¿Cómo podría consolidarse la comunicación como ciencia?

     

Es sorprendente que hoy en día y aún después de muchos años de esfuerzos y logros, existan personas que permanezcan atrapadas en el siglo XIX desprestigiando el trabajo de las ciencias sociales. La tradición positivista que desde tiempos inmemorables se ha dado a la “caza de brujas” de los investigadores que portan la bandera del paradigma interpretativo, ha tratado de imponerse sobre la comprensión del mundo, objetivizando todo a su paso para la posterior dominación total de cuanto rodea al hombre, incluso, el hombre mismo.

Se ve amenazada entonces la integridad del ser humano como individuo único, enmarcado en la historia, cambiante y espiritual, la dignidad y la diversidad pasan a un segundo plano para ser reemplazadas por causas, efectos y generalizaciones. Condenado a vivir como objeto y esclavo de su propia ciencia, es urgente propiciarle al hombre una salida para la reflexión, el diálogo, la interpretación y comprensión abierta por su propio ser, aquellos que lo rodean y los fenómenos que se presentan en la sociedad.

Es de vital importancia consolidar como ciencias a aquellas disciplinas que se atreven a abordar al complejo cúmulo de seres, relaciones, hechos y fenómenos individuales y sociales que nos caracterizan como especie; la implementación, consolidación y validación de estas diversas ciencias, puede entonces significar el comienzo de un nuevo camino por la búsqueda del conocimiento y la “verdad”.

Deben las ciencias sociales esforzarse por la construcción de una solida estructura desde la cual poder sostenerse y defender sus ideales; esta estructura, compuesta por teorías, métodos, objetos de estudio, conocimientos, sistemas, tecnologías, etc, debe estar apoyada sobre una fuerte y convencida visión del mundo inscrita en el paradigma interpretativo que, si es implementado correctamente, dará cuenta de la gran diferencia, importancia e influencia que conlleva abordar una situación individual – social a una natural, otorgando mayor credibilidad, validez y prestigio a las ciencias sociales para la investigación de este tipo de fenómenos.

Viene luego la creación de teorías, métodos y herramientas específicas para la elaboración de investigaciones en las ciencias sociales, la abstracción de conocimientos de la  rica tradición humanista posibilita al investigador una senda la cual seguir e incluso expandir; es posible también la implementación de algunos aportes de las ciencias naturales pero nunca se debe olvidar que el verdadero objetivo y enfoque de las ciencias sociales está dirigido a la obtención de información acerca de las acciones humanas y la vida social, el individuo, sus motivaciones y creencias, por lo tanto, los pasos que ha de seguir el investigador y el soporte teórico que debe tener de estos, involucrarán un acercamiento al objeto de estudio que abrirán nuevas vías de comprensión para la construcción del conocimiento.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-g-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn1/t1/1604578_10151973940268425_659268370_n.jpg[/author_image] [author_info]Manuel Alejandro Arias Bedoya estudiante de 5to semestre de comunicación audiovisual en la universidad de Medellín Leer sus columnas[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.