Declaración postraumática

Impotente rabia

Sensación política de quien al miedo

Domina, crudeza

Que la memoria desgarra

Repugnancia

Lógicas del poder

Cazan, paridas bastardas

Vicio del hombre

Que a la diestra del padre

Sucumbe a la envidia

Asesinando, corta

La mano que generosa le abraza

Votar al verdugo

Para lavar los pies

Que sobre la cabeza de otro

Se paran, ninfas

Seducen macabras

Verdad la mentira

De que nadie se salva

¿Cómo enfrentar la maldad

Sin sujetarla en el alma?

Espinas

De la rosa, a fuego no mata

Balas frágiles, la tinta

Lleva el color de la sangre derramada

Indignas, indignada

Nombrar con un verbo

Heridas que arden humanidad

Despojada, piel erizada

Danza de muertes que juran

En vano la justicia

Del insolente, traga

Nauseabunda manipulación mediática

Donde, el odio al capitolio

Engalana

Pobres siervos de las ganas

Agoniza la fe

Al disparar en defensa

De conjeturas

Que causar dolor avalan

Espantoso, alaridos sin cara

Desidia que tienta

Brindar con las lágrimas

Sesgos como veneno

En el pan de las palabras

About the author

María Mercedes Frank

**

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.