Colombia necesita avanzar en un Sistema Nacional de Cuidados

Lina lleva ya varias horas dándole vueltas a la cama, pensando, reflexionando, analizando una situación a la que no le ve salida. No es la primera noche que pasa en vela, y las ojeras que muestran sus cansados ojos, son la prueba fiel de que su salud se está deteriorando por la falta de sueño.

Lina María Gallego tiene 37 años y es mamá de dos niños autistas. Mariana la menor ha podido adaptarse a la educación regular, pero con Miguel Ángel el proceso ha sido más lento.

“Como Miguel es un niño agresivo, no cualquier persona puede encargarse de su cuidado, entonces yo estoy imposibilitada para trabajar, porque debo estar pendiente de él durante todo el día” comenta Lina María.

A las ojeras y el cansancio de Lina, se han sumado los moretones y marcas que muestran el constante forcejeo al que debe someterse con su hijo menor, para que pueda comer, para que atienda una orden, para que deje de lastimarse.

En los últimos días, el pequeño ha vuelto a ser blanco de los ataques de sus compañeros, que se despachan en insultos debido a su proceso lento de aprendizaje.

“Llega llorando a casa pidiéndome que lo saque de la escuela y yo quisiera poder solucionar su tristeza, pero no puedo, ya las fuerzas no me dan” comenta Lina.

De acuerdo con ONU Mujeres, el 78% del tiempo que se destina a cuidados sin remuneración de personas al interior de los hogares, proviene de las mujeres. Solo entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, a nivel nacional, las mujeres dedicaron en promedio 7 horas y 46 minutos al día en actividades de trabajo no remunerado y los hombres 3 horas y 6 minutos.

Dentro de este contexto, preocupa especialmente, la situación de las mujeres cuidadoras de personas dependientes de cuidado, como niños y niñas, personas con discapacidad, enfermos terminales y personas mayores.

En Medellín y otras ciudades del país, se ha buscado avanzar en Sistemas Municipales de Cuidados para garantizar el acceso a oportunidades de las mujeres cuidadoras y fortalecer su independencia económica, política y social.

Sin embargo, no se ve un avance significativo y las mujeres cuidadoras se sienten abandonadas y a la deriva.

En el caso de Lina, no solo está en riesgo su salud física, sino también la emocional. Y es que dedicarse por completo al cuidado de sus seres queridos y sin ninguna remuneración, implica el abandono total de su propio bienestar por estar al servicio de otros.

En el país, es fundamental articular esfuerzos para redistribuir las cargas atribuidas principalmente a las mujeres en su rol de cuidadoras. Es hora de garantizarles, la protección de sus derechos, así como la redignificación de su labor. Necesitamos en Colombia avanzar en:

  • Sistema Nacional de Cuidados.
  • Apoyo a los emprendimientos y al teletrabajo.
  • Oportunidades de educación.
  • Acceso a atención óptima en salud.
  • Mayor empoderamiento de las familias, para prestar apoyo a aquellas personas dedicadas al cuidado.

Cuidar es un acto de amor y humanidad que requiere de grandes esfuerzos, es hora de devolverle a estas personas, toda su entrega, sacrificio y trabajo.

About the author

Luis Bernardo Vélez

Presidente del Concejo de Medellín 2020
Médico Social.
#RecuperemosLoSocial

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.