Bogotá, la ciudad del miedo

Opinion

“Bogotá es una ciudad del terror, la administración desconoce la inseguridad y no responde las preguntas de los ciudadanos que piden a gritos que los protejan de los criminales”


Desde que Claudia López asumió como alcalde mayor de Bogotá, la ciudad ha experimentado la inseguridad y el terror, la alcaldesa no ha tenido una política de seguridad para la capital de Colombia dejando el corredor despejado a los delincuentes para que aterroricen a los ciudadanos.

La ciudad ha tenido que vivir con el miedo todo el tiempo. La alcaldía puede decir que los homicidios se han reducido, los hurtos disminuidos y la violencia aplacada, pero la realidad es otra, cada bogotano se siente inseguro, cuando sale de su casa no sabe si lo van a robar o a matar.

Lo curioso es que la alcaldesa prometió en campaña que sería la jefe de policía y que iba a combatir la corrupción y la inseguridad, lo que Bogotá ha visto es que la alcaldesa abandonó a la policía, la atacó por réditos políticos y la abandonó.

En ningún momento Claudia López trabajó con la policía para garantizar la seguridad en Bogotá, al inicio de su gobierno su primer acto fue irse lanza en ristre contra el gobierno nacional dejando de lado esa cooperación necesaria entre los gobiernos nacional y distrital por la seguridad de la capital de Colombia.

Los ciudadanos de Bogotá no los gobierna un alcalde sino la delincuencia, Bogotá se encuentra en manos de quienes generan terror para garantizar el dominio de los territorios por los negocios ilegales. Los ciudadanos ven los delitos, pero no ven la seguridad.

Los últimos hechos de delincuencia en la ciudad de Bogotá son la aparición de cuerpos desmembrados en bolsas negras por diferentes localidades, una barbaridad. La ciudad está aterrorizada, no comprenden cómo la ciudad se convirtió en la sucursal de las masacres de los grupos organizados ilegales.

Lo más inaudito de todo esto es que los ciudadanos sienten la inseguridad, pero la administración distrital lo niego, es más, el presidente Gustavo Petro y la alcaldesa Claudia López realizaron un “consejo de seguridad” donde la conclusión es que Bogotá tiene las mejores cifras de seguridad desde hace varios años. Por Dios, en qué ciudad viven el presidente y la alcaldesa.

La administración nos dice una cosa, nos plantea una ciudad paradisíaca y moderna, pero los ciudadanos sienten y ven una ciudad insegura y tomada por los criminales, así que, los ciudadanos de la capital de Colombia no tienen alcalde que los proteja.

La seguridad de la ciudad está a cargo de la administración distrital, pero el Concejo de Bogotá tiene la obligación y el deber de hacer seguimiento juicioso a las políticas implementadas por la alcaldía, así que, si falla el ejecutivo el legislativo tiene que darle a conocer a los ciudadanos esa falla y llamar a control político para que respondan por el mal desempeño.

En este sentido, el Concejo de Bogotá citó al Secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, a un debate de control político el día de ayer, precisamente para que explicara el por qué de la inseguridad en la ciudad y el trabajo – si es que lo han hecho – del gobierno distrital para evitar fenómenos de violencia. El secretario NO asistió.

La no concurrencia del secretario al debate de control político demuestra la verdadera intención del gobierno distrital respecto de la seguridad en la ciudad, a la alcaldía para nada le interesa la seguridad de los bogotanos que trabajan y estudian y le parece un tema menor la ola de delincuencia que impera.

Ojalá la administración en vez de esconderse y no dar la cara respondiera las preguntas que los ciudadanos que vivimos en Bogotá tenemos frente a la ola de inseguridad, es deber de la alcaldesa Claudia López y del secretario Fernández de Soto darnos respuesta.

Los bogotanos queremos saber:

  • ¿Cuáles son las bandas criminales en Bogotá?
  • ¿Por qué están apareciendo cuerpos desmembrados en toda la ciudad?
  • ¿Cuáles con las políticas para combatir a las estructuras criminales?
  • ¿Cuáles han sido las acciones conjuntas entre la administración distrital, Policía, Ejército y Fiscalía por la seguridad en Bogotá?
  • ¿Para la administración distrital es prioridad la seguridad ciudadana?

Es el Secretario de Seguridad quien tiene que responder estas preguntas con objetividad y sobre todo respetando a los bogotanos. Si Fernández de Soto no es capaz de asumir la seguridad en Bogotá debe renunciar de lo contrario el Concejo de Bogotá tiene el deber de censurarlo de su cargo.

¡Bogotá es una ciudad del terror, la administración desconoce la inseguridad y no responde las preguntas de los ciudadanos que piden a gritos que los protejan de los criminales!


Otras columnas del autor en este enlace: https://alponiente.com/author/forero-orjuela/

About the author

Aldumar Forero Orjuela

Nací en Bogotá de una familia de origen campesino. Soy técnico en gestión administrativa y estudiante de ciencias económicas de la Universidad de La Salle, de igual manera cuento con un diplomado en cultura democrática de la Escuela Superior de Administración Pública. Soy un ciudadano que le interesa los temas nacionales, esto es, temas políticos, sociales y económicos, pero también interesado en la coyuntura política internacional.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.