Opinión Selección del editor

A propósito del reconocimiento del Concejo de Medellín a Al Poniente

Hoy el Concejo de Medellín nos otorgó un reconocimiento por nuestra labor periodística y de opinión; quisiera entonces compartirles las palabras que pronuncié en el Concejo de Medellín en ocasión de esta celebración, no sin antes hacer énfasis que son palabras que vienen desde el agradecimiento a todos aquellos que nos han regalado sus ideas y su cariño para que este proyecto aún permanezca. Espero día a día, cada una de las personas que ha llegado a Al Poniente sienta el agradecimiento que hay de mí hacia ellos.

En estos seis años ininterrumpidos de Al Poniente son incontables las almas, las ideas, las columnas, los foros, las críticas, las emociones y los debates que han pasado por nuestras páginas; ideas que nos han construido desde el primer momento, permitiéndonos conocer todo tipo de dimensiones del pensamiento humano, y aunque aún no encontramos una verdad, hemos aprendido que en el diálogo y en el libre debate (ese que se da con respeto) está la respuesta a los problemas que plantea esta patria que todos compartimos.

Hoy, con este reconocimiento seguimos sumando fuerzas a esta escuela, que ha logrado, por virtud y por fortuna (y por el cariño de todos los que nos han rodeado) publicar miles de columnas a una gran cantidad de lectores (que aunque los podemos contar, aún nos parece increíble que sean los que son). Pero más allá de las cifras, que se usan para impresionar, quisiéramos (aunque no sea posible) agradecer a todas esas personas que en estos seis años nos han ayudado a seguirnos llenando de fuerza para ir sumando palabras que nos construyen, palabras e ideas que invitan al diálogo.

Este proyecto, surgió hace 6 años bajo la bandera “A Pensar de Todo”, la cual sigue siendo nuestro norte y nuestro pilar; esta frase que con su esencia describe todo en lo que creemos y hemos intentado construir, la sencillez de respetarnos y la dificultad de asumir que el otro pueda tener la razón; construir una escuela que nos haga conscientes de la falibilidad de todas las posturas, pero que nunca nos ha quitado el anhelo de la verdad y del debate.

Hoy queremos seguir construyendo caminos, tejiendo lazos de razón que nos inviten a pensarnos el valor de la vida y de las ideas para la construcción de un mejor futuro. Que venga la esperanza y que vengan las ideas, porque donde hay diálogo no existen fantasmas. Gracias, a los miles de lectores diarios, a nuestros columnistas y a nuestros amigos que nos han invitado a seguir creyendo y a devolvernos la inocencia por el respeto al pensamiento con la que decidimos emprender este proyecto. Y créannos, que si no hemos podido hacer más, sino hemos podido sumar más ideas y aportar más al debate y a las preguntas por el desarrollo, es porque de verás no hemos podido. Porque cada día, cada idea y cada paso que damos, lo hacemos con la esperanza de aportar algo, aunque muchas veces seamos conscientes de la inutilidad de todas las cosas. 

Seguiremos trabajando, construyendo escuela para encontrar las palabras precisas que hoy necesita esto que llamamos Colombia.

Atentamente,
Santiago Jiménez Londoño
Director y fundador Al Poniente

 

 

Esto fue escrito por

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

1 Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario