Opinión Recomendados Selección del editor

Al mundo le falta un tornillo

A proposito de 83 años sin gardel…

Parece ser un bucle musical que se repite en el pentagrama de la vida, aquello que expresaba Carlos Gardel en su disco hace ya algunas décadas. Como si en las decisiones que los seres humanos tomamos se vislumbre el hecho de que no nacimos con un pecado original sino con una patología crónica que nos ha conducido a lo largo de los siglos a un sin fin de situaciones complejas.

Visto así, podríamos considerar que los acontecimientos de nuestra existencia no se explican mediante figuras o seres extraordinarios, sino al hecho de que en la construcción de la teleología de la humanidad hemos pasado por  errores, tropiezos y retrocesos que nos han hecho pensar que al mundo le falta un tornillo.

Esta ausencia ha sido el cauce de un río lleno de atrocidades, sangre y millones de sueños destruidos a lo largo de la historia. La búsqueda por el poder podría entenderse en este sentido, pero a la vez no, pues también el poder ha sido fuente y apremio de las libertades de los seres humanos y el reconocimiento de pueblos que durante incontables generaciones fueron subyugados. Esto es así porque el poder, como concepto, entraña una expresión infinita de posibilidades que no distingue necesariamente de principios morales ni postulados éticos.

Gardel, por su parte, luego de un suspiro usa la expresión “Que venga un mecánico… Pa ver si lo puede arreglar” expresión valida pero que por efectos prácticos no podremos seguir esperando, que depende de nosotros usar las herramientas propicias. No se trata esto de cargar a espaldas los rigores que azotan al mundo, pero si dejar de ser quien azote. Ser humano es soltar el látigo, curar las heridas, evitar sufrimiento. La vida se nos es dada, pero nuestra labor es hacerla digna de vivir.

Algunos lo han intentado, la historia de la humanidad está repleta de ellos, y por eso es menester que la voluntad de esos hombres y mujeres se reaviven nuestro esfuerzo. Desde los presocráticos hasta los jóvenes del mayo del 68 y de The Beatles hasta todos esos poetas y cristos locos que se han dado para que la humanidad tenga una historia más bella que contarse. Y quizá de eso se trata, de pequeñas personas con pequeños actos buscando apretar ese tornillo que nos falta. Quizá lo único que le falta a este mundo, eres Tú.

Nota: La segunda casa del tango es Medellìn y del 18 al 24 de junio (fecha del fallecimiento de Gardel) será el Festival Internacional de Tango. Para que no se lo pierdan.