2015, el año del gran cambio.

     

Después de varios meses de ausencia involuntaria de Venezuela, regreso muy temporalmente al otro lado del Arauca para cumplir obligaciones pendientes antes que se derrumbe el gobierno revolucionario del Foro de Sao Pablo en mi amado país.

Muchos me preguntan cual es mi impresión después de haber pasado varias semanas en Caracas. La verdad es que estoy muy optimista por varias razones que en su conjunto conforman un escenario con muchas posibilidades de éxito en su primera etapa que no debe ser otra que lograr el objetivo de salir de los forajidos locales y de sus aliados caribeños.  A continuación y en forma simplificada, mencionaré las razones que hacen insostenible a Maduro y su combo:

1- Arrechera (inmenso malestar manifiesto) generalizada de toda la ciudadanía por las carencia básicas (comida y medicinas principalmente, inseguridad ) 2- desconcierto psicológico del pseudo chavismo por la reconciliación Cuba USA; 3 – no hay colchón de abastecimiento de la cesta básica que siempre el gobierno se ha cuidado de mantener; 4 – la caída de los precios del petróleo y sus gravísimas repercusiones; 5 – una juventud madura renovada, mejor preparada y consciente de su tremenda responsabilidad histórica; 6 – una pseudo mal llamada oposición colaboracionista MUD que es despreciada por muchos profundiza el malestar 7 – la salida de grupos de cubanos es una realidad 8 – las arcas vacías y la negativa China de nuevos préstamos  9 – la opinión internacional adversa que ya no solo habla de esta farsa de gobierno sino de la inminente necesidad de un cambio; y la razón número 10 la dejo para el final.

Quiero narrar dos de varias vivencias personales. En primer lugar me acerqué para preguntar que opinaba la gente en una cola ante un automercado nuevo y recién abastecido muy cerca de mi casa; era una cola de miles de personas de todos los niveles socio económicos donde todos y digo todos, estaban furiosos contra el mal gobierno y no disimulaban su malestar manifestando «bandidos corruptos tienen que irse» «fuera chulos cubanos» y despotricaban contra el gobierno con los más variados insultos. La segunda experiencia personal fue en un consultorio médico homeopático donde esperaba mi turno junto a más de 20 personas (casi todas mujeres-madres) quienes con gran malestar hablaban de los abusos, carencias, etc. de este gobierno de bandidos ( uso sus palabras); una de ellas me preguntó que piensa ud? Y yo respondí «veo todo muy bien».  Me miraron como si fuera un loco o boliburgués, y a continuación la misma persona me pregunto y «¿por qué?» a lo cual respondí que por primera vez veía a un país UNIDO en su tremenda arrechera contra los corruptos, sinvergüenzas comunistas, causantes de todo esto y estoy totalmente seguro de que esa arrechera los botará a patadas junto con sus mentores cubanos. El unánime entusiasta aplauso no se hizo esperar.

La razón número 10- de mi optimismo es que entre los corruptos del alto mando militar no se habla de como salvar esta situación sino de que «esta fiesta se acabó» y veamos como evitamos que el edificio se nos caiga encima. Muchos han sacado a sus familias y lógicamente sus  malditos $€£ etc. y empiezan a poner en práctica los planes para ponerse a salvo. Otros que no pertenecen al Alto Mando y pacientemente han visto y vivido los desmanes y corruptelas, se preparan para actuar en el momento del gran Sunami a fin de tomar el control del barco de la nación para después de la profiláctica limpieza, encauzar al país por la vía dolorosa de la recuperación.

Soy realista y siendo realista-optimista afirmo que el 2015 es el año del Gran CAMBIO para Venezuela.

Antonio Nicolas Briceño Braun

 

Desde ambos lados del Arauca.

About the author

Editor

Editor general de Al Poniente. El contenido de esta columna es de propiedad de su autor, y no necesariamente refleja las opiniones del equipo editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.