Debate frontal contra el Uribismo

A solo una semana de las elecciones la publicidad engañosa viene aumentando, tanto como la radicalización de los Uribistas, las redes sociales están completamente saturadas con sofismas, hipocresía, mentiras. Todo esto producto del cinismo Uribista, el cual, más que un partido político parece un hospital mental, todos allí tienen esquizofrenia y los que no, tienen al menos amnesia, parece los Uribistas se olvidaron de los errores y abusos que se cometieron en  los 8 años del gobierno de Uribe.

De nada sirve, ni servirá nunca, estarles recordando a los Uribistas religiosos lo paramilitar que fue su jefe, porque para ellos los paramilitares son héroes de la patria, ellos evitaron y aniquilaron la amenaza castro-chavista en su forma armada y política.  Los Uribistas religiosos creen que el mayor problema de Colombia son las FARC. Idolatran a su jefe por “derrotarlas”, para ellos todo el que defienda un modelo diferente de economía o se remonte en las causas de conflicto es un castro-chavista mamerto que se debería asilar en Cuba o Venezuela, todos los que pidan justicia social o estén en contra de los abusos de las multinacionales son resentidos sociales.

La única forma que tenemos para derrotar a esos Uribistas religiosos son las cifras y los hechos concretos, porque si algo distingue a un Uribista religiosos es que poco o nada sabe nada del Uribismo y lo apoya ya sea por moda o por ingenuidad. ¿Cómo podemos derrotar en un debate a uno de estos Uribistas?, sencillo:

Si hablan de trabajo; les recordamos el aumento a la edad de jubilación, la eliminación de las horas extras, el aumento de semanas de cotización, la ley 50/90 arrasó con el derecho al trabajo y que por el aumento de la tercerización y la subcontratación solo el 20% de los colombianos tienen trabajo formal.

Si hablan de economía; les recordamos los TLC’s, la quiebra del campo, agro ingreso seguro y el índice GINI que durante su gobierno nos situó como el segundo país más desigual de América Latina solo superado por HAITI, durante su gobierno la gasolina subió de 3300 a 7700 y que dúrate su gobierno se concedieron escandalosas extensiones de impuestos a las multinacionales minera y petroleras que nos hacen perder al año más de 2 billones de pesos.

Si hablan de Salud; les recordamos salud Coop y sus 2 billones de pesos en corrupción, el cierre de 18 hospitales en su gobierno, La ley 100 que convirtió la salud en un negocio y creo las EPS, la precarización de los servicios de salud, las muertes en las entradas de los hospitales.

SI hablan de corrupción; les recordamos que durante su gobierno se repartieron notarias con el fin de lograr su reelección, que nunca dio cuenta de los 30 billones de pesos que se le confiscaron a los narcotraficantes, desde la dirección nacional de estupefacientes se dieron fincas a varios senadores con el fin que apoyaran sus proyectos de ley.

Si hablan de justicia o impunidad; les recordamos que durante su gobierno amnistió a más de 30mil paramilitares, los vinculo a familias en acción y les pago un dinero mensual para “reintegrarse a la vida civil”, solo extradito a sus jefes.

 

Si no hablan  de estos temas hay que recordárselos constantemente, con el fin de que los Uribistas por moda o por ingenuidad habrán los ojos ante el descalabro que sufrirá el país si permitimos que la derecha fascista y radical llegue al poder. Una derecha que como lo demuestra la congresista del centro democrático María Fernanda Cabal no tiene le menor respeto por la diferencia.

Hay otras 79 razones para no elegir al Uribismo, invito al lector Uribista de ingenuidad o moda y a los lectores en general a que lean este articulo bastante ilustrativo de la hipocresía Uribista: http://www.semana.com/opinion/articulo/razones-para-votar-no-votar-alvaro-uribe-velez-por-sergio-gerardo/78793-3

 

 @CristianMDE

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-b-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-frc1/t1.0-9/10155388_1434771973447330_4732399716230186555_n.jpg[/author_image] [author_info]Cristian Ortega Estudiante de Economía de la Universidad de Antioquia, Blogero, Critico de la Política tradicional y las mafias políticas Colombianas. http://enlamiraciudadana1.blogspot.com/  Leer sus columnas[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

4 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Con posturas como esta, en la que se estigmatiza a todos los uribistas como ignorantes, fanáticos, y además proparamilitares, no se contribuye en absolutamente nada a la reconciliación del país. Es una lástima, pues este tipo de posiciones son las que asumen los uribistas radicales, que tildan a todos los que no están con Uribe de «idiotas útiles del terrorismo» o de proguerrilla.

  • I simply want to mention I am newbie to blogging and site-building and actually enjoyed you’re page. More than likely I’m likely to bookmark your blog post . You surely have perfect writings. Cheers for revealing your web site.

  • This is getting a bit more subjective, but I much prefer the Zune Marketplace. The interface is colorful, has more flair, and some cool features like ‘Mixview’ that let you quickly see related albums, songs, or other users related to what you’re listening to. Clicking on one of those will center on that item, and another set of «neighbors» will come into view, allowing you to navigate around exploring by similar artists, songs, or users. Speaking of users, the Zune «Social» is also great fun, letting you find others with shared tastes and becoming friends with them. You then can listen to a playlist created based on an amalgamation of what all your friends are listening to, which is also enjoyable. Those concerned with privacy will be relieved to know you can prevent the public from seeing your personal listening habits if you so choose.