerzo de este gobierno, con el apoyo en Senado y Cámara de casi todas las bancadas, en la modificación y adición a la Ley de Seguridad Ciudadana, que da un salto histórico en tema punitivo y garantías para la fuerza pública, pero falta abordar temas gruesos, que serán tratados en este espacio de reflexión académica.

La injerencia de migrantes en la seguridad ciudadana con cifras y datos reales y analíticos para presentar una respuesta desde migración Colombia, fiscalía, fuerza pública, siempre desde los derechos fundamentales

Abordar también el tema de habitantes de calle que por su condición y gracias a una excelente sentencia de nuestra Corte Constitucional, se les concedió la condición de especial vulnerabilidad, no obstante, y actuando dentro del marco de esta, toca aproximarse a esta problemática. que se debe abordar de la mano de Los derechos humanos sin atropellar, sin criminalizar, pero abordando de frente con flexibilidad mental y bajo un marco de Política Pública nacional, pues no hacerlo, sería renunciar a las obligaciones sinalagmáticas entre el Estado y sus asociados, que claman por ordenar la seguridad, la convivencia y el derecho a libre movilidad y protección por parte de los gobernantes.

Es necesario tener estándares universales de pie de fuerza por 100 mil habitantes, eso está claro, pero mientras llegamos a eso, ¿cómo hacemos con lo que más desespera a la ciudadanía?

El hurto de personas, el atraco en moto, el hurto a comercios, el hurto a residencias, el hurto a motos, el hurto a vehículos y toda la cadena criminal que lo rodea, que llega hasta la comercialización, requiere comprensión, análisis técnico de datos estadísticos y acciones en conjunto entre lo estatal nacional, lo estatal departamental y lo estatal local, usando estrategias modernas, mucha flexibilidad mental y al máximo, el sistema de video vigilancia, lo que se denomina sistema CÍES, cámaras, botones de pánico y alarmas comunitarias, (así está en el CONPES 4064 de 2021); pero sumar a estas bondades, componentes y herramientas que lo hagan más eficiente, como por ejemplo, “el Halcón”, que es el helicóptero con capacidades especiales instaladas,  la capacidad de drones que dan mucha mayor cobertura y alcance visual con grabación de video, todo esto,  integrado en la sala del modelo de video vigilancia y respuesta, y a herramientas poderosas como el sistema de identificación facial que cruza bases de datos con caras y requerimientos judiciales en fracciones de segundos para determinar e individualizar si alguna persona o placas de motos y vehículos son requeridos, y un último componente sería la I.A. (Inteligencia artificial), que usa algoritmos de avanzada en patrones predictivos y no desgasta personal vigilando cámaras, lo hace el programa con mucha más eficiencia, dando alertas o avisos a los modelos integrados de reacción que deben tener motos de cilindraje potente y camionetas de Platón o tipo Vans (Vehículos veloces con suspensión diferencial) para transporte de personal de reacción que garanticen un tiempo reducido de respuesta a los eventos.

Por otra parte, un acierto a replicar en un modelo integral de seguridad, es el de los frentes de seguridad, que no es otra cosa que unir a la ciudadanía a través de la tecnología disponible con la fuerza pública, en especial, con el Sistema de Cuadrantes y Reacción, obteniendo con esto el apoyo de la ciudadanía de manera articulada y vigilante frente a las amenazas y en pro de la seguridad colectiva, (solo con un radio, un celular, la alarma comunitaria o el botín de pánico), lograr la participación de la ciudadanía, dándole un rol de pertenencia con la seguridad de su entorno, con la capacidad de activarse ante una amenaza o posible amenaza en la cuadra o el sector, debe  crecer hasta llevar el modelo a nivel de un frente por barrio o área cuando no es residencial, la necesidad de sentirse seguros y actuar con las herramientas legales que provee el Estado, es un propósito en la que se debe trabajar e incentivar para volver la seguridad, un tema de TODOS.

