Democraticemos la corrupción

     

《La fórmula para la corrupción está inventada desde que aparecieron los Estados y se personificaron en gobiernos, y no es sino facturarle a las distintas dependencias oficiales, el kilo de carne más, mucho más costoso que a cualquier  fulano y esa enorme diferencia repartírsela entre los que conocen o intervienen en el proceso de contratación y desembolso de dinero para pagar》


Ya me dí al dolor. A esta altura del partido, creo yo que no tiene vuelta de ojo el triunfo -inobjetable por demás- de Gustavo Francisco Petro Urrego para Presidente en el cuatrienio venidero, y si apura el paso, podrá hacerlo desde primera vuelta, ahorrándonos unos pesitos que costaría otra ronda tres semanas después.

La derecha no reaccionó, o por lo menos, no a tiempo, así que voltear una tendencia seguida y creciente de encuestas que desde hora y punto que comenzó el gobierno Duque,  enlistaron al de Ciénaga de Oro para sucederlo es prácticamente imposible, por más y que se sepa que, de un lado quedarán unidos los de la «Coalición de la Experiencia» y el Centro Democrático, y del otro, Petro y los de la «Coalición Centro Esperanza.»   Esperemos sí, a ver qué pasa con Rodolfo González, que a pesar de su avanzada edad, promete ser sorpresa, y con un discurso basado en la lucha contra la corrupción.

Y hablando de lucha contra la corrupción, no sabemos cómo capoteará el tema, y ya sobre terreno Gustavo Petro que parece resuelto a vender el alma al diablo, con principios y valores incluidos,  con tal de no perder esta oportunidad única de ser Presidente. Es que ya están con él, personajes cuyo nombre no es sino digitarlo en google, para que aparezcan cualquier cantidad de líos judiciales -incluyendo condenas- que los vinculan con corrupción. No los menciono, pero dénle rienda suelta a su imaginación generosos lectores, y de paso evítenme un canazo por injuria y calumnia.

La fórmula para la corrupción está inventada desde que aparecieron los Estados y se personificaron en gobiernos, y no es sino facturarle a las distintas dependencias oficiales, el kilo de carne más, mucho más costoso que a cualquier  fulano y esa enorme diferencia repartírsela entre los que conocen o intervienen en el proceso de contratación y desembolso de dinero para pagar. Ahí está el senador, el asistente, el diputado, el secretario de despacho y hasta al proveedor le toca para que unte y calle al que ayudó el día de las votaciones. ¡Ah…!, y ni bobos que fueran: por sus cuentas en entidades financieras, no queda ni el olor.

Esa fórmula ha aplicado y aplicará en todos los gobiernos, incluyendo el que sugiero yo, se instalará el 7 de agosto próximo, entre otras cosas porque hay enquistados dentro de la arquitectura burocrática unos personajes cuyos nombres no son muy rimbombantes, le sacan el cuerpo a la pantalla y al micrófono, guardan un bajísimo perfil  y  eso si, se conocen todos los recovecos para desfalcar al erario público. Emilio Tapia Aldana, el de Sahagún,  es apenas un principiante al lado de aquellos…con eso les digo todo.

Amanecerá y veremos si con nuevo gobierno, el tema de corruptos cede su espacio en los distintos programas informativos matinales de radio a otros más amables.

El de la polarización y el odio no desapacererá, y por el contrario, crecerá. ¿Se imaginan a Iván Cepeda y a Gustavo Bolívar secundando al Presidente en ese propósito?

Ñapa: la sintonía  de Luis Pérez con Petro fue sorpresa…para mí, desagradable. Puede conseguirse un ministerio, eso es indiscutible, pero que dejó ver la cara de oportunista, también es indiscutible. Aún así, como todos los entrerrieños, le estoy muy agradecido por los recursos que volteó para nuestro pueblo en su período como Gobernador de Antioquia. Suerte es que le deseo en el Pacto Histórico.

About the author

Norman Mesa Lopera

Comunicador Social de la Católica del Norte Fundación Universitaria. Activista de la cooperación como herramienta de crecimiento social y observador apasionado de la política. Las discusiones las termino con un silencio reflexivo.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.