Colombia y su gasto militar

Según el Instituto Internacional de estudios para la paz de Estocolmo, Colombia aumento un 13%  en este rubro, al gastar para el año 2.013 una cifra cercana a 21.5 billones de pesos para el sostenimiento de los 428.859 hombres que hacen parte de sus fuerzas armadas,(265.707 de las fuerzas militares, y 163.152 policías)  sin incluir los rubros de inteligencia y compra de armamento.

Según el Sipri, la inversión militar en América Latina aumento en 2.013 en un 2.2% y en un 61% en la última década, pero ha desacelerado el ritmo por la disminución de Brasil en su gasto militar.

Los países con mayor gasto durante el año anterior son Paraguay ( 33%) Honduras (22%) Nicaragua (18%) y Colombia (13%).

En el contexto mundial se produjo una reducción del 1.9% en términos reales en el 2.013 según el mismo informe.

La caída por segundo año consecutivo obedece según los analistas, por la disminución en la inversión por parte de Occidente, ya que, el resto del mundo la aumento, especialmente por parte de los países emergentes y en desarrollo, como respuesta a sus necesidades de seguridad o como afirman en algunos casos los entendidos representa un derroche de ingresos de recursos naturales.

Estados Unidos mantiene la posición hegemónica con un gasto de 640.000 millones de dólares, mas de un tercio del total, a pesar de haber experimentado un descenso del 7.8% respecto a 2.012, gracias al fin de la guerra en Irak y su retirada de  Afganistán, y a la presión del congreso para reducir su déficit.

El segundo puesto lo ocupa China, quien destino un 7.8 %, es decir una cifra cercana a 188.000 millones de dólares, aventajando a Rusia quien dedico 87.800 millones de dólares, lo que represento un 4.1% de su PIB superando por primera vez en una década a EEUU que dedico el 3.9%.

Arabia Saudí escalo de la séptima a la cuarta plaza, al aumentar mas del 14%, especialmente por su vecindad con Irán, factor de temor que pueda influenciar algún tipo de alteración en su vecindario.

Para un país como Colombia que es el segundo país en América en inequidad, superado únicamente por Haití es una vergüenza, ante nosotros mismos, ante el mundo y ante nuestros compatriotas, dilapidar 23.5 billones en sostener un conflicto en el cual ninguna de las partes podrá obtener una victoria desde el punto de vista militar, no por lo menos en el mediano plazo, y de lo que no dispone este país es tiempo, cada día que transcurre, sigue aumentando los muertos y mutilados por esta confrontación demencial y desprovista de cualquier ideología.

Tanto la guerrilla, como las fuerzas que representan la extrema derecha de este país, deben dejar a un lado expresiones los unos, y actos de violencia los otros, mediante los cuales vociferan y amenazan, y que lo único que produce es desinformación ante una opinión pública, agobiada y agotada, por el envilecimiento de unos diálogos que se dilatan por diferentes razones que cada uno de las partes, considera pertinentes.

Nunca antes el país había avanzado tanto, en tratar de obtener una paz negociada, que permita concluir esa pagina bochornosa e ignominiosa de nuestra historia, pero aun queda un sector de nuestra sociedad, que encarna el pensamiento mas retardatario y beligerante, que aun sostiene que la única forma de terminar esta lucha fratricida es el de la vía armada, sin poder reconocer ante el país que dichas tesis fueron incapaces de mostrar su efectividad durante dos periodos de gobierno.

Si algo reflejan la totalidad de las encuestas que por estos días aparecen permanentemente, es el deseo de toda la nación para terminar de forma definitiva este guerra absurda, pero con verdad, justicia, reparación y leyes de punto final, satisfactorias para la gran mayoría de colombianos.

Las decisiones que tendrán que tomar el senado y la cámara de Representantes, en la legislatura que se inicia el 20 Julio, serán sin duda alguna definitivas para el rumbo que pueda tomar nuestra nación para el futuro próximo y hago votos para que quienes tienen bajo sus hombros tan inmensa responsabilidad están a la altura de las circunstancias históricas en las que les ha correspondido ejercer tan importante papel.

Finalizo haciendo énfasis en la perspectiva de país que podríamos tener, revirtiendo la tendencia de inversión de los actuales recursos para la guerra, en salud educación y vías de desarrollo, tema trilladísimo, pero con toda la vigencia, por ello somos reiterativos con el mismo.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-ord.xx.fbcdn.net/hphotos-prn2/t1/1551464_10151940129604514_1570313090_n.jpg[/author_image] [author_info]Mauricio Zuluaga Ruiz Fue presidente del Concejo de Medellín, Senador de la República y Representante a la Cámara. www.zuluagaruiz.com [/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.