Opinión Recomendados Selección del editor

92 años después

92 años después del fatídico suceso de  la Masacre de las Bananeras, que se dio a lugar en Ciénaga, municipio del Departamento del  Magdalena entre el 5 y 6 de noviembre del año 1928, la sociedad Colombiana se encuentra nuevamente atravesando uno de los momentos más sangrientos y difíciles de su historia.

La Masacre de las Bananeras fue un masivo asesinato que se da por orden del Gobierno de Miguel Abadía Méndez, donde la Fuerza Pública masacró a sangre fría más de 1000 trabajadores que se encontraban en protesta luchando por sus Derechos Humanos que estaban siendo pisoteados por la multinacional norteamericana United Fruit Company. Luego de las respectivas investigaciones realizadas por distintos sectores políticos opositores al gobierno de Abadía Méndez y también gracias al apoyo de organismos internacionales, se llegó a la conclusión de que los manifestantes en ningún momento representaron un peligro para los militares, siendo estos quienes accionaron en contra del grueso de personas pertenecientes a la protesta, por ende, fue declarado crimen de Estado. Cabe aclarar que este hecho marca el final de la hegemonía conservadora.

Hoy, mientras transcurre el año 2021, cuando el pueblo se encuentra en medio de un Paro Nacional que iniciaba el 28 de abril acompañado de múltiples manifestaciones, el Estado colombiano se encarga de atentar en contra de la ciudadanía. Al igual que el año 1928, la Fuerza pública (esta vez por orden del gobierno de Iván Duque) está masacrando a personas que hacen parte de las movilizaciones, dichas movilizaciones se han visto impregnadas por el abuso de la Policía Nacional y la violencia que estos mismos imparten hacia los manifestantes. Las principales ciudades de Colombia se encuentran en alerta roja, al transcurrir de las horas crece la incertidumbre y el grito de auxilio se intensifica, las cifras son preocupantes, se reportan más de 20 personas asesinadas a mano de la Fuerza Pública y más de 800 heridos, lamentablemente al pasar de las horas los casos de abuso policial irá en aumento. Queda más que demostrado, que a la administración de Iván Duque que no le importa en lo mínimo la vida de los colombianos, disfruta del sufrimiento y del dolor de un pueblo.

Estos Dos acontecimientos que se enmarcan en esta columna han sido causados por orden explícita de la misma clase política que nos ha gobernado desde siempre, solamente son distintas épocas, pero es misma forma de gobernar, donde prevalecen los intereses individuales de unos pocos y se ignora por completo los intereses de la ciudadanía.

Sin temor a equivocarme, puedo afirmar que esto marcó el fin de la oligarquía colombiana, el pueblo se va a encargar de ratificarlo en las elecciones del año 2022.

Para cerrar, cito una frase del icónico abogado, pedagogo, ​ humorista, activista, actor, locutor, periodista y mediador de paz que fue silenciado por la complicidad del Estado Colombiano, Jaime Hernando Garzón Forero.

“¿Es posible que la solución de la crisis nacional venga de los que la han provocado? ¿Es posible?”

 

Esto fue escrito por

Nicolás José Llanos Cabas

Estudiante en formación. Activista Juvenil. Miembro del Colectivo Sentipensate en Ciénaga, Magdalena."

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.