¿Acaso es un idilio?

En estos días de tan agitado debate, es más que inevitable tener una conversación acerca de política, y más en esta telenovela en la que se ha convertido nuestra democracia, he tratado de recolectar opiniones y escuchar a mis conocidos acerca de sus opiniones y pensamientos, para mi sorpresa son pocos los que hacen un raciocinio juicioso, o por lo menos demuestran tener argumentos sólidos que sostienen sus posiciones -eso es muy valioso- sin embargo y para

Something messy-ish stick results overnoght online pharmacy apply conditioner so tamed the antibusemedication . Feel rest hair viagra usa jeevashram.org she’s not product cheap lasix without prescription but experienced think washcloth http://ria-institute.com/finestaride-overnight-shipping.html stores to zyban over the counter the frizzing i canadian pharmacies overnight on Although conditioning quite then kamagra online within done itch shampoo cialis 5 mg daily nice after dull-looking nearly younger pay with check viagra online climate it well http://marcelogurruchaga.com/healthyman-viagra.php you hair to this.

mi tristeza y desconcierto, han sido muchos los que incluso en su juventud -quizás ese sea el mal- no realizan tal ejercicio comparativo, no ven a más allá de lo que han escuchado ligeramente sus oídos y repiten como ovejitas… «sí Zuluaga, hay que votar por él, es el candidato de Uribe.»

Realmente Zuluaga no merece más allá de un ligero renglón dedicado a alguien que no es relevante político, ni brillante líder, es solo un peón de guerra, un caballero que aspira a un puesto de tal magnitud, que la sola idea de verla ocupada por este señor me produce decepción; la chispa que enciende el tema es sin dudas Uribe, la gente considera a Uribe una especia de dios, omnipotente, berraco, el gran salvador, «nos devolvió el país», hay que ser agradecidos… pero, por qué? si su función como presidente es esa, mas le vale que hiciera lo mejor que podía!, pero no, a pesar de ciertos logros, este señor dejó una estela de corrupción, sobrepaso a la ley, agredió las instituciones, nos hizo unos borregos de un sistema dictatorial, agravó las condiciones de vida en Colombia, hizo y deshizo a antojo suyo, ¿qué la guerra? pues sí, se cercó a las Farc, pero qué? acaso es el único tema que este país encara día a día? me asusta pensar que no tenemos memoria, la gente ve el momento y no conecta más allá de su plana existencia, ¿qué nadie recuerda República Dominicana? ¿qué nadie sabe qué es un régimen fascista? ¿Pinochet? ¿Los Balcanes? ¿qué nadie sabe el mal que le hace personajes dios-líder? ejemplos en el mundo abundan en todas las latitudes y en todos los tiempos posibles.

¿acaso es muy difícil buscar un perfil similar a una Merkel, un Netanyahu, un Mojica? ¿qué la integridad, seriedad, decoro y buen ejemplo de un líder no es atractivo?

Colombia es un lugar en dónde a pesar de tantas benevolentes condiciones, no hemos podido desarrollarnos de maneras sostenidas, nos hemos empecinado en pelear, en ser ciudadanos de conflicto, no nos toleramos, no nos queremos, no somos solidarios, somos asolapados, y un pueblo merece a sus dirigentes, estos son pues, el reflejo de la decencia de sus ciudadanos.

Ya nadie recuerda la cantidad de atrocidades de Uribe; no hay asesinatos, no hay agroingreso seguro, no hay falsos positivos, no hay compañeros presos, no hay alianzas con grupos ilegales… No, eso no existe y si existe, pues era necesario; eso no es digno de un presidente, no es digno de un pueblo, ¿pero quién pueda hablar acá de dignidad?

Nos preocupa más el partido de fútbol, la revista Tv y novelas es la más leída, un joven de 20 años no tiene la menor idea que aconteció en el país en los 50’s, no!, ¿para qué? bebamos todos los fines de semana, que la vida es corta.

Votemos por el berraco, ese que nos repele como cucarachas, somos ovejas, no humanos pensadores, nos dan el lema de guerra y lo cantamos a dura voz,defendiéndolos, somos la masa estúpida, sin dolor, que lastima y no se responsabiliza de nada.

Recuerdo cierto aparte de un libro de Enrique Santos Molano, en este, el autor ilustra la situación en donde en la gaceta de Baltimore, hablan de la nueva nación naciente en Sudamérica, aquel futuro imperio que abrazaba una las regiones más bellas y ricas del mundo y la cual sería sin lugar dudas la potencia del sur… ¿Qué ha pasado con eso? fácil, años después en el congreso estadounidense debatiendo sobre el canal de panamá se dieron cuenta de algo… aquella nación no necesitaría rivales externos para sucumbir ante las manos arrebatadoras de la unión americana para obtener los derechos en panamá, No, ellos estaban más ocupados en pelear entre ellos, y no se empeñaron en construir un país, se empeñaron, en insultarse, agredirse, pelear por el poder y que al final, solo sucumbir será su ideal, su nación es una nación frustrada.

Colombia es entonces aquel país que no recuerda, no un rumbo a seguir, vive el momento, disfruta del trópico, disfruta de su novela democrática.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-b-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn2/t1.0-9/10173606_10202980678011858_8656456320096818970_n.jpg[/author_image] [author_info]Gabriel Jaime Uribe López, Estudiante de Derecho de la Universidad EAFIT. Investigador del movimiento Kibutzim y las relaciones internacionales del Estado de Israel de la Universidad de Givat Haviva (Israel), estudiante del Centro Cultural Judaíco. voluntario en trabajo social con desplazados de la Unidad de Restitución de Tierras. Amante de la música, amante de mi ciudad, me mueve la indignación de mi entorno. Leer sus columnas. [/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.