Opinión Política Recomendados Selección del editor

Avanzamos juntas más ligero

“Algo que repito siempre: avanzamos juntas y hay luz para todas”


Dora Cecilia Saldarriaga Grisales es concejala por el Movimiento Estamos Listas en el Concejo Municipal de Medellín. Estudió derechos en la Universidad de Antioquia, es Especialista en Estudios Urbanos de EAFIT y Magíster en Derechos Humanos y Democratización de la Universidad Externado.

Su numerosa familia campesina, del corregimiento de Santa Elena, le enseñó la importancia de la participación, esto la ha llevado a defender la participación ciudadana y el querer aportar en el movimiento del que hace parte. Dora ha trabajado en el sector público y privado, sin embargo, para ella el trabajo más maravilloso es el de la docencia a jóvenes universitarios.

  1. Desde su experiencia personal y profesional, ¿cuál cree que es el problema principal que debemos afrontar las mujeres en Medellín?

El machismo, que se ve reflejado en todos los ámbitos: en lo público, en lo privado, en la redistribución de la economía, del poder, en la falta de garantías en los trámites contra la violencia de género. Este es la causa principal de la que nos tendríamos que ocupar a deconstruir para poder avanzar.

  1. ¿En dónde cree que se encuentran los vacíos más grandes en la dinámicas políticas y sociales de la ciudad que como mujeres nos dejan vulnerables, y en ciertos casos olvidadas y solas?

La subrepresentación de las mujeres en los espacios de poder. Hace faltan mujeres feministas, yo haría la aclaración y le pondría ese título, porque el hecho de ser mujer no significa que esté interesada en los derechos humanos de estas.

Entonces,  al haber subrepresentación, otras personas toman las decisiones por nosotras. Si muchas mujeres estuviéramos en estos espacios de poder estaríamos poniendo en lo público todas estas agendas cotidianas que afectan, particularmente, al 52% de la población, entonces creo que este tema es importante.

  1. El movimiento Estamos Listas se creó con la intención de defender una ciudad sostenible, equitativa, segura y en busca de la protección de las mujeres. Sin embargo, para usted, ¿cuáles son las situaciones puntuales que evidenciaron la necesidad de crear un movimiento como este en Medellín?

Después del plebiscito en el que Medellín voto masivamente no, cinco mujeres piensan la necesidad de estar en espacios de poder donde se ponga en el centro la vida y se elimine el discurso de guerra.

El 16 de noviembre de 2017, nos convocan a 40 mujeres y nos proponen crear un movimiento político de mujeres y desde ahí poder tener una mirada más amplia de nosotras.

  1. ¿Quiénes pueden hacer parte de Estamos Listas y cómo?

Cualquier mujer del territorio colombiano, porque ya abrimos expansión nacional. En nuestras redes pueden buscar el link, inscribirse, dar el aporte que damos cada año nosotras y entrarían al maravilloso mundo de Estamos Listas con esa intención de tener un Estado feminista. 

  1. En este momento, marzo 2021,¿en qué está trabajando Estamos Listas y cuál es su mayor reto?

Tenemos dos frentes muy grandes: el primero, estamos trabajando y metiéndosela toda a la Convención Nacional Feminista, la cual se hará el 5 de abril, pueden participar todas las mujeres que quieran, no tienen que estar inscritas al movimiento. El objetivo de esta es poder aclamar dos candidaturas presidenciales, la de Francia Márquez y la de Ángela María Robledo, para que ellas desde los espacios en los que se encuentren tengan un manifiesto que vamos a construir y que firmaríamos todas las mujeres, se llevará a cabo en Honda, Tolima, también, con la idea de descentralizar el poder. Esto será un hito histórico que va a recoger a muchas mujeres del país para poder aclamar esta agenda para estas dos mujeres que se están postulando.

La otra es la lista al senado, la cual nos permitiría una representación de los departamentos subrepresentados, que son más o menos el 42%, que no han tenido senadores o senadoras, pero que también hagan parte de esta 20% de mujeres afro, indígenas, campesinas y 20% de mujeres sexualmente diversas, hombres trans e intersexuales.

En lo local seguimos con nuestro trabajo al interior del Concejo.

  1. ¿Qué cambios ha podido ver y realizar desde que está en el Concejo Municipal de Medellín?

Yo creo que ha habido muchos cambios, incluso desde la estética, porque nosotras llegamos con una estética feminista (la pañoleta está por todo el recinto bien colorida), Asimismo, el lenguaje, nombrar y poner la voz de que llegó una mujer feminista como concejala.

Igualmente, toda la agenda que hemos hecho con debates políticos con los temas del acoso sexual, de las desaparecidas, de la violencia intrafamiliar. También,  metimos más de 32 indicadores en el plan de desarrollo con perspectiva de género.

