Carta a la izquierda colombiana en todos sus matices

Queridos colegas, afortunadamente tengo muy buenos amigos y muy buenas amigas en todos los matices de la izquierda, en el PDA (partido en el cual sigo militando a pesar de mi auto-exilio), en el PC, en el MOIR, en la Marcha Patriótica y en varios movimientos de izquierda radicalmente independientes de todo.

Desde lejos observo las dos posturas que están tomando respecto de votar por Santos o no hacerlo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Comprendo a un Iván Cepeda por ejemplo al argüir que es necesario votar por Santos para impedir que vuelva al poder el infame Álvaro Uribe Vélez y su proyecto guerrista, voto que no significa una adhesión a la política de Santos en tanto que este sigue siendo el exponente del proyecto antípoda de la izquierda.

Comprendo a un Robledo por ejemplo cuando invoca la coherencia ideológica del PDA que por ningún motivo puede estar votando por el régimen santista que es igual de oprobioso que el de Uribe.

Me alegra la posición oficial del PDA emitida ayer 29 de mayo de no apoyar ninguna de las dos actuales candidaturas, y me alegra porque la colectividad del PDA es el bien más preciado que hemos construido en la izquierda. Mantener su coherencia y su independencia total es la mejor carta que tenemos para nuestro futuro.

Sé de los anhelos y los afanes de muchos que hoy critican al PDA y a Robledo “porque no entienden la necesidad imperiosa de evitar que Zuluaga-Uribe llegue al poder”, pero los invito a que se serenen y comprendan que en la política vale más las decisiones firmes, frías y razonadas que las razones apasionadas y llenas de temor.

Comprendo a Antonio Caballero que dice que habrá que votar por Santos por miedo, y valoro que subraye la necesidad que tiene el país de tener una oposición. Queridos amigos y amigas, al PDA le quedaría muy difícil ser oposición a Santos si votara por él.

Yo también tengo el temor de que vuelva Uribe, pero no por ese temor podemos sobrevalorar a Santos, Santos es igual de guerrerista que Uribe, sólo que Santos es más demagogo. Es más peligroso un demagogo que un matón declarado. Además no olviden que la paz de Colombia no se reduce sólo a pactar con las FARC, no olviden que Santos ha prolongado la violencia paramilitar y las mafias en las ciudades que heredó de su antiguo jefe. Entonces que cada individuo en la izquierda vote por Santos si así lo quiere para que no resurja el siniestro Uribe, pero no perdamos de vista que Santos es más o menos lo mismo.

¿Qué vamos hacer queridos colegas? No peleemos entre nosotros. Nuestro futuro está en la unidad. Dejémosle las peleas a los de la derecha. En la izquierda los insultos a los que no quieren dar su voto por Santos, e insultar a los que claman que voten por Santos, son diatribas que no tienen sentido.

Nadie puede decir que algún grupo representa a la “izquierda verdadera”. La izquierda es una ideología compuesta por múltiples luchas y teorías, algunos proyectos de izquierda han fracasado otros han triunfado.

En esta polémica yo creo que cada uno ha hecho bien lo suyo, el PDA, la UP y los otros movimientos. No podemos dejar que la derecha siga imponiendo el libreto. La izquierda es la diversidad con los principios claros.

Con Santos o con Zuluaga seguimos igual de jodidos, que más jodidos con el de Uribe, quizá sí, quizá no. ¿O es que en los cuatro años de Santos hemos vivido en paz?, igual nos han perseguido, igual nos han asesinado, igual las mafias siguen carcomiéndose a Colombia.

Desde la distancia les pido, respetémonos. Cada uno en este polémico momento ha tomado la decisión. Pero no por la derecha pongamos nosotros a pelear. Si lo que tenemos que hacer es prepararnos para luchar contra cualquier oligarquía sea cual sea, porque nuestra lucha cada día se intensifica más.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-ash2/t1.0-9/31774_102838173096686_2341246_n.jpg[/author_image] [author_info]Frank David Bedoya Muñoz (Medellín, 1978) es historiador de la Universidad Nacional de Colombia, fundador de la Escuela Zaratustra, autor de los libros «1815: Bolívar le escribe a Suramérica», «Tras los espíritus libres» y «Andanzas y Escrituras». Actualmente reside en Venezuela donde viajó a comprender en profundidad la Revolución Bolivariana. Leer sus columnas [/author_info] [/author]

 

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.