Argucia Paisa

Es triste admitirlo, pero el hacha para talar y el arma para cazar siguen siendo los tristes símbolos paisas. Siguen derramando químicos al río Medellín sin control, modifican las licencias del túnel de oriente, los cerros de la ciudad siguen siendo deforestados para darle paso a engendros como Space; la minería en el Bajo Cauca sigue originando contaminación y violencia, por no hablar de los temas de Urabá. Pero el de hoy es el típico caso de Argucia Paisa; Hidroituango, que sigue su camino pese a los comprobados efectos negativos, tanto ambientales como sostenibles que se han demostrado. Junto con la Hidroeléctrica han venido como moscas a la sopa los grupos armados, el narcotráfico, el abandono estatal, y lo peor, el desplazamiento y el desarraigo. ¿Se podrá catalogar esto como Antioquia, la más educada? Por supuesto que NO, así sus líderes políticos e industriales protesten porque su regionalismo se ve afectado, y por ende, el ego pierde puntos.

 

En la columna  Lágrimas por Hidroituango (30/08/12) se hizo la siguiente reflexión: Y aquí es donde vendría esta reflexión; si tienen en el papel y en sus sitios web todos estos propósitos que suenan muy santos y muy benefactores para el mundo, ¿porqué se ha manejado pésimamente el asunto de Hidroituango? Para la muestra, un botón; en Portafolio apareció la denuncia de la Directora de la Corporación Ríos Vivos, Isabel Zuleta. Pero como no faltan quienes contrastan con las posiciones sensatas como de Isabel, en días pasados apareció un editorial de El Colombiano (en su uribismo), defendiendo con un regionalismo parroquiano y hasta grosero la construcción de la obra (empezando por el título – Ruido Negativo contra EPM), donde se pide a la dirigencia antioqueña que se haga oír. Don Juan Gómez Martínez; ¿no cree que ese tipo de editoriales son los que hacen daño a la credibilidad de los medios de comunicación y aumentan los niveles de intolerancia en el país? Hay que reflexionar en esta materia, Caballero”. Si algún día de la nueva legislatura que viene, hubiese algún debate sobre este tema, el Centro Democrático (adalid del expresidente Álvaro Uribe, y no muy cercanos al Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible) debería declararse impedido por una razón elemental y de ética: una de sus senadoras electas se llama Ana Mercedes Gómez, hermana de Don Juán y exdirectiva del matutino antioqueño.

 

Todo esto parte la definición de la Licencia del Proyecto. Para esto habría que ver la definición de este término, como la que se avizora en la página web de Hidroituango: “Es la autorización que otorga la autoridad ambiental competente para la ejecución de un proyecto, obra o actividad, la cual sujeta al beneficiario de ésta, al cumplimiento de los requisitos, términos, condiciones y obligaciones que la misma establezca en relación con la prevención, mitigación, corrección, compensación y manejo de los efectos ambientales del proyecto, obra o actividad autorizada”. Suena muy bonito, pero parece que no se está llevando al hecho, ¿en qué parte del trecho se habrá quedado atorado? Ojalá Minambiente, Corantioquia y demás autoridades ambientales se pusiesen a trabajar en el tema, de lo contrario, el efecto antiambiental y antisostenible en la región tomaría unas dimensiones apocalípticas, o como dirían en el Ubérrimo, de hecatombe. Esta locomotora de la infraestructura está resultando preocupante.

 

¿Causa del malestar? Las denuncias de los últimos días que han hecho del Movimiento Ríos Vivos sobre agresiones de dirigentes y autoridades, porque se han opuesto al manejo ambiental dado al megaproyecto. Aquí si se demuestra que Antioquia ha sido muy maleducada. Incluso, el ente agredido sacó un comunicado expresando su justa preocupación, de donde vale la pena resaltar los siguientes párrafos (exigencias):

  • “Al Ministerio del Interior y la Unidad Nacional de Protección se tomen las medias correspondientes de carácter urgente que proteja la vida de las y los opositores a Hidroituango, empezando por cumplir los compromisos adquiridos con el Movimiento como el Plan de Prevención y Protección”.
  •  “A la Policía Nacional que después de enfrentamientos o cualquier acción armada controlen la zona y eviten a toda costa el tránsito de niños y adultos por el lugar”.

De las autoridades es mejor esperar poco, y más en época electoral, donde los dineros de grandes empresas con posibles proyectos en el país, vendrían de perlas.

 

¿Cuál es la respuesta de Empresas Públicas de Medellín  (EPM), responsable de Hidroituango? Nada alentadora. En El Colombiano (diario donde la familia Gómez Martinez tiene poder e influencia), el gerente de EPM, Juán Esteban Calle (entrevista del 17 de febrero del presente año) prácticamente dijo que se iba a acelerar el desarrollo del proyecto, que nada ni nadie los detendría. A continuación algunas palabras del ejecutivo: «Sustancialmente, por el compromiso de los alcaldes de los 12 municipios del área de influencia, por los procesos de presupuesto participativo y las obras alcanzadas con el Plan Integral (alianza entre EPM, Gobernación y municipios con inversiones adicionales por 100 millones de dólares)». Si fuese verdad, no deberían aparecer ningún problema,   las ong´s y movimientos ambientales como Ríos Vivos, deberían desarrollar su trabajo sin saboteos politiqueros ni alcaldadas. Desafortunadamente, ocurre todo lo contrario.

 

PD1: Pachito Santos predijo que supuestamente se perderían 500 mil votos, Uribe reclama 250 mil, José Obdulio se conformaría con 125 mil; todo esto producto de que son malos perdedores.

 

PD2: ¿Seguirá en firme la prohibición de explotar petróleo en San Andrés? Causa de la derrota ante Nicaragua.

 

 [author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-atl.xx.fbcdn.net/hphotos-frc3/t1/1780782_1404465043144690_1197510993_n.jpg[/author_image] [author_info]Pedro José Rivera Giraldo Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (El País, España), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente y Bajo la Manga. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo. Twitter: @petroides. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

 

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.