Actualmente, estamos tramitando un proyecto para reducir las desigualdades en el sector de infraestructura entre hombres y mujeres, hemos hecho varios pactos de la no violencia y tenemos varias comisiones accidentales haciéndole seguimiento a las políticas públicas que tienen que ver con mujeres.

Debo resaltar, también, las cuatro estrategias: Buscarlas hasta encontrarlas, esta para buscar las niñas y adolescentes desaparecidas. Otra que tiene que ver con Ni una menos, hacer presencia donde se dan los feminicidios en la ciudad; Tanto camello sin pago, que es la estrategia sobre la economía del cuidado y la última, que vamos a iniciar este año, Menos carreta más presupuesto, que es con el tema de ruralidad.

  1. De las propuestas presentadas hasta hoy, ¿cuáles han tenido el mayor avance?

Yo creo que la visibilización de la violencia contra las mujeres como un tema de agenda pública, ese ha sido nuestra mayor ganancia. El poder identificar todo el tema de desigualdades que hay en Medellín contra las mujeres va teniendo una repercusión en los discursos oficiales y también en la instalación de políticas públicas.

Nosotras, también, a varios de los proyectos que presentaron otros compañeros del Concejo les hemos incluido la perspectiva de género, ahí vamos avanzado desde todos los frentes.

  1. Desde su experiencia como abogada y concejala, ¿qué formas conoce sobre la organización de social y política de las mujeres en la ciudad?

Hay una organización muy grande en Medellín que creo que ha trasegado y ha exigido unos derechos de los cuales nosotras gozamos, que aglutina varias organizaciones feministas, otras mixtas.

En la ciudad hay una gran corriente, también, académica que he podido conocer desde mi experiencia. Varias apuestas desde las universidades que son muy valiosas para el avance de los derechos humanos de las mujeres. 

  1. Como integrante de Estamos Listas y en su trabajo diario con mujeres, ¿qué tipo de lazos, redes apoyo ha creado usted con ellas?

Estamos Listas en sí misma es una red, nosotras funcionamos por círculos de confianza, y somos muy diversas, entonces, esta es una gran red a la que pertenezco.

Otro ejemplo, es la preparación del 8M, allí hay muchas mujeres, muchas jóvenes y muchas colectivas que se unen con un propósito, yo creo que aquí el movimiento feminista tiene muy buena fuerza y va a avanzar más.

  1. Desde una posición como observadora, ¿cuáles de estos lazos y redes de apoyo, que se crean entre mujeres, se pueden manifestar y experimentar con más fuerza en Medellín?

Con la estrategia de Buscarlas hasta encontrarlas he visto que esta es una gran red con la que hemos logrado que, a partir de uno de los casos no solo se contacte a la familia y se haga seguimiento a la ruta de atención, sino también todas publicamos en las redes y eso genera un asunto interesante de red en la que se posicionan los casos, algunos que podrían ser trata de niñas al ver la publicidad se cohíben de hacer otras actividades.

Las concertaciones que se hacen para el 8M y otras actividades también son muy interesantes en la ciudad.

  1. ¿En qué espacios de la ciudad ve usted que se evidencian las acciones de estas redes de manera más destacada?

Existen muchos espacios, un ejemplo es lo que han hecho las mujeres jóvenes en las universidades denunciando el acoso sexual, a mí me parece una apuesta muy interesante.

También, las denuncias sobre abusos que se hacen en el transporte público, digamos que ahí el tema mediático es importante, sin embargo, Medellín no deja de ser machista, clasista y racista lo que hace que estas expresiones también sean atacadas e invisibilizadas.

  1. ¿Cómo la han impactado las mujeres con las que trabaja, a las que ayuda, por las que lucha?

Ha sido muy maravilloso desmitificar que las mujeres no podemos trabajar juntas.

La conductora mía en el Concejo es una mujer, la primera conductora, todo mi equipo de trabajo somos mujeres, esto es sentir la sororidad en cuerpo y piel. Esto no significa que sea pacífico, porque todas son muy brillantes, entonces las discusiones son de alto nivel, pero nunca me he sentido sola y eso en una mujer política es muy importante, siempre siento que mi manada está atrás apoyándome, así la embarre.

Algo que repito siempre es que avanzamos juntas y hay luz para todas, cada una puede brillar desde su espacio, no hay necesidad de competir , que es lo que nos ha enseñado el patriarcado, avanzar juntas les abre más posibilidades a otras mujeres.

El apoyo y aprendizaje constante de mujeres que fueron entrando a su vida, así como su primera manada: sus hermanas, ayudaron a que Dora sea hoy la mujer feminista, defensora de los derechos humanos y del territorio campesino, que lucha cada día para aportarle a la ciudad y lograr cambios en esta. La concejala tiene claro que las mujeres en Medellín avanzamos juntas más ligero.