DECISIÓN SOSTENIBLE

Colombia es un País Diverso, a pesar de sus problemas
Ánimo Luis Felipe, hay que seguir en la lucha.

En medio de una Colombia que tambalea, que se mete dentro de unas polémicas absurdas, donde el todo vale y el usted no sabe quién soy yo se imponen, donde existe gente ingenua que aún cree en la hermandad latinoamericana; con una derecha y una izquierda, queriendo sacar frutos politiqueros y económicos de la polarización, donde los ilegales le temen a debatir con la gente sus argumentos, sin armas, donde las iglesias (varias de ellas, santificadas en paraísos fiscales), así como la mojigatería encabezada por el Inquisidor, perdón, Procurador, y su alfil más cercano; Javier Suarez Pascagaza, un ultracatólico quien encabeza una organización llamada Marido y Mujer, cuyo objetivo, parece ser, es que nadie sea feliz y preparar el terreno para un imaginario juicio final. En medio de todo, se ha dado una excelente noticia: la Corte Constitucional rechazó la ponencia negativa del Magistrado Jorge Pretelt (dueño de la polémica hacienda No hay como Dios), donde rechazaba el Matrimonio de Parejas del mismo Sexo. ¿Consecuencias? La llegada del Matrimonio Igualitario, donde a todas las parejas, de igual o diferente sexo, se les garantiza todos los derechos sociales, jurídicos y económicos frente a la sociedad; y lo principal: ratifica el Derecho a Amar en Macondo, como fundamental para promocionar la sostenibilidad misma.

En la columna Sostenibilidad LGBTIA (03/03/2015), se anotaban los siguientes apartes, sobre el particular: “Son tan humanos y mortales como los demás; duermen, ríen, lloran, trabajan, discuten, ganan y pierden; no son un mundo aparte, viven en el Planeta Tierra”. Son seres humanos que salen a trabajar, hablan, conversan y navegan hacia adelante, a pesar de las talanqueras que la mojigatería quiere imponer, y lo primordial; tienen derecho a existir. Volviendo al trabajo del Máximo Ente Judicial, sus argumentos para tomar la decisión fueron (Eje 21): “Los argumentos que tiene la Corte para sentar su posición consisten en que al restringir la celebración del matrimonio para las parejas del mismo sexo habría un acto de discriminación contra una minoría de la población del país y se constituiría en violación de derechos fundamentales de la comunidad LGBTI”. Simplemente ratifica la igualdad de todos los ciudadanos frente a la ley. Punto. Eso sí, ahora se debe esperar la ponencia definitiva del Magistrado Alberto Rojas, será un trabajo dispendioso, por cuanto el medioevo reinante tratará de poner toda clase de trabas, incluso, podrían hasta engavetar (para la muestra, lo que pasó en el Consejo de Estado con la ponencia de la anulación de la reelección del inquisidor, perdón, procurador), pero no importa, hay que seguir adelante, no solo con este caso, sino con la adopción igualitaria, y el gran objetivo: la reforma del artículo 42 de la Constitución Nacional, ya que dice que la familia solo puede prevenir de una pareja conformada por una mujer y un hombre, algo absurdo en pleno siglo 21.

¿Quién presentó la acción de tutela para el fallo histórico? Luis Felipe Rodríguez Rodas, un joven profesional, caleño, echado para adelante y líder, quien ha tenido que sortear toda una serie de obstáculos para defender su amor por su pareja masculina. Hacía un año largo que había interpuesto la acción en la alta instancia judicial, y tuvo que soportar con paciencia todo este proceso duro, con alambres de púas obstruyendo los caminos, pero ya salió la luz al final del túnel, y se debe mantener prendida. ¿Declaraciones de Luis Felipe? «un estado civil de solemnizados, algo que no está en el marco jurídico colombiano. Esto significa que cuando pretendamos, por ejemplo, un subsidio de vivienda familiar o algún reconocimiento de beneficios del Estado no vamos a poder acceder, porque la unión solemne no está reconocida como tal»; se aclara que ha existido algo llamado unión solemne, que si bien reconoce derechos a las parejas del mismo sexo, no deja de tener el sesgo discriminador, y da pie a los comentarios burlescos e irrespetuosos por parte de los trogloditas. Ánimo Luis Felipe, hay que seguir en la lucha.

De todo esto queda un mensaje claro para los ultragodos, quienes consideran a la población LGBTIA como enferma y peligrosa, que no tienen derechos y que no deberían existir: Colombia es un País Diverso, a pesar de sus problemas. Y finalmente, dejarles esta frase de Monseñor Desmond Tutu, religioso sudafricano quien trabajó de la mano con Nelson Mandela para derrotar el Apartheid y lograr la paz en Sudáfrica: “Las iglesias dicen que la expresión del amor en una relación heterosexual monógama incluye lo físico, las caricias, abrazarse, besarse, el acto genital. La totalidad de nuestro amor nos hace crecer en lo divino y en lo compasivo. Si esto es así para los heterosexuales, ¿Qué razón terrenal tenemos para decir que no es el caso de los homosexuales?”

PD1: Ojalá el próximo Fiscal General de la Nación, no traiga Contratos Algorítmicos.

PD2: Ciertos noticieros de televisión, se han convertido en voceros de unos bodrios populistas, más conocidos como realities.

About the author

Pedro José Rivera Giraldo

Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (Nuevo Petroides), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo.

5 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.