Así mismo, un tema vital y que debe abordarse desde distintas disciplinas, no solo la jurídica, es el del Sistema Carcelario, el hacinamiento solo es un problema de muchos, recordar que el Estado es garante de derechos, frente a vidas, integridad, dignidad humana, salud, educación, como parte integral de la resocialización, estos derechos que debe efectivizar el Estado, requieren trabajarse desde la mirada de inclusión laboral, si bien es cierto, la medida de aseguramiento es la última opción, algunos consideran que debe ser la primera, es fundamental que este ser humano “culpable o no” pueda producir, pueda laborar y tenga la oportunidad de ayudar para su manutención, mejorando su dieta y ayudando a su familia desde la posibilidad de laborar para ello, estamos en mora de mejorar lo existente y volverlo inclusivo.

Por lo anterior, privatizar las cárceles es una posibilidad que nos coloca a tono con el mundo y las vuelva mucho más eficientes en el cumplimiento de su propósito, que no es únicamente permitir la ejecución de condenas, sino resocializar al ser humano para que le sea útil a la sociedad, esta probabilidad es una opción a debatir y consensuar desde los consensos, sería un gran paso, iniciar con un Piloto, un ensayo metodológico determinando el cómo y las fases para su implementación. Ahora mismo, hay casos evidenciados por parte de las autoridades, con fallos y sentencias judiciales que demuestran la continuidad de prácticas delictivas de prisioneros desde centros penitenciarios,  se tiene conocimiento que delincuentes que purgan condena siguen ordenando extorsiones, homicidios y en algunos casos secuestros, esto no es un tema menor,  es vital abordarlo, escuchar expertos, mirar experiencias, hacer análisis comparativo de gestión y resultados de modelos en ejecución, y dar el paso, tomar decisiones y atreverse a modificarlo para mejorar; si seguimos en lo mismo, vamos a recibir lo mismo, y ya el problema estalló en la cara por inacción estatal de muchos años.

La Corte Constitucional Colombiana declaró nuevamente el “ESTADO DE COSAS INCONSTITUCIONALES” esta vez por hacinamiento en cárceles y centros de reclusión con el grave problema que esto genera para la institucionalidad, estas tareas solo enunciadas requieren una mirada y una propuesta integral de los candidatos con mirada de abordaje de 360 grados y se requieren propuestas, pues impactan de manera directa la seguridad ciudadana, seguridad pública y seguridad humana, el concepto desde donde se debe desarrollar es “La Seguridad Multidimensional”.

Aunque todas estas apuestas se quedan cortas, si no tenemos un aparato de justicia que actúe con celeridad y eficiencia, pero es este un tema que debe abordarse ampliamente, pues también recaen grandes retos para el próximo Gobierno y para el legislador, en esta materia.

Por otra parte, otro de los retos para el nuevo gobierno son los problemas de espacio público, problemas de movilidad y el de Control de invasiones que aquejan a las principales ciudades de Latinoamérica, claramente, este último párrafo no es de competencia directa de la seguridad, pero la impactan ostensiblemente desde la percepción ciudadana de la misma y la teoría de “las Ventanas Rotas “ de Philips Zimbardo (psicología social).

About the author

Cr (Rva) Carlos Javier Soler Parra

Coronel retirado del Ejército, Profesional en Ciencias Militares y Abogado, especialista en Derecho Administrativo, Recursos Militares, Seguridad y Defensa, Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario aplicado a Conflictos, Magister en Derecho Público y Derechos Humanos y Construcción de paz y Optante a Doctor en Derecho, alumno de los cursos básicos y avanzado en el Instituto Internacional de Derecho Humanitario en San Remo, Italia. Ex director de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Ministerio de Defensa Nacional, Ex jefe de Estado Mayor y Segundo Comandante del Comando Conjunto de Monitoreo y Verificación.

2 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Excelente vision, propia de un conocedor del tema y sobre todo de un hombre preocupado por uno de los aspectos por los cuales más son cuestionadas las gestiones de mandatarios de todo el continente. La seguridad es asunto de todos.

  • Así se construye la seguridad, se atacan los factores y agentes que generan delitos de alto impacto, se utiliza la tecnología y medios disponibles, optimizando recursos en pro de la ciudadanía. Gracias Carlos, magnífico artículo.